Silencio se rueda: Pemán, Falla y Granada




Tomo cafe, y mis intestinos responden al instante, por lo que los días que no puedo desayunar en casa, paso los sudores mismos de la muerte, y sólo el azar, y un adecuado entrenamiento deportivo, hacen que la tragedia no se desarrolle.

El caso es que, aprovechando cada minuto del día, leo esta mañana, en un lugar de cuyo nombre no quiero acordarme, y abro al azar un libro comprado de segunda mano, a los drogadictos rehabilitados, por 1 Euro. El libro está amarillento, y tiene como padre o autor a don José María Pemán. Se titula, Signo y viento de la hora, aunque a mí me gustaría que se llamara "del ahora". Leo a Pemán cuando puedo, porque un amigo de Onuba, Mario de Tharsis, me recomienda como filósofo y buen andaluz que es, especialmente a este autor. El prólogo del libro es de Luis María Ansón, un poco pelota.

El oficinista o pirata, copia, porque no creo que ésto lo pueda encontrar en Internet y hacer un rápido copiar y pegar, sin respetar los derechos de autor. De todas formas, si alguien se siente ofendido con los materiales que robo para este blog, que lo diga y sobre la marcha se instruye un procedimiento de plagio si con la venia de mi ego, hace falta. Sólo pido que el instructor sea yo. Mi prima política, Lola Clavero, sostiene en un brillantísimo artículo publicado hoy mismo, en el diario de la Opinión de Málaga, que como decía el cartero de Neruda la poesía es de quien la necesita.

Pues eso, a copiar, la página 140, que está suelta y no hay que meterle la navaja de Albacete o el tímido abrecartas, como libro viejo cuyas páginas están ya cansadas:

"El segundo encuentro que quiero relataros con Manuel de Falla, el gran paisano, data del año 33 ó 34. Falla después de sus años de Paris, se ha instalado en Granadam, en el Carmen de Antqueruela. A aquella casita ascética y monacal, cercana a la Alhambra, colgada sobre la ciudad y la vega, le ha llecvado una rebusca cuidada y minuciosa del silencio. Ya es universalmente famoso, y necesita cada vez aislarse de curiosos e indiscretos. Ya es cada vez más exigente y pitagórico en su música, y cada vez más necesita la soledad y la eliminación de cuanto pueda romper su armonía interior. La documentación del ambiente y de la base popular melódica de su Amor brujo, le llevó a aquella sede de la gitanería, y allí encontró, además de las melodías que buscaba, a su hermano blanco deseado: el Silencio. Tomó la casa de Antequeruela, y aun creo que hizo alguna combinación económica y contractual con el dueño de la finca vecina, a fin de que éste añadiera a sus inquilinos una cláusula porla que se les prohibía el uso de radios, gramolas o pianos...Este idilio con el Silencio de Granada sólo tuvo una pausa, que estuvo a punto de romperlo definitivamente. Con ocasión de no sé que qué feria o festejos populares, se colocó en algún paseo de Granada un altavoz de tan ciclópea garganta, que su sonido, recogido por ese segundo altavoz que forma la vega circundada por las sierras, llegaba hasta el Carmen de Antequeruela como un mensaje del infierno. Falla tuvo que cesar en su trabajo y huir. Huyó, como un errante buscador del Silencio, a varios puntos de España. Creyó por un momento encontrarlo en Mallorca. Pasó allí una temporada...Pero otras cosas que su espíritu, cada vez más desnudo en pura sensibilidad, necesitaba tanto como el silencio: -amigos, médicos, medicinas, ambiente-, le hicieron retornar definitivamente a Granada, donde por otra parte, las autoridades estaban dispuestas, dentro de lo posible, a arropar en sosiego a aquel inmenso niño armonioso...Así se quedó ya para siempre, frente a frente la melancolía y la pasión de Granada."

