¿Siempre es mejor una abogada?



Me manda un email mi amigo Oscar que os copio. No creo que existan diferencias de género si bien cada día la justicia es más femenina con sus ventajas e inconvenientes. He notado que las juezas le tiran un poco más a las compañeras, pero de esas cosas que pasan entre ellas entiendo poco.





Daniel, joven y empeñoso abogado, descubrió que heredaría una fortuna cuando su padre enfermo muriese. Decidió así, que precisaba una mujer acorde su auto valoración y para hacer de ella su gran compañera.

En base a su decisión, esa noche fue al mejor bar de la ciudad, donde se juntaba lo mas granado del foro local. Se fijó en una abogada, la más bonita que jamás había visto. Su belleza natural era la admiración de todos los parroquianos.

El se arrimó y le dijo:

- Puedo parecer un abogado común, pero en pocos meses mi padre va a morir y heredaré 20 millones de dólares. ¿Querés acompañarme y venir conmigo a mi casa?... Podés ser mi mujer.

Impresionada la hermosa y brillante abogada, aquella noche fue a la casa con Daniel ....

Y ...

Tres días después se transformó en su madrastra.

MORALEJA: Los abogados pueden ser muy hábiles, pero las abogadas, además, son mujeres.

3 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Un final demoledor. Estupendo post.
Un besote

Carlos Labarta dijo...

ja,ja... La mujer ambiciosa, la que responde al tópico despreciable de la buscadora, siempre contiene un germen de madrastra, peor que las de los cuentos de infancia...
Genial!

Incombustible dijo...

Muuuy bueno...

Y no sé si es que ella sea muy lista , o el hijastro un poco ingenuo

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com