Una lágrima por Juan "el Romano"

Esta mañana nos hemos despertado con la noticia de un amigo nuestro, Juanma, que anoche falleció de un infarto. Sin razón de ser se muere una persona de 45 años a las 23:30 de la noche y esta tarde ya está enterrado y fuera de este mundo.

(Poner música instrumental de fondo)

Es lo lógico hablar bien de los difuntos pero el Romano como cariñosamente le llamabamos, era un personaje entrañable. Buena gente de los de verdad. No creo que fuera posible que tuviera un enemigo, siempre riéndose, transmitiéndote alegría con sólo verlo. Es del pueblo de mi mujer y allí ha ido enganchándose para salir de marcha de generación en generación. Era el ídolo de los más jóvenes. Había un par de curvas que llevaban su nombre por algunas de sus salidas con el coche al alba, pero era más como lo contaba que otra cosa. Le gustaba la fiesta pero no era de los que se ponían pesados ni perdían los papeles. Una persona en la que se podía confiar de verdad. Ahora me acuerdo de una noche en la que con algunas copas me metí en la boca del lobo con un alcalde corrupto y su habilidad para quitarme de enmedio.

Pensé nada más recibir la noticia, que podría haber sido por salir mucho o por preocupaciones por sus negocios, pero me contaban hoy que ahora salía menos, y que estaba mucho más tranquilo (en realidad nunca lo vi alterado). Lo que es la vida, estaba en su casa con su madre y tras ducharse se mete en su cuarto y en un segundo se le parte en dos el corazón.

Entablé una gran amistad con él porque le pasaba como a mí, que tenía una ilusión enorme con Brasil, e incluso había comprado alguna propiedad y estaba montando una empresa para exportar productos electrónicos. Él apostaba por Salvador de Bahía (le encantaba el barrio de Barra) y yo veía más futuro en el sector turismo, por la zona de Natal. Tenía razón, porque Natal se está viniendo abajo.

Estuve en Bahía un par de veces con amigos suyos, y lo adoraban. Se movía por allí con un taxista de confianza que se llamaba Jacaré (cocodrilo) y yo creo que era por la película de Cocodrilo Dundee, porque era un personaje de ese calibre. Ser amigo de Juan, significaba tener muchos amigos y cosas que hacer en Bahía, y cuando nos veíamos, estabamos como mínimo media hora hablando de Brasil y siempre, siempre, acababa la conversación con un "este año tenemos que ir juntos".

Se van los mejores...Cuando estaba el párroco dando la homilía, se me estaban revolviendo las tripas con la idea del más allá. ¿Habrá otra vida? ¿Sólo para los humanos o para todas las especies? Se me vino a la cabeza como sería el cielo para una hormiga insignificante a la que damos un pisotón. Una idea estúpida, pero cuando pasan estas cosas tan bruscas nacen dudas.

El Romano siempre estará en nuestro recuerdo como una persona que supo aprovechar la vida y ser feliz. Se quedará en nuestra retina su imagen de triunfador, pero no de los negocios, sino de lo que verdaderamente importa, un triunfandor de la vida, un vividor pero de los que no hacen daño a nadie. Esa expresión suena peyorativa, pero es tan importante apostar por vivir.

Uno de los mejores, sin duda... Seguro que tu espíritu sigue volando con esos sueños de hacer proyectos con tus amigos del barrio de Barra, con Pablo (al que le voy a mandar un email mañana), Martin, el holandes, la abogada, los gallegos del club español, el de la agencia de viajes... Y tantos más que tendrás.

Allí estás tú y te prometo que iré a visitarte al Faro y rezaré por tí y por mí. Por nuestros sueños brasileños truncados. Derramo un lagrimón de los que duelen y alivian a la vez, y siento que para tí la vida sí que ha valido la pena, pero que pena, Dios mío, que pena...

A pesar de todo, seguro que cuando pase el impacto de la noticia, me acordaré de tí en momentos de felicidad y cuando oiga canciones como éstas.

Enhorabuena Don Juan, le has ganado a la vida!

3 comentarios:

mia dijo...

Si tu supieras como te entiendo!

Mi madre se fue a los 37 años

arrebatada por un cáncer....

No sé si es que sorprende

la enfermedad larga o corta,

o es que la muerte siempre

impacta pero a estas edades...

Ayer estaba,y hoy enterrada...

Me lo dije mucho tiempo,

hasta que al fin las terapias

me ayudaron a entender

que no estamos verdaderamente

muertos mientras existe y se

cultiva nuestro recuerdo.

Así tu amigo,ha estado aquí

en este momento,y en todos

los que le evoquemos.

Un abrazo desde la comprensión

JL Martínez Hens dijo...

Tienes razón Mia, hoy estaba aquí. Gracias por tus palabras.

María (lady) dijo...

Hoy está
y estará siempre contigo
él sigue siendo tu amigo.

Con cuarenta
se le partió
el corazón
al autor de mis días.
Hoy, que tengo casi diez más,
-solo quedan unos días-
converso con él
con más intensidad.

He llegado saltando
de rama en rama
y no soy mono ni rana

Un abrazo desde el corazón

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com