Maravilla de lectura, hecha en un lugar silencioso e inodoro que no...ino-"loro", lugar donde cualquiera que haya opositado sabe que hay temas que sólo en ese silencio, y en ese encuentro diario y rutinario con uno mismo y con el papel higiénico de único testigo, quedan en la memoria, de por vida, algunas lecturas, como el famoso artículo 811 del Código Civil, aun vigente, que todos los notarios de pata negra se saben de memoria:

"El ascendiente que heredare de sus descendientes bienes que éste hubiera adquirido por título lucrativo de otro ascendiente, o de un hermano, se halla obligado a reservar los que hubiere adquirido por ministerio de la ley en favor de los parientes que estén dentro del tercer grado y pertenezcan a la línea de donde los bienes proceden."

Yo sospecho que muchos se lo saben de memoria porque a fuerza de lógica y sentido común como que no entona. Normalmente si un Notario va a un Hotel y tiene que elegir habitación, su inconsciente le traicionará y dirá el 811 mismo. Me gusta hacer la prueba a Notarios y abogados que presumen de opositores a Notarías, preguntando este artículo, que yo creía que era una obra del arte inspirada por el silencio o armonía interior del legislador y que mi amigo Quino que es Notario "5-J" o "Joselito", me comentó el otro día que fue una imposición de una poderosa casta de la nobleza española, que perdía parte de la herencia.

Siempre hubo ricos y pobres, hasta en las leyes, y caprichos como éste, quedan por los siglos y los siglos en nuestro ordenamiento jurídico, como otras muchas vetustas instituciones, como la "Procura", de las que hablaremos otro día, pues ahora me requiere el ejercicio de mi profesión.



Me voy ahorita mismo a Málaga. Estoy en una Comisión que nos reunimos cada dos viernes, compuesta por compañeros buena gente, que soñamos con influir en el legislador del que desconocemos sus nombres y apellidos, ya que ni tan siquiera son los políticos sino sus "negritos".

Yo invitaría a algunos políticos y a sus amigoas a que se vengan de veraneo a Fuengirola, coincidiendo con el encuentro de motoristas que hace nuestra Esperanza, que por lo visto deja mucho dinero, pero que a mi bebé que es un alma sensible, no se por qué no le sienta nada bien. Espero que no sea una cronopio.

Ruido, mucho ruido, y silencio, mucho silencio el que recibimos a nuestras propuestas de esta Comisión de la que os hablo, salvo contadas excepciones como el "artículo Flor" de la LEC, relativo a la maternidad, donde mi compañera hizo de negrita para que luego una diputada catalana se pusiera la medalla, y mi compañera sin medalla de Roquefort.

Sepamos disfrutar de la armonía interior del silencio a nuestras peticiones , y eliminemos de nuestras vidas como hizo el genio gaditano, todo aquello que pueda romper el equilibrio y la paz, todo ello con la venia de mi ego.

5 comentarios:

Letizia dijo...

Yo sueño con un reino sin pobres. Los sueños sueños son, pero quisiera que mis sueños fueran realidades. Voy a cruzar los dedos.

Besos de Princesa

JL Martínez Hens dijo...

Otro poema de Rubén Darío para agradecerle a Su Majestad de Oriente, sus besos que sigo sin encontrar... Pero si usted sueña, hablemos, dedicándoselo al bloguero vasco Blas de Lezo de:

ESPAÑA

Dejad que siga
y bogue la galera
bajo la tempestad,
sobre las olas:
va con rumbo
a una Atlántida española,
en donde el porvenir
calla y espera.

No se apague el rencor
ni el odio muera
ante el pendón
que el bárbaro enarbola:
si un día la justicia estuvo sola,
lo sentirá la humanidad entera.

Y bogue entre las olas espumeantes,
y bogue la galera que ya ha visto
cómo son las tormentas de inconstantes.

