3 lecturas cortas empezando por Jorge Volpi














En un estado de angustiante entusiasmo, atenazado por la lujuria y por el pánico, él le extiende el pergamino, escrito con una letra pulcra y tersa, con la misma galantería con que otros imponen la sortija nupcial en el anular de sus prometidas. Ella, decidida a representar su papel a la perfección, finge una frialdad inconcebible y sólo le dispensa una mirada lejana y desprovista de interés. Toma el legajo entre sus manos y lo repasa con avidez apenas disimulada:

Contrato acordado entre Fanny von Pistor y Leopold Von Sacher-Masoch:

El señor Leopold von Sacher-Masoch acepta ser esclavo de la señora Von Pistor y obedecer incondicionalmente todos sus deseos y órdenes durante seis meses

1 comentario:

Gizela dijo...

Bueno con la viajadera me he perdido de todo
Un receta de cocina, un consejo para mermar la sinceridad en aras de una vida amorosa de presente en calma jajaja
Sobre el contrato de Saccher-Masoch y la señora..que decir.
Son inmensurables los caminos que los humanos transitan para sentir la plenitud de la sensualidad.
Algunos más escabrosos que otros.
Yo por mi parte nunca firmaría un contrato así.
Pero como dijo un día Octavio Paz. En cada relación hay un invitado activo y determinante:la imaginación.
Y no me atreviera nunca juzgar los matices de ese invitado... en nadie jajaja
Un abrazote
Gizz

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com