Policías e inmigrantes: altercado personal

Hace algunos posts os comenté como en Fuengirola, la Policía Local practica las detenciones de los negritos que venden CD ilegales, como si de un espectáculo se tratara, acorralándolos hacia las playas iluminadas, y entrando entonces en acción con unos quads que tienen o bien siguíendolos desde los coches por la carretera y deteniéndolos luego en plan aparatoso y exhibicionista. Estoy seguro que cualquier día habrá un accidente por la forma de detener.

Pues bien, hoy he tenido un altercado por una cosa parecida, en la Plaza de la Constitución y delante de todo el pueblo. Estaba allí con mi mujer y mi niña, disfrutando del paseo del viernes del descanso de la semana, cuando han llegado un padre y una niña, con aspecto de ser de un país del Este, y han hecho unos ejercicios aeróbicos de fuerza del padre y de equilibrio y gimnasia de la niña. Un espectáculo normal como el de cualquier circo. Mi niña y yo los hemos aplaudido y hemos ido a darles unas monedas, igual que muchos niños pequeños que lo estaban viendo. He sentido pena al ver que todas las monedas eran centimillos pero me he dado cuenta que el hombre estaba orgullosísimo de actuar con la niña.

El caso es que cuando acabaron el espectáculo ambos radiaban felicidad y orgullo, y ni tan siquiera miraron lo que le habían echado en una cajita muy pequeña y con mucha delicadeza. Se veían buena gente y en ningún momento se ha notado ningún peligro para la menor. No obstante, alguien, ha pensado que eran ilegales y probablemente co la excusa de explotación infantil o por ir contra de los derechos de la menor, ha llamado a la Policía para que los detuvieran por los papeles.

Una situación muy desagradable ya que los Policías se han puesto delante de ellos mientras estaban haciendo lo mismo en otra esquina, justo delante de una terraza abarrotada, en el Bar Plaza, y yo estaba nervioso porque me estaba dando cuenta, desde lejos que los estaban intimidando ya que ellos los habían visto y entonces podían tener un accidente. A nadie le gusta trabajar o hacer gimnasia con dos policías que de forma temeraria sabes que te van a interrogar por ser extranjeros. Vamos a decirlo claro, racismo e hipocresía. Se pagan 50 Euros por ir al Circo del Sol y por hacerlo en la calle con una rosa, es explotación.

Estaba con mi hija y mi mujer, comentando el mal rollo y la que les iba a caer a los pobrecillos como no tuvieran papeles en ese momento. Los policías le piden los papeles y el hombre de forma cortes y sonriendo se los da. Muy educado. En esto llegaron mi hermana y mi madre, y me he dado cuenta que eran probablemente legales ya que los Polis después de haber preparado el golpe delante de todo el mundo, no han tenido respuesta. Han empezado a gesticular, y entonces cuando interrogaban a la niña de forma brusca, y la angelito estaba como loca dando explicaciones, se me ha ocurrido ir para allá, y sin decir nada me he puesto junto a otra niña pequeña de unos 3 añitos que estaba viendo lo que pasaba.

La reacción de uno de los Policías nada más llegar, ha sido de forma nerviosa y encarándose conmigo decir que es lo que estaba haciendo allí, ante lo que no he contestado al principio. He tragado el momento y me he quedado parado como de bobo, y claro el Policía se ha venido arriba, y me pide mi DNI. De forma educada se lo entrego y le digo que no me interesa nada en plan pasivo, como José Tomás, pero claro eso es lo peor que se puede hacer cuando hay alguien que se extralimita en sus funciones. Al ver que se está poniendo muy nervioso, le digo que no me interesa nada sino que sólo estoy allí porque hay una menor, ante lo que se justifica diciendo que no le iban a detener.

El caso es de repente el objetivo del cazador cambia el punto de mira y ya soy yo la perdiz. Le digo que soy un ciudadano y que puedo estar allí, que no he dicho nada, y entonces y ante las barbaridades que decía, le he dicho que a una menor no se le puede tratar de esa manera, y que si un Juez no les toma declaración hasta que no tienen 12 años, no se les debe interrogar ni recriminar durante más de diez minutos delante de toda una Plaza de la Constitución, y que soy abogado y que no tengo intención alguna salvo la de ayudar a la menor y que dejemos el asunto.

