Dos maneras de ver las cosas



Me ha llegado este relato por email:

Mi mujer y yo estábamos sentados a la mesa en la reunión de mis excompañeros/as de universidad. Yo contemplaba a una mujer sentada en una mesa vecina, totalmente borracha que se mecía con su bebida en la mano.

Mi mujer me preguntó: - ¿La conoces?

- Sí -suspiré-, es mi ex-novia. Supe que se dio a la bebida cuando nos separamos hace algunos años y me dijeron que nunca más estuvo sobria.

- ¡Dios mío! - exclamó mi mujer. - ¡Quién diría que una persona puede celebrar algo durante tanto tiempo!



Moraleja : Siempre hay dos maneras de ver las cosas

4 comentarios:

mia dijo...

jooo

me asusté pensando el lío

que te haría tu mujer...

Menudo humor la esposa...

sabrías porqué la elegías!

besos

JL Martínez Hens dijo...

Mia, es un relato que me ha llegado por email. Mi mujer es más buena que el pan.

verdial dijo...

Jajajajajajajajaja es buenísimo.

Besos

Alfaraz dijo...

Yo quisiera saber lo que celebraba la chica de la foto.

Hija de mi vida !

.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com