La mesa de boda
























Las conversaciones de invitados que no se conocen en una mesa de boda son curiosas y tienden a repetirse como el gazpacho.

En primer lugar está la adoración del novio o la novia según toque si los invitados son los de casa o los de fuera. Que peinado tan bonito, que tocado estupendo, etc.

Luego viene el preguntar por el lugar donde se vive, con el consiguiente que suerte, allí si que se vive bien, a lo que habrá que sumarle los conocimientos y batallitas geográficos, incluidos lugares que están en el quinto. Es que los andaluces...y anectota del tirón.

Pasamos a las profesiones de cada uno, ya con los vinos en el buche y empiezan las intimidades. Acto seguido es el que buena está la tarta y el brindis y acto seguido al cubateo y se acabó la conversación con la música.

Sin embargo, lo mejor de una boda es el día después con tu pareja poniendo verdes al alimón a unos y otros...

No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com