"De la falsa modestia" De los evangelios de Antonio Balboa
























Sé que hay un sistema en el blogger para que los artículos se puedan publicar a una hora determinada, pero no me interesan las formas ni tengo grandes pretensiones con este blog, salvo aprender con los amigos y compartir ideas. Tampoco me preocupa demasiado que no se lean mis artículos, es cuestión de recopilar ideas propias y ajenas, imágenes, música, videos, y de todo ésto, crear algo que me pueda hacer vivir del cuento (como le digo a mi mujer) o del relato, o de algo más creativo que aguantar problemas de personas, que la mayoría de las veces no quieren soluciones.

Por tanto, como el tema del "tonto con estudios" ha tenido bastante éxito en cuanto a comentarios, os dejo otro capítulo de los para mí, evangelios de mi amigo Antonio. Como se decía en la Universidad, vale más copiar que repetir curso. Hace unos años compre un libro de Actas y lo titulé Proyecto de Fundación Antonio Balboa. Recuerdo que le mandé una carta o un email con toda mi ilusión a Don Antonio Hernández Mancha, para ésto y para proponer a mi amigo para el Premio Pelayo de jurista de reconocido prestigio. Un pasante osado. Yo se que ese señor es gran seguidor de Antonio, pero nunca tuve respuesta. Ahora diez años después, y desde este blog aspiro a que por lo menos se lean los "evangelios", mis amigos.


De la falsa modestia:



Yo no soporto a las personas orgullosas, pero tampoco me convencen las que alardean de una falsa humildad.

Creo que la frase más hipócrita que se ha pronunciado en toda la Historia fue aquella de “sólo sé que no sé nada”. Parece una frase muy humilde pero yo estimo que está llena de orgullo y hay que tener en cuenta que la frase completa de Sócrates fue ”Soy el hombre más sabio del mundo porque sólo sé que no sé nada”. Siempre se repite la frase cortada, pero la primera parte que se omite es tremendamente reveladora y no se pueden calificar como palabras de un hombre humilde. Sin duda, Sócrates era una persona extraordinaria, pero en cuanto a humildades es todo lo contrario de lo que nos presentan sus historiadores. Su descuido en el vestir y su aparente campechanía no sirven para calificarlo de humilde, porque otros detalles de su vida lo descubren como persona orgullosa que se camuflaba perfectamente con las habilidades de su inteligencia. Su técnica dialéctica de no dar ideas propias, sino de provocar que los interlocutores dieran las suyas, revela la clase de pájaro que era y sus dos procesos, el que le promovió su mujer Xantipa y el que generó su pena de muerte, nos descubren también cómo le tomaba el pelo a la gente a base de darles aparentemente la razón. Se sentía fuerte y poderoso en el manejo de la dialéctica pero en su último proceso no pudo engañar al Jurado porque era muy amplio y de él formaban parte alguno de sus discípulos que lo conocían perfectamente. Su orgullo y el abuso de sus facultades terminó por perderlo.

En la vida me encuentro, con frecuencia, con personas que alardean de humildades y que considero peligrosísimas, porque el que se confie será víctima de sus ardides. El sistema consiste en hacerse pasar por tontos o ignorantes. Te dicen frases como: “Haz el favor de repetirme las cosas porque yo soy muy torpe”. Sólo el que se considera fuerte es capaz de presumir de débil y el que se tiene por inteligente se califica de tonto. Cuando alguien se presenta falsamente como humilde hay que ponerse inmediatamente en guardia y no fiarse ya, de lo que diga y de lo que haga.

En los conventos y en bastantes ministros del Señor se encuentran también falsas humildes que son difíciles de descubrir pero que, de tarde en tarde, vislumbran ráfagas de orgullo impropias de ese estado. El hecho de creerse Santo o perfecto ya es un acto de orgullo terrible.

Hay que partir de la base de que la humildad no es un sentimiento natural; el sentimiento natural es la vanidad y el orgullo. Como dice Pascal, nosotros, no nos contentamos con la vida que tenemos en nosotros; queremos vivir en los demás una vida imaginaria y nos esforzamos en ostentar apariencias. Si se posee alguna pequeña cualidad nos apresuramos a darla a conocer a fin de decorar con virtudes ese ser imaginario. Todo el mundo quiere tener admiradores. Todo el mundo persigue la gloria y la gustaría ser conocido incluso por las futuras generaciones y muchas personas están dispuestas a perder la vida con gusto mientras se hable de ello.

Yo creo que la humildad surge de la introspección, del conocimiento de sí mismo. Quien es honrado y conoce sus defectos se hace humilde para no engañar a los demás.

10 comentarios:

josemaría dijo...

Que razón tienes con lo de "los humildes" yo conozco a muy poca gente humilde de verdad. Pero quizás no es un objetivo ser humilde, se es o no se es. Me entretengo mucho con tu blog. En la película "La Misión" a la que haces referencia en varias citas ¿quienes crees que son los humildes? , quizás los indios, que se fian de un señor que les toca la flauta o quizás los Hispano-Portugueses políticos en nombre de la Iglesia, o quizás el gran personaje creado por Robert de Niro que da su vida, a la causa de los jesuitas, al final, después de haber matado a su hermano o el personaje de Jeremy Irons, fiel a sus ideas hasta el final, sin violencia. Al final todo el mundo, bueno no todo el mundo, mucha gente es en ocasiones humilde y la mayoría de las veces, orgullosa y traicionera, bueno sólo quería saludarte y me he enrollado, es que sacas unos temas para hablar y hablar. Que grande la posía de tu abuela y el violinista Noruega. un abrazo. Hoy todos con el Manchester...

josemaría dijo...

