España de mis amores




Dice una persona sabia de Madrid amiga de mi padre, que quien escribe se proscribe, y no cabe duda que lo que queda impreso en un papel, condiciona de alguna manera tu posición ante ese asunto para el futuro. Si a lo anterior se le añade, que existen problemas como el que voy a tratar en este artículo, que han de ser tratados con suma delicadeza, lo más prudente a mi temprana edad sería declinar en mi intención. Pero hoy necesito formarme una opinión clara del mal de amores que sufre mi querido país, y yo con él.

No nos quieren en el País Vasco. Y ello, a pesar que somos mayoría los españoles que admiramos sus tradiciones, su gastronomía, su idiosincracia, la educación de sus gentes, su carácter bonachón y duro a la vez, su cultura deportiva. Pero para que seguir engañándonos, la mayoría de ellos no se sienten españoles y ante un sentimiento de rechazo como éste ¿qué podemos hacer?.

Desde mi privilegiada posición de ciudadano de a pie, que vive en un lugar tan apacible y soleado como Andalucía y que no está acosado por su opinión, ni amenazado por su condición de español, más allá de la fuerza mayor de un atentado, creo que los vascos poco tienen ya que hacer en el futuro de la España de mis amores. Sé que hay muchas personas que no tienen mi suerte y que sufren a diario la aberración de vivir en una democracia y no ser libres, y a lo mejor se sienten tan españoles como el que más, pero son ellos y no nosotros, los que deben de encontrar su sitio y lugar para poder reflexionar, por lo que, desde mi tranquilidad y si en algo les pudiera servir mi apreciación, la ofrezco con todo mi cariño y hacia ellos y su dolor va especialmente dirigido este escrito.

Mi opinión será para muchos adjetivada como una postura de resignación o cansancio, o con algo parecido a una rendición a los fines de ETA. Pero olvidemos por un día a los políticos, a los estadistas y a todos aquellos que tan en serio se toman todo en la vida, y apliquemos la lógica de las cosas sencillas. ¿Qué se puede hacer ante un sentimiento de desamor o rechazo de la persona amada?.

Esta es la situación actual de la España de mis amores, y los que dirigen mi país, parece que han optado por opciones rígidas, bajo el amparo de la ley, sin querer darse cuenta que la ley no es más que una forma de llegar a una cierta justicia. No podemos olvidarnos, ya que tan fácil parece el esgrimir argumentos radicales, que hace menos de 60 años había personajes en Europa que con base en la legalidad que ellos habían instaurado, intentaron sacrificar a toda una raza, la judía, y que como consecuencia de ello, hoy en día se están matando con completa impunidad a cientos de palestinos inocentes.

La historia pasa factura.Y la historia es otro de los argumentos preferidos por los intelectuales, políticos y otros personajillos que desde los dos extremos hacen consideraciones sobre el principal problema del país que más se identifica con mi manera de ser y de estar. Me pregunto, si estos pensadores, y en muchos casos formadores de opinión, no habrán leído, aunque sea por encima, la opinión que sobre este tema tenía el libre pensador más influyente del siglo XX.

Así, el tantas veces citado, Don José Ortega y Gasset, nos legó a principios del pasado siglo, un ensayo titulado como la España Invertebrada. En este libro, ya se advertía que ante el rechazo de todo lo español por los particularistas o nacionalistas, sólo cabía como solución práctica, aspiraciones de unidad, una España sin vértebras, sin divisiones inútiles, que pudiera afrontar con base en ese cuerpo único, nuevos retos de futuro dirigidos hacia el exterior, con el consiguiente anquilosamiento y atraso para aquellas regiones que no se quisieran unir al proyecto.

Es evidente, que no fue precisamente éste el libro de cabecera del que sería el dueño de una España grande y libre durante muchos años. Pero ahora que tanto se lee sobre la República y tanto gustan las biografías sobre Azaña, yo me pregunto si no podríamos rumiar algunos de los pasajes más sencillos del libro referido. Yo lo hice muy de pasada, y pude aprender que la raíz de los nacionalismos, no fue sino una reacción ante un sentimiento de vergüenza de unas regiones que veían impotentes como España perdía las últimas colonias americanas.

Pero tuvo que ser en un ejemplo comparativo a pie de página donde entendí la parte más significativa del problema. Me quedé completamente aturdido, y mi reacción no fue otra que la de sentir un cierto nerviosismo, como que había reaccionado mi cuerpo ante lo que pasaba por mi cabeza.

