I love my family but...

Tengo una mujer que vale mucho más que un imperio. Es guapa, simpática e inteligente. Es mejor que yo en todo, algo que es difícil de reconocer para un hombre. Y mucho más trabajadora y sensata. Además, me quiere. A veces pienso más que yo a ella.


Podría hablaros horas y horas, pero he acordado con ella que en este blog no puedo comentar nada de nuestra intimidad familiar ni poner fotos de ella ni de las niñas. De todas formas siempre se cuela alguna pincelada, y es que en el fondo me gustaría escribir una entrada diaria contando lo mejor de mi vida.

Soy un hombre con mucha suerte y verdaderamente féliz en estos momentos. Estoy seguro que estos son los mejores momentos de mi vida. Y todo es gracias a ella. Como madre es además hasta mejor que como esposa. No daré más explicaciones.

Esta tarde, cuando le comentaba a un amigo que me estoy comprometiendo con el partido político de UPD en Fuengirola, me recordaba este maestro, algo que me dijo hace unos meses. "Cada momento que estés dispuesto a dedicarselo a la política, dedícaselo a tu familia y serás mucho más feliz. Te lo aseguro".

Me temo que tiene razón, pero en estos momentos quiero hacer política. Me veo fuerte y creo que capacitado para dar algo. Se que si doy ese paso, mi ego me traicionará, que seré ambicioso y que pasaré malos ratos, que me arrepentiré continuamente de palabras y de hechos para poder destacar en el grupo, y que seré demagógico. Estoy seguro de ello, más de una vez haré como el que escucha porque ya hoy lo he hecho en un par de ocasiones. Que sólo importará que me den la razón, que cuando eso pase seré vanidoso y que cuando me la quiten, me enfadaré e intentaré reaccionar por las buenas y por las malas, probablemente con rabietas de niño chico.



Estoy ante un presente estupendo y un futuro peor para mí y los míos. ¿Y entonces, si lo tengo tan claro, por qué lo hago? Pues no lo se, creo que por si acaso. Hay algo en mí que me impulsa hacia este descalabro. Algo que no puedo contener y que se llama ilusión. No es una misión divina ni una llamada.

El Dios en UPyD se convierte de alguna forma en la palabra prohibida: el bien común de ESPAÑA, por lo que algunos pensarán que mi verdadera naturaleza es la de un facha por mucho que la izquierda me parezca más atractiva y deseada. Tengo la osadía de haber votado a los dos grandes partidos, incluso alternando más de una vez, algo de lo que puedo presumir y presumo.

Como diría Boadella, hoy en día, mencionar la palabra España o sacar a colación la bandera fuera de los mundiales, ¿es del PP? ¿puede hacerlo el PSOE sin complejos?. ¿ Pensar que el PNV y CIU nos hacen daño es una idea de extrema derecha o de falange abierta? ¿defender la fiesta nacional es ser un facha? ¿apostar por la implantación de un verdadero sistema fiscal donde los más ricos paguen mucho es de izquierda unida? ¿y qué se establezca un impuesto sobre el patrimonio real y se impida el fraude de las sociedades mercantiles para esconder la riqueza y rentas de personas físicas? ¿pensar que hay que defender al trabajador más que al empresario es exclusivo de la izquierda? ¿creer en la permisividad del matrimonio entre gays e incluso la adopción es que está claro que eres zapaterista? ¿es la palabra talante un concepto exclusivo de mi tocayo? ¿pensar que un avión o un traje importe con la que está cayendo? ¿es malo reconocer que hay personas desesperadas y que ayer me pidió en la calle una persona capacitada pasando por la mayor de las verguenzas es alarmista?



¿Y por qué la política? La excusa oficial puede ser una mejor vida para mis hijas y siguiendo con las preguntas, argumentos como ¿os imaginais que la crisis económica se agrava? ¿serán más honrados los futuros políticos que yo? ¿parará la crispación PP-PSOE en un futuro o se irá agravando cada día más hasta que la violencia verbal pase a la física? ¿pararan los vascos y catalanes sus reivindicaciones o seguirán siendo la llave de gobierno de este país, enriqueciéndose cada día más a costa de los más pobres, nosotros los andaluces, los murcianos, los extremenos, los manchegos, los castellanos, etc? ¿viviré algún día en un estado con una justicia independiente del legislativo y el ejecutivo? ¿se persiguirá la corrupción de verdad la de los grandes partidos y los poderes mediáticos y económicos, la de la financiación de los partidos por allá de los cuatro euros simbólicos? ¿ Zapatero o Rajoy son las mejores personas para ese poder para pleitos que nosotros le entregamos? ¿Y Esperanza Oña? ¿Es más honrada que yo? ¿más soberbia? ¿gobernará Fuengirola de por vida mientras quiera? ¿seguirán haciendo negocietes sus amigachos y su grupito de pelotas a pesar de que haya resultados? ¿hay formas de dictadura encubierta en ese reino de taifas o sociedad anónima que es el Ayuntamiento de mi pueblo o ciudad? ¿qué papel tiene la cultura de verdad, no la de los conciertos y las chorraditas, la cultura de la libertad de expresión que pone en duda a todos y no la de las conferencias de sus amiguetes de partido? ¿es malo reconocer que a pesar de todo es una buena gestora, trabajadora y que en Fuengirola mejoró por mucho que haya horteradas y sin visión de futuro?



Quiero a mi familia pero (I love my family but) no luchar por cosas que veo completamente necesarias, me parece una traición. Me crispa pensar que cosas tan básicas y que se dan por seguras, pensemos que son utopías.

Estos días he conocido a personas con corazón e ilusión en la política empezando por gente amiga de Fuengirola y muchas personas nuevas, y acabando con Rosa Díez, una lider escandalosamente lider, inteligente, honrada y con experiencia pero rodeada de gente utópica, con mucha ilusión y ganas pero a la que siguen pardillos como el que suscribe, que piensan que la democracia, la libertad y la igualdad son conceptos por los que hay que luchar cada día, y de hablar sin miedo, desde la razón pero dejando que el corazón haga también su trabajo. Tirar los papeles pero controlando un discurso coherente y equilibrado. Personas que saben que no harán carrera porque es un partido que probablemente no dure más de 8/10 años y siempre muy minoritario. Condenado al fracaso. Un CDS como me decía uno hoy.

Puede que éste sea un discurso de intenciones ñoño de un bloguero que se cree que ha descubierto la pólvora. Que se cree mejor que los demás que es en definitiva lo que piensan todos aquellos que están en política. Yo puedo hacerlo mejor que tú porque soy mejor, por lo que voy a luchar por quitarte el sillón. Reflexionen por mí.

3 comentarios:

Daniela dijo...

Jose...me gusta mucho el amor que sientes por tu familia, comprendo tus inquietudes políticas y te dejo de regalo una canción para que la oígas a tráves de Youtube...Magicas Princesas - Jesus Adrian Romero.

Besos.

mia dijo...

Leído este tremendo análisis

que te haces a ti mismo

me digo,que hombres así

debieran ser los políticos!

Tú estas apto a todo,

tú debieras estar en todo

lo que aspire a buen logro!

Muchos besos,gusto

de ser amiga tuya.

Jesús dijo...

la vida sería otra cosa si pensáramos un poquito sólo como tú.

emocionante

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com