Entonces el Policía, de forma chulesca y dictatorial, me dice que va a hacer una denuncia contra mí por recriminar la actuación policial que ya sabía desde un principio que era abogado, y que me iba a llegar una sanción a mi casa por la ley de seguridad ciudadana. Yo le contesto que no es cierto que haya recriminado ni dicho una sóla palabra en contra de su actuación y que si me va a denunciar que me diga cual es el hecho y que me pueda defender allí, a lo que me dice que no tiene por qué, que eso lo haría en un atestado en la Policía contra mí, es decir sin contradicción.

Viendo que tiene órdenes y que disfruta abusando de su autoridad, le pido que igual que está tomando sus datos yo quiero que se identifique para saber quien me va a denunciar. Me da un papel con su número, supuestamente el 247 y le pregunto al compañero si él me va a denunciar también o va a firmar que es cierto que yo he recriminado, ante lo que me contesta que no, por lo que confiando en la autoridad, no le pido por respeto su número. Tengo que creer en su palabra aunque 10 años de abogado me hacen saber que lo que preparen en Comisaría estará firmado por más de una persona. No obstante, no puedo incriminar de forma previa a un Policía que sabe que lo que está pasando no está bien.

Lo divertido, es que en ese momento, el 247, su nombre no me lo ha dicho, me pide a mí el número de colegiado como si yo fuera otro Policía, y claro le he dicho que ya tenía bastante para empapelarme con el DNI, que no se preocupe que ya le informarán. Un mal rato, me he ido y mi mujer estaba muy nerviosa porque yo estaba blanco del mal rato, y sabe que en la Local todavía me recuerdan por lo del arbol de esa misma Plaza, que hoy ha vuelto a ser testigo de excepción.

No obstante, he decidido poner una denuncia contra el supuesto 247 contando estos hechos en la Policía Nacional, después de tener que convencerlos y defender mi postura un ratillo, cuando una denuncia es simplemente una declaración de hechos que no ha de ser interpretada más que por el Juez. De todas formas, la Policía Nacional son de otra pasta, y aunque hay que dar mil explicaciones, saben tratarnos con más respeto, y el instructor ha recogido mi declaración. Luego allí, a nivel privado alguien me ha contado ciertas cosas que hacen los "locales" que por respeto e integridad a su persona no contaré, y que son mucho más graves que lo que aquí relato.

Como es lógico, se ha fastidiado la noche. Mi madre y mi mujer estaban nerviosas y el viernes de descanso se ha fastidiado. Ellas piensan que yo no debo de meterme en esos asuntos, y que estabamos disfrutando de nuestra peque, hasta que he tenido que ir a donde estaban los Policías.

Pues sí, probablemente me pondrán como mínimo una multa de 400 Euros, porque será un atestado premeditado hecho en el cuartel contra mi palabra de ciudadano de a pie, pero delante de mi hija no soy capaz de mirar para otra lado. Lo siento por ellas, pero no, porque algún día puede que seamos nosotros los emigrantes.

Pensé que aprendería a tragar con las niñas, y a pasar de estas cosas, pero es al contrario, me siento más fuerte ante las injusticias. Si no fuera por estar junto a mi hija María, probablemente no hubiera hecho nada, como las otras veces que cuando corro por el Paseo Marítimo no me meto a defender a los negritos. Un día uno estaba hasta queriendo sacar la pistola, y me volví en carrera, pero al cuarto paso, me di la vuelta. Cobarde, puede ser, pero antes que valiente prefiero ser consciente. Mi abuelo paterno me dijo una vez que valiente sólo hay que ser tres o cuatro veces en la vida y Don Miguel también me instruyó:

"has de saber, Sancho, que la valentía no se funda sobre la base de la prudencia, se llama temeridad, y las hazañas del temerario más se atribuyen a la buena fortuna que a su ánimo"

Simplemente creo que estas personas tienen órdenes de actuar así y emulan a sus superiores, y como el abuso de autoridad y poder es irresistible, pues si encima le rien las gracias, tenemos lo que tenemos. Un verdadero mal rato, pero bueno ahí teneis una entrada. Esta es la Fuengirola donde viven mis hijas, y donde al parecer no hay delincuencia. Lo que pasa es que es más fácil ir contra las personas honradas que trabajan vendiendo CDs, cantando o haciendo ejercicio físico, que contra los delincuentes que extorsionan y violan, por lo que mis hijas tendrán estos peligros, aparte de criarse en un ambiente xenófobo y dictatorial, con una persona que lleva 15 o más años en el poder, en un pueblo lleno de nuevos ricos, que de la nada se hicieron promotores de repente, por arte de magia, vamos del circo consiguieron el dinero.

