Pelea andaluza: Silvio versus Tabletom

Vamos a pasar página y dejar al pobre Coto con su cicuta que debe de estar pasando un mal rato, lo hago no lo hago. Comentario nacional. Y de la selección española mejor no hablar. Se han creido que por ganarles a Alemania ya eramos campeones del mundo. Al menos servirá como lección para el Mundial.

Siguiendo con el fútbol, os hablaré esta noche de una rivalidad andaluza que algunos toman a broma pero que a mí me duele en el alma.

De unos años a esta parte por culpa de algunos políticos irresponsables existe una enemistad creciente entre Málaga y Sevilla. Y va a más. Soy bético y me dio mucha pena el intercambio de insultos entre la afición malagueña en general y los 4 chalaos que vinieron al partido que entraban de lleno al trapo. Y al final segundazo de mi equipo, cosa que la mayoría de los malaguistas han festejado.

Sin embargo el fútbol es lo de menos. El problema es que al igual que pasa con la telebasura, ese sentimiento de rechazo, separatismo y odio se va instalando en las cabecitas de los más jóvenes. ¿Qué puedo hacer yo? Bien poco. Bueno, creo que puedo hacer algo grande.

Os puedo dejar a dos artistas del rock andaluz y preguntaros si creeis que Tabletom (Málaga)entraría al trapo que le deja el Sr Melgarejo (Sevilla) cuando le pide pelea. Lo dudo. ¿Somos paisanos o no? España del alma mía...y sus cantes.

Que disfruteis amigos y buenas noches o buenos días para los que me lean cuando hay que leer que estas horas no son para soñar despierto con una España unida.



3 comentarios:

Jaime Garcigonzález dijo...

Cuanto más cerca, más rivalidad energúmena.En España todos somos localmante los mejores y "los demás", los peores...y ya casi ni nos luce el pelo,dada la abundancia de calvos.

mia dijo...

Mala enemiga la rivalidad...

Estéril pasajera que siempre deja

muy amargas huellas....


besos

Silvid dijo...

De hecho Tabletom era bético, por lo tanto no era hombre de rivalidades absurdas. Silvio era sevillista, pero también bético (como dice en la entrevista para el libro Vengo buscando pelea). No habría habido pelea posible a este respecto, mucho menos extrapolada del fútbol. Eran amigos desde la gira histórica. Dos genios a menudo incomprendidos por aquellos vulgares que se sienten por encima de los demás (este era un borracho, el otro era tal y cual,...). Tosa mi veneración a ambos, especialmente ahora a Roberto que hace poco ha dado los "three steps..."

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com