Se me olvidaba, hoy a estado en Alcalá de Henares el Rey concediendo el premio Cervantes a Juan Gelman poeta Mexicano. Su majestad me envia recuerdos para ti y dice que también entrará en tu blog.En Zarzuela están todos muy ilusionados con tu blog.

JL Martínez Hens dijo...

En la Misión "To er mundo es gueno" (como aquella película del inolvidable Manolo Summers), menos el Papa, al que los jesuitas le tienen hecho un voto especial de obediencia. Hace unos años leí un libro, una biografía sobre el padre Arrupe y me encantó, voy a ver si la encuentro y te la mando, aunque te va a romper tus esquemas de la santidad de Juan Pablo II, así que tú decides.

Que duros son los jesuitas, y que buenos papeles los de Jeremy Irons y Robert de Niro.

En cuanto a los indios he conocido en Brasil a descendientes de indios con muchas mezclas, pero te aseguro que la gente allí es mucho más dulce, humilde y encantadora, a pesar de lo que venden de sexo y violencia. Buena gente de verdad. Tú allí fliparías.

Cuando vuelvas a ver al Borbón, dile que tengo comprado el dominio de juancarlosI.com aunque también el de iiirepublica.info (para mantenerme informado), pero que de momento tiro "palante" con el blog.

Lo de Hugo Chávez le ha dado muchos "votos" de confianza, al igual que lo de quitar al tomate, y ya está bien de aguantar al cursi y carca ese de Peñafiel.

Me alegré mucho de que no recibiera a Lopera (yo creo que el ditero fingió una enfermedad por algún motivo top secret), pero me gustaría que tomara cartas (hay una zarzuela que se llama el sobre verde) en ese asunto.

Lopera engaña a los pobres, roba ilusiones, hemos perdido el manque pierda y de ser un equipo querido hemos pasado a no serlo. Por la memoria de su madre, Su Majestad, haga algo por el Betis, y a cambio defenderemos a su hijo y a su hija política lo que haga falta. Es una cuestión de honor y la primera Copa del Rey la ganamos los béticos, por lo que un simple sobre verde con el escudo puede ser suficiente para que muchos béticos vuelvan a recuperar a su equipo. Por un Betis libre y limpio, sencillo y simpático, como Doña María de las Mercedes.

VERDE (Viva el Rey de España)

José Luis Martínez Hens.- K.C. Barrister

barrera dijo...

buenos artículos escribe este amigo tuyo, los humildes, ¿quién es humilde?, poca gente lo es realmente, hay muchos ámbitos en los que puedes ser humilde, estudios, sabiduría, creencias, me parece un payaso aquel que va de hombre perfecto, así como aún no he conocido a nadie totalmente humilde, todos tenemos algo de humildad, pero nadie la tiene al completo, te escribo esto entre episodios de la Guerra Civil que estoy estudiando ahora para el Viernes

Por cierto, creo que el blog quedaría cojo sin un artículo por pequeño que sea en referencia a el día del libro y la causa de la colocación de este día del libro en 23 de Abril, desconocido para muchos, pero es un día triste para la literatura, el 23 de Abril de 1616 murieron Shakespeare y Cervantes

jfc dijo...

Esta bien el texto de Balboa, pero prefiero los de tu propia cosecha. Inspirate y dale caña.
Un abrazo

Alfaraz dijo...

Humildad y soberbia son implícitas al ser humano. El caso está en que ambas se mezclen adecuadamente.
Algo asi como Barrera mezcla en sus clases guerra civil, diseño gráfico y Blog.

JL, muy bonito el grabado de Caballero. No me digas que es uno de los tuyos y que lo conseguiste en Durán.

.

JL Martínez Hens dijo...

Je, je, je. En Fernando Durán. Es chulo ¿eh? Me lo consiguió un amigo mío pintor, y había un pesado pujando, que no creo que fueras tú. Ahora lo tengo arriba a la izquierda y encima con su paspartu verde, je, je, je... Todavía tengo alguna joyita más. Ya nos veremos por Alcalá que este José María que anda por aquí, también vive por allí y hay que ver ese museo al mejor pintor de la generación del 27, incluido Dalí.

Alfaraz dijo...

No era yo, no era yo. No compro obra gráfica. Si puedo algún dibujo sí.
Ya iras enseñandonos por aquí tu colección.

JM.

JL Martínez Hens dijo...

Dibujo, con lo caros que están... Hay una colección de toreros de José Caballero con textos de Bergamín que es un sueño al que economicamente todavía no puedo llegar. Pero, esa obra fue la que me hizo enamorarme de este genio.

Morgenrot dijo...

¡ Qué difícil alcanzar el equilibrio !.

Lo leído es una suma de sapiencia para pensar largo y tendido y al final, uno no deja de ser quien es. Pero quiero tender a mejorar, y mi lema es " hacer el bien " , no por la felicidad que ésto me provoque, sino porque es mi obligación.
Reconozco que soy algo kantiana.

Se me viene a la cabeza algo de mi niñez:

Como tengo carácter fuerte, mi abuelo me llamaba " la leona de Castilla", pero después seguía:
" pero de toro manso me libre Dios, que del bravo, me libro yo ".

Estupenda entrada, Ah! sobre el vivir el cuento, es mejor vivir de lo que a uno le guste.

Saludos J.L

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com