...Y Sevilla


El lunes por la noche estuve en Sevilla ya que tenía un juicio el martes. Estuve paseando por el centro de noche, y recordando mis años de estudiantes que acabaron hace ya 13 años. No obstante yo me sentía no igual sino mejor, con la compañía de mi hermana y una amiga, dos guayabos en sus 20. Llamando la atención. Me las llevé a tomar unas tapillas a un Restaurante bastante bueno, La Isla, donde degustamos un poquito de cazón en adobo, atún a la vinagreta y ensaladilla. Además estaba al lado nuestra el Loco de la colina, ejerciendo de personaje y dejándose oir y mirando de reojillo a mi hermana este degustador de carnes y pescados de calidad.

Luego, tras ese buen comienzo nos fuimos a andar por el centro. Ese azahar oliendo, esa Giralda iluminada, ese Patio de Banderas y la bajada al callejón del agua de un lunes solitario. Luego subimos hasta Mateos Gago y nos tomamos otra tapa en el Bar Giralda, Bacalao con chipirones y pastel de cabracho, y de allí a recoger el coche que habiamos dejado en el Hospital de la Caridad y de allí a Reina Mercedes que es donde viven las universitarias.

Plan de lujo (como hoy estamos culinarios hay un Restaurante en Madrid llamado "Pan de lujo" que para un buen sibarita no está nada mal).

Al día siguiente, martes, me levanté y me fui a mi Facultad de Derecho del Prado a preparar el caso de 9 a 12 y me encontré la puerta cerrada, y lo que es peor la entrada desde el Rectorado tabicada!!! y que han quitado hasta la antigua cafetería de Derecho con los camareros incluidos que eran de los pocos que podía saludar.

Indignado me fui a la cafeteria de San Fernando por lo menos para recordar los días previos al examen, como hago siempre que tengo un juicio en Sevilla (cosa que me da muchísima suerte) y una vez que entró el cafe en el estómago, entonces al minuto me vino la luz, y crucé la calle, hacia el Alfonso XIII, el mejor sitio para defecar del mundo. Animado por recordar la experiencia que de estudiante hacía como una hazaña y que ahora con mi chaqueta y corbata no tenía a nadie que me parara como el pasado domingo en carrera, me senté en la cafetería y ni corto ni perezoso me pedí una manzanilla (infusión mal pensados que ya sabeis que soy abstemio) y me tiré allí plantado un par de horas preparando el caso.

Luego, saliendo hacia los Juzgados del Prado, casi me atropella un amigo abogado que iba en bici a un Juicio, cosa que me dejó ya completamente, no se como decirlo, pero algo así como eyaculado... Con su bici pública por el centro para ahorrarse un paseo de 20 minutos desde la Plaza Nueva.



Alucinante. Del Juicio podría escribir mucho y bien pero el secreto profesional me lo impide.

Decía el Pali en una sevillana antológica, " pero más penita es, estar lejos de Sevilla, soñando verla otra vez."

7 comentarios:

verdial dijo...

Que viva Sevilla.
Buen sitio al que llevaste a tu hermana y amigas y buenas las tapitas. De lo mejor.

Me dejas con la intriga del juicio.

Un abrazo

Barrera dijo...

Yo soy unos de tantos usuarios de sevici, la uso todos los días ya ahorra bastante tiempo, desconocía que hubieses estudiado aquí en Sevilla, vaya nivelazo, en el Alfonso XIII jejeje

Un saludo

Alfaraz dijo...

Entre el Pandelujo y La Isla, me quedo con La Isla, las cosas como son.
Bueno, yo voy para allá el Domingo de Ramos, a pasar una semana santa como Dios manda.

.

JL Martínez Hens dijo...

Verdial, a cambio de contarte secretitos (vía oral) y jugarme el pellejo (es delito para los abogados contar batallitas aunque ni lo he hecho ni lo volveré a hacer) me dejaré que me invites en cualquier Taberna, Bar o Restaurante que con tu paladar seguro que no me defrauda.

Barrera entre las bicis y el footing sólo te falta meterte en el río este verano para hacerte un iron man...Ironic-on o broma tipo Shopepo. Lo de usar los servicios públicos de un Hotel es gratis por lo que te lo recomiendo que lo hagas cuando vayas a cualquier ciudad. Elige siempre el mejor y pasa saludando al botones de forma familiar o bien le pones una monedilla sin mirarlo. Es un gran placer y hasta te puedes echar colonia, lavar los dientes, y todas las comodidades que se te ocurran...Luego se me olvidó poner que la infusión me costó 3,75 Euros pero en dos horas podría haber hasta hecho clientes y todo. Una buena inversión ¿no?

Alfaraz veo que aparte de un gusto exquisito conoces bien la buena gastronomía nacional. Mi hermana se descojonaba porque en las servilletas de La Isla no tienen todavía ni el 95- delante. Que les gustan las tradiciones a los sevillanos. De todas formas reconozco que en pescado y marisco es el mejor junto al Cambados de Heliopolis (cercano al Gran Palacio de Don Benito Villamarín). Pero si quieres pegarte el rollo en Semana Santa y salir de la bulla un ratito, te recomiendo un sitio. Un amigo mío muy Semanasantero y exquisito, solterón de pasta y con sus apellidos y todo, me llevó a comer al SANBERS, en Los Bermejales. Hay que reservar como os gusta a los madriles: 955 64 15 47.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

un placer leerte porque siempre me haces vivir lo que cuentas.
espero que el jueves me pueda tomar cazón, ensaladilla en vivo y en directo en mi querida sevilla

Alfaraz dijo...

Sanbers ese no lo había oído en toa mi vida.
Cambados sí claro, un clásico.

.

DULCE dijo...

Vine a devolver tu visita...
Me ha causado gracia el nombre de tu blog!
Y con la venia de tu ego, pienso, escribo y firmo...
Ahora espero sorprenderme!
Te dejo besos y mil gracias por tu comment en mi rincon!
Dulce

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com