¿Qué pasó? ¿Qué pasó?

En esta primavera, en una noche de azahar y farolillos, se me escapó un tiro de esos que dan en la diana seguro. Como ya tenemos dos niñas, mi mujer se asustó mucho y tuvimos que ir al Ambulatorio para que nos recetaran la pastillita de turno, lo que nos supuso un par de horas de espera y un juicio sobre la culpa, negligencia o el dolo de mi actitud liberadora.



Una vez dentro, nos recibe una Doctor y nos lanza la preguntita: ¿Qué pasó? ¿Cómo fue? ¿Se habrá roto no? Un acoso y pidiendo detalles sobre el nexo causal. No supe reaccionar pero hubiera sido una buena ocasión para bromear o haberle hecho un relato corto. Eran las seis de la mañana...

Tras una corta explicación casi aséptica, la buena señora no se dio por vencida y ahora ya fue directamente contra mí intentando convencerme de una buena vasectomía. Uf, que mal ratito pasé. Tan mal lo pasé que tuve que dar un telefonazo a mi prima Trini, que rapidamente se ha puesto manos a la obra.

A partir de ahora, la doctora tendrá que buscarse otro medio para consolarse.

¿Qué pasó? ¿Qué pasó? ...

3 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

jajajajajaja, gracias por provocarme la primera sonrisa del día
besillos

Daniela dijo...

José Luis...muy bueno, jajaja, pero ten cuidado por fa.
Besos.

El Ratón Tintero dijo...

... y cuidado con la caducidad y la talla idónea (sin fanfarronadas), como el de la foto :-P

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com