Se preguntaba Ortega indirectamente pero dentro del contexto del ensayo, que cual es la reacción, qué sentimiento tiene un hombre o una mujer ante la caricia del cónyuge al que ya no ama. Un escalofrío corrió por mi cuerpo. Nada más sencillo pero nada más cruel a la misma vez.

No seré yo quien detalle esa experiencia que sufrí hace muchos años. Sólo quiero exponer que hace unos días y cuando leí esta tremenda reflexión, se me encendió por primera vez un clic, y no sé si llamarlo un clic nacionalista o españolista, pero algo de mí me dice que a partir de esa lectura y como quiera que ya me he proscrito, mi entendimiento del problema ha cambiado en una dirección única.

Menos reflexiones, menos discursos, menos política de intenciones. Una nación tan diferente y vario pinta como España, no puede estar a merced de los que hoy son las vértebras rotas del país. Somos los paralíticos de una Europa vieja pero ágil. Y el que no se sienta español que se vaya, que no entre en el proyecto de una España nueva y abierta a Europa y al mundo. Y no esperemos a tener que llegar a un torpe alzamiento de bienes de última hora.

Son tiempos de prevenir y no curar, y de utilizar servicios y consumir productos de la España de mis amores. Hay que moverse. Acción y razón. Y no es tan difícil. Empecemos por algo pequeño. Para ello, acudiré a la oficina del Banco en el que tengo mis ahorros y cambiaré la cuenta a un Banco españolista. De esta manera voy a hacer mi pequeña liquidación de gananciales.

Si tu pareja te decora, los atributos no deben ser proclamados a los cuatro vientos, y debemos buscar nuevas puertas, con más amplitud. Tenemos tanta gente guapa en esta España de mis amores, y son tanto los extranjeros enamorados de nosotros. Nuestra pareja se lo pierde, porque yo y mis gentes somos buena gente, y llevamos muchos años aguantando con serenidad y paciencia, los excesos de unos bárbaros que quieren imponernos sus teorías con un idioma tan rústico y violento que ni entendemos, ni necesitamos entender. Somos del siglo XXI, tenemos una lengua universal y actuamos pacificamente.

Sólo cabe apelar a la inteligencia y a la buena educación, a esa que quizás haya faltado en el párrafo anterior. Pero me perdono y me excuso ipso facto. Deben disculparme. Tengan en cuenta que estoy todavía ante la indignación propia del que se siente engañado y que acaba de descubrirlo.

No obstante, si le pediré a los señores políticos, que si optan por separarse algún día, que lo hagan por las buenas, con educación, usando la Mediación familiar. Los que son civilizados pueden arreglar sus problemas sin tener que acudir ni a la Constitución, ni al Rey, ni a Dios...ni tan siquiera a un juez. Usamos el diálogo y la razón como armas y para ello, existen nuevas instituciones, fórmulas de resolución extrajudicial de conflictos entre partes, que tratan de llegar a una solución negociada, que no venga impuesta por un tercero, pero dejemonos de cuentos, la negociación es la liquidación de gananciales de una vez y que España pueda crecer sin deberle nada a nadie.

Para los abogados, estos arreglos, esta justicia de paz, presenta dificultades, sobre todo a la hora de monetarizar su trabajo y justificarse ante el cliente, pero ya se van usando y resultan más provechosas que acudir a un pleito. Pero hay tantos que viven del pleito.

El tema catalán es de la mísma índole, pero aun peor porque allí es sólo interés económico y una burguesía mucho más crematística. Con la cantidad de andaluces que se han dejado allí la piel trabajando.

Estamos en tiempos de crisis económica, y decía creo que Alfonso X “el sabio”, que en estas circunstancias mejor no hacer cambios, pero yo creo que cuando deja de haber amor, hay que coger las maletas e irse o quedarse en la casa, en la vivienda conyugal por el bien de los hijos.

Paso a paso, los vascos y catalanes consiguen cada día más de la teta de España, y nosotros estamos asustados, cuando España debería de ser Europa, los Estados Unidos de Europa y empezar a tener un sentimiento común con un ciudadano belga, italiano, alemán, e incluso francés. Y si el Pais Vasco y Cataluña son dos naciones o países de Europa, que más da. Lo importante es que no se lleven lo nuestro, y recuperar parte del ajuar de forma lenta pero astuta, evitando más guerras internas, y centrándonos en crear nuevos sectores económicos a la vez que el turismo.

