Viajera frustrada
















De vez en cuando pincho en la parte de arriba, en el apartado de siguiente blog, y salen blogueros de todo el mundo que acaban de hacer una entrada.

Hoy he conocido a una viajera frustrada que acaba de empezar en la blogoesfera, y le he comentado que yo en estos momentos tampoco puedo viajar lo que me gustaría, pero que los libros son una buena forma de viajar con la imaginación.

Esta es la primera cita del libro "Viaje al fin de la noche" de Louis-Ferdinand Celine, que me estoy leyendo ahora. Un libro con un lenguaje duro pero con mucho ritmo. Me acabo de terminar la parte donde el personaje principal está en la Primera Guerra Mundial. Ahora el protagonista (el libro creo que tiene mucho de autobiográfico) ha decidido irse lo más lejos posible, a Africa.

Viajar es muy útil, hace trabajar la imaginación.
El resto no son sino decepciones y fatigas.
Nuestro viaje es por entero imaginario.
A eso debe su fuerza.

Va de la vida a la muerte.
Hombres, animales, ciudades y cosas, todo es imaginado.
Es una novela, una simple historia ficticia.
Lo dice Litrtré, que nunca se equivoca.

Y, además, que todo el mundo puede hacer igual.
Basta con cerrar los ojos.

Está del otro lado de la vida.


El blog es otra forma de viajar. Para eso, me he colocado un mapa del mundo en la parte inferior, y me gusta ver de donde son mis lectores. Por esa razón he creído hacer oportuno esta entrada, ya que la anterior referente al mundo taurino, entiendo que no le guste a todo el mundo, y es necesario ser delicado con personas con las que se va trabando una amistad, una comunicación. Es una alegría saber que tu voz se puede oir en lugares que todavía no conozco como Venezuela, México, Argentina...tierra del gran Cortázar, del que os dejo un video sobre como viajan los cronopios y los famas:



Sueño con cruzarme algún día a un bloguero/@ en algún lugar del mundo, en un tren, autobús, barco o avión y que me reconozca o reconocerlo yo, y entonces decirle ¿te acuerdas como hace tiempo te dije que nos veríamos?

Nos veremos...

3 comentarios:

Incombustible dijo...

Lo del mapa genial, que yo al verlo me he hecho la ilusión de que tenemos amigos mutuos en la blogoesfera.
Por cierto, he recibido un mensaje ,de los organizadores del concurso de los 30 dólares, que ha provocado el pasarme más tiempo del esperado en el café este. He abierto otra entrada al respecto la cual, seguramente, me eliminará como posible presente y futura candidata a ganar ninguno de estos concursos jajajaja

Besos y que estoy revisando la biblioteca de mis hijas, para ver que puedo enviarle a la tuya.

Daniela dijo...

José Luis... seré un cronopio?...viajo con mi médico de cabecera, jaja, y dónde voy si no la hay, hago una fiesta, todo me gusta, me encanta viajar.

Un beso.

JL Martínez Hens dijo...

Si te preguntas que eres un cronopio es que sin duda lo eres, con toda la carga que ello conlleva. Hay una tercera categoría, mezcla entre cronopios y famas, que son las esperanzas.

Los cronopios cuando encuentran que algo va mal, como que los hoteles están llenos (no han reservado previamente) o les caen chuzos de punta, no se desaniman porque creen firmemente que estas cosas les ocurren a todos... y a la hora de dormir se dicen unos a otros, la hermosa ciudad, la hermosísima ciudad, y sueñan con grandes fiestas a las que ellos están invitados...

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com