Sigan ustedes persiguiendo a los inocentes y tapando a los que todos sabemos que han traficado. No hablo más...Tengo que pensar friamente si es el lugar indicado para que vivan mis hijas. No obstante, cuando descanse espero que en paz, le pido a mi peque que sin que nadie la vea, coja unas cenicillas o algún pelo si me queda, y lo deje enterrado en la macetita del árbol de las pelotillas.



Grande Serrat. Este sí que se la jugaba de verdad. Ahora hay que reconocer que no nos pegan, simplemente recaudan. Pa la buchaca...



La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida... o por lo menos pasar un mal rato, trabajo y dinero, pero por 400 Euros alguien sabe hoy que soy abogado y no un chivato.



Esto que aquí cuento es verdad y ha pasado hoy a las 20:30, probablemente tendría que haberme quedado en mi sitio, pero hoy no he podido. Han sido varias circunstancias sangrantes, las niñas, el deporte, la miseria, la educación exquisita de estos pobres inmigrantes. Pensando quien fue el que me enseñó a rebelarme, creo que fue Don Ramón Buxarrais, aunque también aquello de que lo que haga tu mano derecha que no lo sepa la izquierda, pero estos hechos hay que denunciarlos porque tenemos que luchar estas batallitas, para que haya en España una conciencia sobre derechos humanos o simplemente derechos civiles de los ciudadanos.

Se positivamente que me van a sancionar, pero yo duermo hoy con mi entrada hecha y mi conciencia tranquila, y mientras tenga dedos o voz, voy a contaros hechos que pasan en mi pueblo por culpa de Doña Esperanza Oña Sevilla, la política que más dinero tiene según datos oficiales "declarados" de Andalucía.

5 comentarios:

Alfaraz dijo...

Me acordaba leyendote JL, de una charla con el marido de una compañera que es P. Local pero en Madrid y nos contaba que tienen que ir de dos en dos por que si por la calle se les ocurre llamarle la atención a cualquiera (más si son inmigrantes) siempre se le acercan varias personas a recriminarles su actitud...a ellos. Todo por 1300 leuros al mes.

Eso no tiene que ver con el caso que cuentas, porque el 247 será primo de Oña y te tendrán ya ojana, digo yo.

.

Anónimo dijo...

Jose maría.
Propongo que si te ponen alguna sanción económica, sea sufragada por los que aquí te leemos gratuitamente y nos tienes entretenidos un rato con tus cosas.
Creo que don Quijote al ver molinos, vio policias locales o de todo tipo.En general cualquier persona que tenga cierta autoridad la suele ejercer con desparpajo. Uno de los peores ratos que recuerdo fue un día que la guardía civil me llevó al cuartelillo por haber dado el mínimo en un control de alcolemia, hasta el sargento dijo que estaba bien y que era justo el mínimo, pero el guardia me llevó al cuartelillo, porque la chica con la que iba le dijo que era un "chulo" entonces imagínate, a elle nada pero a mí al cuartelillo, por nada, al llegar me empezó a tomar mis datos, como casí no sabía escribir a maquina le dije que si quería yo le escribia, sin maldad, y peor, me dijo : si sigues hablando te esposamos y pasas la noche en el calabozo, y luego dice el cabrón, tiene usted los mismos derechos que un terrorista, o se caya o al Calabazo, con lo que cerre la boca, según iba el susodicho cabrón, escribiendo el informe, me dice que si quiere que me haga un análisis de sangre para comprar el nivel, y le dije que sí. Y eso le cabreó más todavía, ¡ que cojones, vamos a despertar al médico ahora¡ etc etc, luego aparece una chica guardia civil, también y me dice, ya estas fichado con cara de pocos amigos, digo muy bien, es tarde y mis padres estarán preocupados he dejado una chica en el coche inmovilizdo, total que después de hacerme pasar un rato muy malo, me dejaron coger el coche y me fui a casa.Dias mas tarde me llegó una multa, la recurrí y la gané, me dijeron que el control ese control era ilegal y que me daban la razón en todo, bueno tengo más anecdotas policiales parecidas, pero es verdad que no puedes decirles nada. Tu noble gesto te hace mas grande, hay personas que se pasan la vida luchando contra las injusticias de las cosas cotidianas de la vida, y consiguen poco. No te quiero ni contar la que se ha liado con la polícia Local de Coslada, pueblo cerca de Alcalá, el caso Bloque, supongo que estarás al tanto por los medios, ahora implican hasta al ministro, así que imagínate, jueces, ministros, etcc. Ese mundo que defendemos y en el que nos gustaría vivir, creo que no es terrenal, sino esto sería el paraiso. un fuerte abrazo, entiendo perfectamente a tu esposa, madre, etcc.. pero también te entiendo a tí. Se me ocurre que intentes legalizar a inmigrantes asesorandoles en los pasos que deben seguir, pero no creo que te de dinero y si te dará alguna complicación. Es triste pero el poder la burocracia, las fronteras, y la estupidez humana sobre todo hace que pasen esas situaciones y otras mucho peores, hambre en el mundo, guerras, etc...En fin no creo que solucionemos nada, pero quizás escribiendo algún libro sobre el tema se puede concienciar a la gente, escribe . Aún creo que la literatura, el arte y la poesía pueden cambiar el mundo. un abrazo. Si te puedo ayudar en algo en tu nuevo libro "Injusticias Locales" me lo dices.