Para finalizar acudiré a una frase de otro gran amigo, que tiene como definición del cateto a todo aquel que no sea de Sevilla. Mi amigo es muy buena gente pero ha viajado poco, aunque yo que lo conozco, sé que como buen andaluz socarrón, lo dice en broma y no es tan bruto como para creérselo.

Señores yo ya estoy harto del discurso eterno de las víctimas y de lo políticamente correcto. Esto no es rendición es poner un poco de orden en la casa, y mirar hacia el progreso, como el lema de la bandera brasileña. Y si somos cornudos, que por lo menos no nos apaleen.

13 comentarios:

CubanInLondon dijo...

Hola, JL, gracias por la visita tuya a mi blog. Este tema al que te refieres es triste pero se veia venir. Quiero abordarlo en mi propia columna 'Living in a Bilingual World' (Viviendo en un Mundo Bilingue) en la cual trato temas que me afectan muy de cerca ya que tengo dos crios a los cuales estoy educando en el idioma castellano a pesar de que vivamos en GB.

Mi consuelo con las situaciones vascas, gallegas y catalanas es que ellos seguiran siendo tan hispanos como el resto del pais. Para nosotros, los latinos, un natural de Barcelona seguira siendo espan-ol, no importa que idoma hable, igual con el euskeda parlante. Esto de la autonomia quezas sea una respuesta demorada al franquismo que trato tenazmente de borrar las distintas identidades en tu patria.

Gracias por tan inteligente columna. Abordas varias tematicas con mucho cuidado y tacto.

Saludos desde Londres.

Anónimo dijo...

Hola!.

Bueno, a mi el tema "política" me tira para atrás. Tengo una visión muy peculiar al respecto, para mí no hay ni buenos ni malos, solo los hay "menos malos".

El caso al que voy, que yo voy a darle otro tinte. El tema de "las provincias Vascongadas" (como decía mi profesor de Historia de Bachillerato). Esto se nos escapa de las manos. Es un tema muy afilado, en el que todos nos hemos perdido ya en él... El "odio" nos lleva a ver cosas, pensar y sentir, que quizás no correspondan con la realidad.

Cuando oigo hablar de "los vascos"... me duele que suene con intención despectiva. Tengo un amigo vasco, y sí, son (o es) muy peculiar, pero no es un etarra.

Envidio algo de él, el amor por su tierra, lo orgulloso que se siente, el como la defiende a muerte, justo esa filosofía...

Norte y Sur, Sur y Norte... tan diferentes, tan poco en común... ni si quiera el modo de entender la vida. Pero son personas. Éste amigo, me da mucha caña, sabe donde darme para hacerme "enfadar", las cosas que me molesta que me diga... pero luego se que lo hace por buscarme. Sin embargo, hay cosas que se dicen de "los vascos" que no están dichas con el mismo sentido e intención.

En fin, que me ido muy por las ramas. Mis disculpas.

Te he dicho alguna vez lo orgullosísima que me siento de ser andaluza?... :).

Saludos... betica forever.

Blas de Lezo dijo...

Desde mi pequeño navío de pabellón español, como almirante y defensor de tu misma razón, vasco soy y si no estuviere muerto en mi Cartagena del Caribe por defender esta bandera, os juro que me presentaría junto con Churruca, Ercilla, Juan de Garay, Urdaneta, el loco de Lope de Aguirre, Legazpi, Elcano, Apodaca, los liberales que plantaron a los padres de tanto retrógrado vestido de "progre nazionalista" en la defensa del sitio de mi Bilbao, me plantaría con Juan de Urbieta mientras arroja a los pies de Felipe II a Francisco I de Francia. Me plantaria con la razón de la vida en común que realmente existe, pero soterrada por el miedo a parecer facha, a ser un retrógrado.
Porque en Vascongadas, Pais Vasco, Euskadi, Euzkadi, Euskal herria y todos los nombres que vayan inventando a ver cual acaba "cuajando" y por fin tienen pais, te digo que en ese lugar somos mas los que no ponemos mas fronteras que las de la mala educación, que los que la ponen al sur del Ebro. Solo que no hay coraje en la política que luego se transmita a la propia ciudadanía.

