Uno no puede simular la libertad.CAC Málaga



He estado en ARCO. Ya os contaré mi viaje a los madriles. Quiero que reposen las ideas que son muchas. Cuando llegamos del AVE, después de haber visto cuadros por un tubo, le dije a Mariola que no podía quedar sin ver la exposición de Barceló en el CAC, y como era el último día pues fuimos. También estaba la famosa cama de Tracy Emin y su exposición de cosas raras. Y además de todo eso, me encontré con algo más.

Un montaje titulado "Uno no puede simular la libertad. Lo repiten seis mil veces otras seis mil camisetas. Quien quiera puede llevarse una. Sólo hay que acercarse al CAC y dejarse retratar con una de ellas puesta. Primero de frente y luego de perfil. Con una pizarra delante y un metro detrás. Como un forajido. Es la instalación de Rirkrit Tiravanija que permanecerá hasta el 12 de abril. Y yo ya soy uno de los fichados.

¿Qué quiere decir el artista con 6.000 fotos de presuntos culpables con esa inscripción en la camiseta?. Y tuve que firmar un papel donde renunciaba a pedir cantidad alguna por mis derechos de imagen.

¿Donde me exhibirá el colega?

¿Se reirá de mí y de los otros 5999?

El caso es que tengo la camiseta puesta debajo del pijama y es calentita, aunque estoy con la mosca detrás de la oreja.

¿Qué quiere decir este tío?

Que torpe que soy. Seguro que mis blogueros me dan pistas en comentarios.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

En A long march el artista hace suyo el lema de una manifestación que presenció en Alemania del Este para reflexionar sobre la idea de ser libre, comprendida como excusa para enfrentarse a la realidad de una manera superficial, defendiendo que “es muy difícil pensar en la libertad como no sea de forma utópica. La utopía no es un lugar, ni un edificio; está dentro de cada uno.”

La aproximación a la gente y las relaciones humanas juegan un papel esencial para este artista, llegando incluso a ser el ingrediente fundamental de la instalación creada para este centro. Al llevar una manifestación callejera al interior del centro de arte, Tiravanija invita al público a interactuar con su obra, creando una experiencia participativa en torno al uso de camisetas con el texto “uno no puede simular la libertad” que se apilan en el centro de la sala. Convirtiendo así el proyecto expositivo en una acontecimiento social, portar la camiseta implica reflexionar sobre el eslogan estampado en ella.

A través de esta acción el artista revisa de un modo lúdico los conceptos de exposición y participación, además de las fronteras del arte mediante su investigación sobre el comportamiento humano.

La gran repercusión que Tiravanija tiene sobre el arte contemporáneo se debe a que sus proyectos parten de un punto de inflexión entre la arquitectura, la instalación y la performance, para permitir al espectador la participación activa reflexionando sobre el arte en la vida, lo cotidiano y el espacio como lugar de participación.

Comprometido con el arte tailandés y su desarrollo, Rirkrit Tiravanija funda junto a otros colaboradores The Land Foundation, una comunidad artística enclavada en Tailandia. Un proyecto ideado en principio como punto de encuentro de artistas que permanecen en un lugar creando juntos. Se trata de un laboratorio de ideas, cuya finalidad es crear, promocionar el arte tailandés y reflexionar tanto sobre la práctica artística, como sobre la sostenibilidad del planeta estudiando tipos de cultivos, construcciones y energías alternativas.

Tiravanija, nacido en Argentina (1961) de padres tailandeses, ha expuesto su obra en los museos y centros de arte de todo el mundo, como el MoMA de Nueva York, el Guggenheim Museum de Bilbao y Nueva York, el Museum Boijmans Van Beuningen en Rotterdam o el Musée d´Art Moderne de la Ville de París. En la actualidad vive entre Nueva York, Berlín y Chiang Mai.

Fuente: Dpto. de Prensa CAC Málaga

Ignacio Bermejo dijo...

Wuauuu, menudo curriculum tiene el muchachito. Bueno, vamos a lo que vamos. Aquí vengo, casi a empujones y con las orejas gachas para felicit..... para felic.... para fel...... !Coño!, para darte la enora buena por los tres puntos que os ganasteis el otro día. Ví el partido y tiene cojones que se llegue dos veces a la puerta y sean dos goles, que todo hay que decirlo, pero.... eso es el futbol. ENHORABUENA. dICHO ESTÁ.

En cuanto a lo de la camiseta.... yo no sé, pero no me gusta abanderar logotipos de nada, que luego se les dá la vuelta a las cosas y termina uno siendo miembro de una asociación rara de vete tu a saber.
Yo duermo con mi pijama, y no me pongo camisetas. En cuanto a tí... tu mismo.
Oye, estamos en carnaval, y me tomaré una copita de manzanilla a tu salud.
(Un abrazo, amigo)

JL Martínez Hens dijo...

Tienes razón en cuanto a lo de abanderar. Con el Betis ya es bastante. Me puse la camiseta y luego se me quedó la cara de tonto pensando qué significaba. Al parecer ahí es donde reside el secreto de esta obra, y ya te digo que llevo desde el domingo pensando sobre ello. Eso es arte, porque te mueve por dentro. Los modernos éstos que listos son.

Lo de la suerte de mi equipo, ya era hora. Los hay que meten goles en el último minuto por norma.

Y del Carnaval, lo sigo por la tele lo que puedo. Que te diviertas.

José Luis.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com