O tempora o mores... que vence el IVA



Hoy vence el IVA y a estas horas todavía no lo tengo preparado. Me parece mucho más importante el Blog, mi ego, mis amigos... Al fin y al cabo Hacienda somos todos. Como se complica la profesión, el honor, los horarios, la contabilidad, la protección de datos, la psicología, la salud de los operadores jurídicos, la de uno mismo, mi amiga Salud que hace años que no la veo y que espero que algún día entre en este block de notas.

Que quereis que os diga de los abogados que no lo haya dicho ya Quevedo. Los clásicos también echaban pestes de ellos, como nuestros clásicos actuales (mi amigo Andrés López) que nos hunden con sus conocimientos. Decía el jueves pasado Verdú que Dios perdona, la ignorancia no, y yo mantengo que puede que sea cierto, pero la ignorancia tiene cura, el problema es que no tenemos tiempo con el IVA y tanta estúpidez burocrática. Nos han convertido en oficinistas.

In Institutis cómparo vos brutis
In Digestis nihil potestis
In Codice scitis módice;
In Novellis caeciores estis catellis;
Et tamen creámini Doctores!
Ó tempora, o mores...

En las Institutas os comparo a los brutos (Instituciones, 1º elementos Dcho Romano)
En el Digesto no valeis nada (Digesto,compilación stcias y opiniones jurisconsultos)
Del Código sabeis muy poco
En las Novelas sois más ciegos que los perritos recién nacidos (las de Justiniano)
Y sin embargo se os hace Doctores!
Oh tiempos, oh costumbres...



Que costumbre más difícil ésto de los honorarios. Y lo del IVA ya es que me parece tan vomitivo, gastos, ingresos, ésta sí de gasolina porque la admite el TSJ de Valencia, el gimnasio no porque es personal, los zapatos tampoco porque un abogado no tiene por qúé llevar zapatos, puede ir descalzo como Remedios Amaya en Eurovisión. Hacienda somos todos...así que echarme una mano aunque sea al cuello. Siempre vivo emociones distintas el último día del IVA. ¿Saldrá a pagar, a devolver, se olvidará la factura aquella famosa, se puede meter en el mes siguiente si no la encuentro esta mañana? El Derecho y la Economía en un pequeño despacho.

Y qué se hace con los clientes que no pagan. Esos ¿se contabilizan?.

Os dejo un cuento de las mil y una noches que sacaron los compañeros de Abogados jóvenes en su revista A definitivas:

Amit, era un alto funcionario de la Corte del Rey Akbar. Hacía mucho tiempo, por razones que no son al caso, estaba obsesionado con el deseo incontrolable de chupar el atractivo cuello de la reina. Por supuesto, nunca había podido hacerlo.

Un día reveló su deseo a Birbal, principal consejero y Abogado de la Corona, y le pidió que hiciese algo para ayudarlo.

Birbal, después de mucho pensar, aceptó ayudarlo, con la condición de que Amit le pagara mil monedas de oro. Amit aceptó el acuerdo.

Al día siguiente Birbal preparó un líquido que causaba picazón y lo derramó en el cuello de la reina mientras ésta tomaba un baño.

Pronto el escozor comenzó y fue aumentando en intensidad, dejando al rey preocupado y a la reina muy molesta.

Se hicieron consultas a los médicos, y ante la falta de respuesta de éstos, Birbal dijo que a su entender sólo una saliva especial, aplicada por cuatro horas, curaría el mal. Birbal, también dijo que esa saliva tan especial podría ser encontrada en la boca de Amit.

El Rey Akbar se puso muy feliz y llamó a Amit, quien durante las cuatro horas siguientes se cansó de chupar a voluntad el delicioso y real cuello de la reina. Lamió, mordió, apretó y acarició en fin, hizo todo lo que siempre había deseado gracias a la idea e intervención del listo abogado de la corona.

Con su deseo ya plenamente realizado y su líbido satisfecha, Amit se negó a pagarle a Birbal lo que habían convenido; y cuando éste le reclamó sus honorarios, no contento con su negativa a pagarle, además se burló de él y se rió en su cara. Sabía que, naturalmente, Birbal nunca podría contar el hecho al rey.

Pero Amit había subestimado al Abogado de la Corona, hombre con muchos recursos como todos los de su profesión.

Al día siguiente Birbal colocó el mismo líquido en los calzoncillos del rey.


De todas formas para ser Bisbal hay también que valer. Desde luego éste si que tenía que ir a Eurovisión en vez del "cruzaito" que está mejor para aquel Barrio Sésamo, del que por lo visto ha fallecido uno de sus miembros. Que descanse en paz.

Los que quedamos al IVA y venía.

8 comentarios:

danigol dijo...

el cuento lo había leido en algún lado, jejeje está bien, el que yo leí ponía al final: Moraleja, no te fíes nunca de un abogado

El tema del Iva supongo que será bastante jodido, yo me quedo contento puesto que soy estudiante, y menor de edad por poco tiempo ya, jejeje además luego estudiaré empresariales y te echaré una mano... al bolsillo, jajaja


Que te sea leve

JL Martínez Hens dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JL Martínez Hens dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JL Martínez Hens dijo...

Sí, la moraleja la quité, pero más que no te fies de un abogado es no quemes nunca a un abogado.

Lo de echarma una mano al bolsillo, lo veo complicado ya que como buen vitalista tengo todos los bolsillos de los pantalones agujereados.

Al final lo del IVA se arregló y hemos cumplido con el diezmo a la Corona. Ahora tengo un amigo cura que me ha pedido que le busque 12.000 Euros para unas campanas nuevas y yo le he dicho que eso ya no se lleva, que eso es de los tiempos de cuando había moros en la Costa, que ahora hay aparatitos mucho más baratos.

De todas formas si alguien no sabe lo que hacer con el dinero, tiene aquí una posibilidad de negocio a largo plazo. Una parcelita en el cielo, rústica con luz y agua.

danigol dijo...

creo que no tengo tal cantidad de dinero, y si la tuviese no la gastaría en campanas, soy de la creencia de que si la iglesia en su conjunto vendiese el 50% de sus bienes patrimoniales, el hambre en muchos países desaparecería

Por lo que creo que me sentiría más agusto dando el dinero a una organización honesta.

Le has dado a "publicar comentario" tres veces, no seas impaciente jejeje

Saludos

JL Martínez Hens dijo...

Yo creo que en los tiempos que estamos tiene que haber algún tipo de mecanismo más barato, para llamar a los fieles a oración pero bueno este cura es muy buena persona y tiene mucha ilusión en mejorar la Iglesia.

Tampoco sería mala idea, a voces como hacen en los países árabes. Todo es acostumbrarse, o si no que las compren de segunda mano de alguna Iglesia que se haya quedado vacía.

kerulante dijo...

Con 12000 euros se pueden mandar un montón de mensajes de movil y es mucho más discreto que vocear, hombre ¡Estos andaluces que jondas tienen las raices!

JL Martínez Hens dijo...

¿Por quien doblan las campanas?

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com