Crimen y castigo

La muerte de Marta del Castillo, es el comentario generalizado en estos días, derivado del show mediático del caso de Madeleine.


Una muerte violenta de un adolescente es de las peores cosas que le pueden pasar a un padre, pero por desgracia en todas los países y a diario hay crimenes de este tipo, por lo que todo un Ministro de Interior salga a dar explicaciones sobre este asunto, me parece una desproporción. Los abogados tenemos experiencia en asuntos parecidos y además de mi profesión, cuando estuve haciendo la mili en Melilla, como me aburría por las tardes, estuve 7 meses de voluntario cristiano de prisiones, y conocí algunos presos de crímenes de sangre, a los que intentabamos hacerles la vida un pelín más comoda, y guiarlos hacia la reinserción.

Siento que sea tan sincero, pero esta tragedia no es comparable a los doscientos niños palestinos asesinados hace poco más de un mes por un gobierno. Y ningún Ministro dijo nada, salvo el populista de Chavez cuya intención ya sabemos que es muy distinta a la de un apoyo real.

La reinserción de un delincuente es una pieza clave de la política criminal. Que el chico que está imputado estos días por los hechos de Sevilla, haya nacido en una familia desestructurada, sin madre y abandonado por un padre, es el pan nuestro de la mayoría de los delincuentes, que precisamente por esa razón lo son. La droga suele ser el común denominador de todos los presos y ésta empieza por el famoso botellón. Este pobre chaval, para salir de una vida desgraciada y para alcanzar algo de autoestima, se había convertido en el chulito del barrio. Y el Estado y nosotros, los padres del siglo XXI, somos en parte responsables de estas tragedias.

Que maten a tu hija es de lo peor que te puede pasar en esta vida, pero es una pena que ese padre diga que si el presunto homicida no tenía padres, es porque Dios es justo y no se los merecía. Probablemente si hubiera tenido una familia su hija estaría ahora con ellos. Tampoco entiendo que este señor se preste a estar todos los días en los programas de sobremesa, y que pretenda hacer una movilización, para que haya un referendum para implantar la cadena perpetua. Pronto, los más conservadores pedirán el ojo por ojo, la pena de muerte. La horca, con un siglo XXI donde los americanos permitieron que nos colgaran en Internet, como si de una película del Oeste se tratara, el ahorcamiento de Sadam Hussein.

Como ya he apuntado, somos responsables de la educación de los jóvenes. No es éste un alegato conservador, pero la familia como nucleo fundamental de la sociedad se ha desprestigiado por los sectores progresistas, que irresponsablemente han dado por bueno el todo vale. Los educadores a su vez, no son defendidos por el Estado y esas denuncias de niñatos en los colegios, les obligan a no poder ejercer la disciplina en las aulas. Como dice el Juez de menores de Granada, estamos formando a potenciales delincuentes sin darnos cuenta.

Salvese quien pueda, y recemos porque no nos toque a nosotros. Se me ocurre que a lo mejor pudieramos hacer algo cada uno de nosotros para orientar a muchos jóvenes que andan sin rumbo, pero me temo que los medios, preferirán hacer un nuevo show de estos hechos, y se abrirá un debate sobre el castigo del delincuente. La sangre supone audiencia.

1 comentario:

mia dijo...

Pues si, creo que muchos compartimos

lo que dices, más,que se establezca

cadena perpetua,crees tú, que pueda

frenar a jóvenes con patologías

hasta ese instante desconocidas?

A veces el amor de los adolescentes

es de riesgos, de aventura...

Marta de 17 años, si no acudía

a la casa de Miguel ese día lo haría

con 18...y el daño sería el mismo.

Y la niña de 14 que vivía con el ex

novio de Marta,que acude a la televisión

acompañada de su madre?

Tendremos que dar otro tipo

de mensajes a nuestros jovenes

Adiós amores de Rimbaud...de 17 años

Adiós sueños, les diremos:

Cuidado,desconfiad, puede haber

detrás de esta relación

un asesino brutal!

Y ni así evitaremos

lo que el destino les depare.

Cuanto a la conducta del padre,

tal vez el dolor le desoriente,

no puedo pensar qué haría yo!

Magnífico post

besos

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com