Un abrazo, Blas

josemaría dijo...

Brevemente te quiero hablar de porque me siento orgulloso de ser Español, es muy simple, como esa caricia del alguien que no te ama, pero que te amó.
Yo siempre amaré España mientras tenga pulso.
Amaré toda España, todos sus pueblos y todas sus costumbres, incluso las que no entiendo.
Pero sobre todo me siento orgulloso de escritores, pintores, poetas, que han sabido con su sensibilidad radiografiar el sentir del pueblo español independientemente de sus ideas políticas. Mi España es la España de Picasso, Cervantes, Bécquer, El cid, Velázquez Goya, Colón, Pizarro, El Pali, Curro romero, Manolete, Quevedo, Góngora, Don Quijote y Sancho, los molinos, Josep Pla, Dalí, Juan Ramón, Lorca, Lola flores, Manolo Escobar, Carlos Cano, Alberti, son tantas y tantas las razones por las que me siento orgulloso de mi país que no acabaría nunca. Sus costas, sus ferias, sus calles, el sol, su comida, sus mujeres en fin, plantearse el ser Español es como plantearse si quieres a tu madre. En cierto modo mucha gente se refiere a su patria como “madre” y con mucha razón, y el que no ama a su madre, no es buena gente. Un fuerte abrazo.
Viva España, la de todos, la del arte.

Guillermo dijo...

Como dicen LOS MOJINOS ESCOCÍOS:

" pero nojoo jootroo nohotroo tenemooh LO COCHINOOHHH...!!! ( tenemoh lo jamoneh, lah aseitunaah y er vinoooh) "


Pues eso... Nosotros somos Ibéricos ahí !

Si es que los batasunos son como los cachorros de perros que secuestró el Cerdito Napoleón en Rebelión en la Granja... los programaron ya de pequeños y no hay quien los desprograme...
Que gran libro ejemplo pa estas situaciones el del Orwell.

LEÑE !!! en los comments estos no se pué meter fotos ni videos ni na, vas a tener que abrir un blog tripartito como decías o algo asi jejee

Viva el pensamiento Ibérico !!!
Vivan los Veiga y los Andrade !!!
Vivan las Portuguesas con bigote !!!

Saludos desde Córdoba, ciudad mágica y cuadratura del círculo de la seriedad y del cachondeo, de las culturas y de los extremos...
Me hallo aquí haciendo un Curso y Cordobeando !!

Recuerdos de los flamenquines, de los cogollos fritos con ajito, del rabo de toro ( no "Cola de toro" como le dicen los Sevillitas) y del Rio Wad El Kebir!

Terzio dijo...

Que se vayan ellos!

Allí, hasta los peperos lncuban el virus nacionalista.

¿Solución? No hay...todavía. Pero es necesario resistirles

¿Hasta cuando? Tendrá que sobrevenir un cataclismo que desencadene un desengaño traumático y terapéutico.

A los vascos se les han cagado en los ojos, como las golondrinas a Tobías. Y no ven. Hasta que no les pongan la hiel del pez, no verán luz.

'

ERÓTIKA dijo...

GRACIAS PRO VUESTRA VISITA, ERES MUY BIENVENIDO

BESOS ER{OTIKOS PARA TI , ME ALEGRO TE HAYA GUSTADO LA MUSICA
ES EL "MERCADO DE TESTACCIO" DE INTI ILLI MANI UN GRUPO CHILENO

TIENE OTRO TEMA CANTADO ESO ESI QUE SE LLAMA MEDIANOCHE O TAMBIEN APARECE COMO 12 COPAS SEGURO TE ENKANTARA COMO ROMANTICO Q INTUYO ERES,

Alfaraz dijo...

JL.
Muy patriotico si señor, enorabuena.

El caso es que no me resistía a que entre Terzio y yo flanquearamos a Erótika.
¡Qué foto!

.

Sara dijo...

Gracias por tu visita a mi blog! vengo al tuyo y me encuentro con algo tan...interesante y muy bien contado si señor!
Yo soy española por los cuatro costados, ante todo y sobre todo, con sus virtudes y sus defectos, pero claro! soy consciente de sus defectos y algunos tienen un tufillo!!!pero digo yo! los tendremos que corregir...
un saludo

JL Martínez Hens dijo...

