Estaba tan agustito...

Me imagino que todos ustedes habrán leído alguna vez el típico cartelito de "Hoy hace un dia espléndido, seguro que llega alguien y lo jode." Normalmente están tras la mesa de un funcionario, por lo que puedes leerlo cuando estás esperando la vuelta del desayuno. ¿Por qué será que este cartelito no lo encuentras en el despacho de un abogado, un médico o un cura?.


Será por aquello de la vocación. En España hay pocas vocaciones aparte de la única y verdadera: el que nace para funcionario y de entre todos destaca el Inspector.




El caso es que con lo agustito que yo estaba con mi Maratón terminada, hoy me ha llegado un nuevo reto. Hacienda somos todos y me requiere para que en 10 días aporte todos mis datos, libros, registros, documentos...




Creo que no me quieren dejar tiempo para que prepare el Congreso de UpyD como el partido se merece.

Continuará...



De todas formas, no os preocupeis. No hay nada que esconder. Quem, quem, quem...El pato venía cantando alegramente...multo bom, multo bem...o chico, chico...la voz de pato ahora mismo era un desacato...quem, quem, quem, O pato... o samba, o samba, o samba...

2 comentarios:

verdial dijo...

Aunque no haya nada que esconder no deja de jod...la situación.
Ya ves que cuando no es un jefezucho, es un funcionario o (lo peor) alguna entidad pública de esas que "somos todos".

Pues nada, a preparar la documentación solicitada y, entre papel y papel, un poco de samba.

Un abrazo

JL Martínez Hens dijo...

Muchas veces cuando vienen los clientes a pedir consejo me acuerdo del inicio de El Proceso. Tengan o no la razón para mí la mayoría de los clientes son personas que están injustamente dentro de un proceso. Si no, probablemente no podría ser abogado. No obstante, con el paso del tiempo vas aprendiendo a que no es así, lo que de alguna forma también ayuda a sentir menos responsabilidad.

Anoche era yo el que sentía ese sentimiento de entrar en un proceso.

"Alguien tuvo que calumniar a Josef K., ya que, sin haber hecho nada malo, una mañana lo detuvieron..."¿Quién es usted?", preguntó K. incorporándose a medias en la cama. El hombre obvió la cuestión como si fuera necesario aceptar su presencia y simplemente le preguntó: "¿Ha llamado?".

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com