¿Dentro del sueldo?

Hoy por la mañana como soy un gran aficionado a la pintura, se ve que esta noche alguien ha querido ampliar mi colección de arte contemporaneo dando por hecho que me gustaría. Llego tarde al despacho, en un día de muchísimo trabajo y me encuentro ésto:

Todavía no lo he quitado. Me parecen decorativas y me dan caché de buscador de libertad. Además es algo como muy erótico aunque a algún cliente tradicional no le ha hecho mucha gracia.Toda mi gente apunta a una sóla causa por lo que me voy para el Juzgado de Guardia.




Hay un artículo el 464 del Código Penal que tipifica conductas como éstas, por lo que le haré una denuncia artística y literaria como agradecimiento al cuadro.

¿Entra ésto dentro del sueldo, cuando tengo claros indicios de que se trata de un contrario de un cliente mío que pretende que se le de un dinero que no le corresponde hasta que cumpla con todos los requisitos, un tema de interpretación de un contrato?




Como diría Neruda de sus enemigos:

"No los quiero de embajadores,

tampoco en su casa tranquilos,

los quiero ver aquí juzgados

en esta plaza, en este sitio."



Lo que no sabe el cabestro que ha hecho ésto (que además es tonto porque ha dejado hasta miguitas de pan o como si se la hubieran escurrido) es que está en juego mi dignidad como profesional y que me voy a defender con seriedad, por mucha afición que le tenga al arte conceptual.

4 comentarios:

Alfaraz dijo...

Pura "Action painting", sí señor.
Probablemente ese no sea mas que el resultado de una Performance de la que el fulano en cuestión habrá grabado un video, que proximamente presentará en la Bienal de Venecia.

ESE será el momento de actuar judicialmente , pero para reclamar derechos de imagen de su domicilio.

Por este consejo de Curator (en ciernes) no le voy a cobrar nada.

.

Barrera dijo...

Esto sería lo que llaman gajes del oficio???

ponte serio y que se agarre los machos ése tío

Un saludo

Disidente dijo...

Hola si es un cuadro surrealista,jaja,un abrazo desde la sierra de Oaxaca,México.Gustavo.

JL Martínez Hens dijo...

Sigue el acoso por lo que el daño emocional empieza a convertirse en menor rendimiento profesional y en consiguiente daño económico.

Aviso para navegantes por si siguen leyéndome y que si son tan buenos lectores que reparen más en la ley y en leer (si es que saben) el artículo 464 CP. Como dice un amigo mío para diferenciar a los tontos, hay dos clases, los de leer y los que dicen tonterías.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com