Que la raza está en pie
y el brazo listo,
que va en el barco el capitán Cervantes,
y arriba flota el pabellón de Cristo.

barrera dijo...

bueno, grande Falla uno de los mejores compositores de España, gaditano como ninguno, que lepresta el nombre al Gran Teatro de los Carnavales de Febrero. Siempre buscando la tranquilidad como la mayoría de artistas, después de regresar a Granada como señala el texto, y tras finalizar la Guerra Civil, se marchó a Argentina aunque Franco quiso traerle de nuevo, él se quedó en Argentina donde había encontrado paz y tranquilidad, aunque empezó a enfermar hasta su muerte

JL Martínez Hens dijo...

Manuel de Falla (1876-1946) es el nombre más universal de la música nacionalista española. El estudio le permitió impregnarse de las esencias del folclore y de la vieja tradición española. Así, Falla puso en juego las dos condiciones necesarias y suficientes para que un artista creador pueda optar a ser universal: la autenticidad y la calidad. Reseña trasera del libro de Alianza Cien (de esos que valían 100 pesetas para el alcance de todos e incita al lector para el conocimiento más completo de un autor invitándole a aprovechar los escasos momentos de ocio creados por las nuevas formas de vida) sobre Falla de José Luis García del Busto.

Página 48: " La escalada de conflictos desemboca finalmente en la guerra civil. Las depuraciones cobran en Granada especial virulencia y Falla está naturalmente horrorizado. Interviene en favor de algún amigo en apuros como Hermenegildo Lanz. Un fatídico día de agosto se dirige al Gobierno Civil para recabar información ante las noticias preoupantes que le han llegado sobre Federico García Lorca: allí le informan de que ya había sido fusilado. Falla se hunde moral y físicamente y hace intentos que denotan desesperación y candor a partes iguales: así el 18 de septiembre "obedeciendo a un fuerte impulso de conciencia y a pesar de que los médicos me tienen prohibida toda correspondencia epistolar desde la grave enfermedad que me puso a punto de morir...", escribe a José María Pemán. "Esa enfermedad", le cuenta, "me fue causada por la impresión tremenda que sufrí ante los satánicos desmanes perpetrados en Granada y, sobre todo, en nuestro Cádiz, después de las últimas elecciones. Ahora nuevas amarguras perturban mi espíritu: quiero referirme a la aplicación frecuente de la pena capital a personas cuyos delitos acusan, al menos en apariencia, notable desproporción. Usted, sin duda, comparte estos sentimientos, pues todos sabemos de sus altas convicciones religiosas y la nobleza de su corazón, y por eso me decido a escribirle confiando en que usted, con todo su prestigio, pueda influir eficazmente para que se limiten los hechos en cuestión (...) y me parece inútil asegurar a usted que mis palabras no tienen otro alcance que la simple expresión de un vivo anhelo cristiano basado en el precepto, que a todos nos alcanza, de amar al prójimo como a nosotros mismos"...

JL Martínez Hens dijo...

Sigue comentario libro sobre Falla, de José Luis García del Busto. Páginas 19 y 20.


El amor brujo

La cantaora y bailaora Pastora Imperio solicitó a María y Gregorio Martínez Sierra y a Falla que le escribieran una canción y una danza para sus espectáculos. Falla conocía el cante jondo y había oido cantar a Rosario la Mejorana, la madre de Pastora. Para ambientarles de cara a su trabajo, ambas mujeres revivieron para los autores el intrincado mundo del "duende" gitano...

En todo caso, El amor brujo ha quedado como una de las obras mas aplaudidas y representativas de Falla,y no en vano, pues se trata de música reveladora no sólo de un talento enorme, sino también de la máxima originalidad: es tarea inútil buscar modelos o precedentes para El amor brujo y, por añadidura, algún intento posterior de "consecuente" ha quedado en la pequeñez de la "imitación". La magia de la gitanería, su sensualidad, sus exorcismos, su duende, la pasión amorosa a flor de piel, el arrebato de la danza- "Danza del terror", "Danza ritual del fuego"-, el instante lirismo de la "Pantomima", la naturalidad con que se insertan las breves partes cantadas, constituyen un "cosmos" musical de tal fuerza y perfección que se cierra en sí mismo, autosuficiente y definitivo.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com