JL Martínez Hens dijo...

Alfaraz yo no les he recriminado absolutamente nada. Simplemente estuve allí, en un sitio público y se me impidó hacer lo que la ley no prohibe, y encima me van a sancionar. Ni tan siquiera hablé.

Luego cuando ya me empezó a chulear le dije que a una menor no se le puede recriminar nada ni estar 10 minutos en público pidiéndole explicaciones. El pareja de los Locales estaba abochornado, pero probablemente no dejará tirado a su compañero y perderá su honor frente a mí y frente a él, pero no lo voy a juzgar de antemano. Allá él con su conciencia.

No tuvieron ni el más mínimo respeto hacia mi persona y no me hicieron una denuncia allí, para que pudiera alegar lo que a mi derecho estimara necesario. Empieza un procedimiento sancionador con un acto prefabricado en el cuartel al que tampoco me dejaron asistir. Que cobran poco, puede, pero eso no les da derecho a pisarnos. Los inmigrantes es un problema, pero aquí en Fuengirola me confesaba un Inspector que es donde más violencia por metro cuadrado hay de toda la Costa, y ellos se dedican a los inmigrantes currantes, a pisotear la dignidad de personas por su nacionalidad.

No es vanidad, simplemente, no voy a bajar la guardia como ciudadano y si tengo una profesión que me hace defender derechos y libertades, tengo más responsabilidad si no doy la cara.

En cuanto a lo que me comenta José María, de momento escribo en el blog y en las denuncias que no es poco. Escribir de eso, tengo que hacerlo pero a los 40. Ayer tuve que hasta quitarle hierro al de la Policia Nacional en su declaración.

Puede que ellos también pasaran un mal rato, y que tengan órdenes, eso me consta porque siempre sacan casos de éstos justificando a los Locales en la FTV tele que está completamente prostituida y al servicio de intereses no públicos sino propagandísticos del régimen local.

José María tu eres un crack y lo del mendigo en casa de Lucio, es una cosa que siempre recuerdo de tí. Así es la vida pero ten en cuenta que seremos bienaventurados cuando nos persigan por causa de la justicia. Este juego no es nuevo. Los poderes cambian a las personas, por mucho que el ZP se marcara la estupidez de decir que a él no le cambiaría el poder.

barrera dijo...

Una vergüenza, es una vergüenza el trato que dan los policías a los inmigrantes, muchos policías no son más que unos racistas que maltratan a muchos inmigrantes inocentes, me gustaría que si añgún día , y ojalá no ocurra, tuviésemos que emigrar, los policías racistas recibiesen el mismo trato.

Dentro de poco te pondremos un monumeto gui, a no ser que te gastes todo el dinero pagando multas, jajajaja. Saludos y bien por ti

mia dijo...

Óptimo!

y cómo me has estremecido....


♥♥♥besos♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com