No tengo palabras para los comentarios tan cariñosos e inteligentes de mis "clientes". Estoy cada día más contento con este apasionante mundo de los blogs, y creo que me voy a apuntar a unos cursos de la Universidad de Santander que van a tratar sobre ésto desde muchos puntos de vista, incluido el psiquiátrico de Castilla del Pino, que tratará sobre la intimidad, asunto que él conoce de pacientes esquizofrénicos.

Sólo echo de menos un comentario de una tal Letizia, que entró el otro día en mi entrada sobre lobas y princesas y ha desaparecido como Anita la polaca, forera de Betisweb a la que voy a invitar a mi blog proximamente.

La princesa está triste...
¿qué tendrá la princesa?

Los suspiros se escapan
de su boca de fresa,
que ha perdido la risa,
que ha perdido el color.

La princesa está pálida
en su silla de oro,
está mudo el teclado
de su clave sonoro
y en un vaso, olvidada,
se desmaya una flor.

El jardín puebla
el triunfo de los pavos reales.

Parlanchina, la dueña,
dice cosas banales
y vestido de rojo
piruetea el bufón.

La princesa no ríe,
la princesa no siente;
la princesa persigue
por el cielo de Oriente
la libélula vaga
de una vaga ilusión.

¿Piensa acaso en el príncipe de Golconda o de China,
o en el que ha detenido
su carroza argentina
para ver de sus ojos
la dulzura de luz,
o en el rey de las islas
de las rosas fragantes,
o en el que es soberano
de los claros diamantes,
o en el dueño orgulloso
de las perlas de Ormuz?

¡Ay!, la pobre princesa
de la boca de rosa
quiere ser golondrina,
quiere ser mariposa,
tener alas ligeras,
bajo el cielo volar;
ir al sol
por la escala luminosa
de un rayo,
saludar a los lirios
con los versos de mayo
o perderse en el viento
sobre el trueno del mar.

Ya no quiere el palacio
ni la rueca de plata,
ni el halcón encantado,
ni el bufón escarlata,
ni los cisnes unánimes
en el lago de azur.

Y están tristes las flores
por la flor de la corte;
los jazmines de Oriente,
los nelumbos del Norte,
de Occidente las dalias
y las rosas del Sur.

¡Pobrecita princesa
de los ojos azules!

¡Está presa en sus oros,
está presa en sus tules,
en la jaula de mármol
del palacio real;
el palacio soberbio
que vigilan los guardas,
que custodian cien negros
con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme
y un dragón colosal!

¡Oh, quién fuera hipsipila
que dejó la crisálida!
(La princesa está triste,
la princesa está pálida)

¡Oh, visión adorada de oro,
rosa y marfil!

¡Quién volara a la tierra
donde un príncipe existe
-la princesa está pálida,
la princesa está triste-
más brillante que el alba,
más hermoso que Abril!

-¡Calla, calla, princesa
-dice el hada madrina-,
en caballo con alas
hacia acá se encamina,
en el cinto la espada
y en la mano el azor,
el feliz caballero
que te adora sin verte,
y que llega de lejos,
vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios
con su beso de amor!

Rubén Darío, maestro del protocolo.

Letizia dijo...

Después de leer tan bonito poema me voy a desmayar directamente. ¡Ésa soy yo!¡La Princesa!

De política mejor no opino, al menos en serio, porque me pueden encarcelar o enviar directamente al exilio.

Besos de Princesa

joserolo dijo...

Creo que en una Europa, cada vez mas encaminada a convertirse en unos USE, United States of Europe, no cabe el poner barreras como algunos pretenden.

Eso si, con respecto al sentimiento antiespañol en Euskadi y tambien en Catalunya, he de decir que la educacion tiene mucho que ver en ello, y la propaganda partidista y extremista desarrollada desde el fin de la dictadura en determinados territorios, por una minoria independentista, tiene mucho que ver en ese sentimiento. Una pena, por cierto, pero algo contra lo que se puede luchar, y es con una educacion que fomente lo que nos une, y que no fomente la division.

JL Martínez Hens dijo...

Joserolo, no creo que a estas alturas del divorcio sea una cuestión de educación. Ya tenemos una generación o dos que van a pensar en la independencia y hay muchas víctimas, como el joven de Málaga de ayer, para que empecemos a educar a los pequeños con padres que quieren la separación.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com