Libros del verano: Wiesenthal, Homero, Baroja, Vargas Llosa...

He estado leyendo muy despacito este verano ya que el Libro de Requiems de Mauricio Wiesenthal así lo requería. Un libro recomendado por un amigo mío gran lector y que me ha hecho descubrir a un cultísimo escritor, que líricamente va analizando detalles de las biografías de sus ídolos, analizando anécdotas de sus vidas y cómo murieron cada uno, donde están enterrados y las visitas de culto del autor a esos lugares.


El libro tiene casi 700 páginas en letra pequeña, y le dedica entre 15 a 50 páginas por personaje por lo que requiere una lectura pausada. Como no soy muy amigo de leer dos libros a la vez (aunque en este caso iba alternándolo con la lectura diaria de un capítulo de la Iliada de Homero) he leído poco durante el verano ya que estaba tan bien escrito que no se puede leer del tirón las distintas vidas de personajes como Rilke, D.H Lawrence, Lord Byron, Balzac, Casanova, Goethe, Nietzsche, Puccini, los grandes escritores rusos, Velázquez, Falla, Pio Baroja, Lola Flores, Mozart, Liszt, Bethoven, etc. Seguiré releyendo sus páginas y compartiré con vosotros reflexiones.

Cuando he terminado el libro, mi hábito lector ha cambiado y de repente se ha convertido en la prioridad, de manera incluso obsesiva lo que me ha afectado hasta en el entrenamiento para la maratón. En los últimos días me he leído del tirón Las inquietudes de Shanti Andía de Pio Baroja, un libro de aventuras sobre el mar, y Lituma en los Andes de Vargas Llosa. Este último me ha fascinado aunque como acabo de terminarlo esta mañana lo tengo demasiado fresco. Va sobre el Perú y contra los fanatismos religiosos y el terrorismo. Vargas Llosa es un autor comprometido. Ahora creo que le voy a meter mano a Suave es la noche, de Fitzgerald o el Arte de la Guerra para ir metiéndome ya en la nueva temporada laboral. Que pronto se acaba lo bueno, aunque este año he descansado bien.

Preparación Maratón Estambul

Vaya exhibición la que dio ayer Bolt. Está claro que la genética es la que manda en el deporte.



Sinceramente sólo él creo que pueda superar esta marca pero tendrá que ser pronto, ya que no creo que aguante a ese nivel mucho tiempo más. Me parece que bajar de 9,50 es demasiado porque ayer salió bien y además sólo se relajó un poco al final por lo que como mucho 2 o 3 centésimas más. No obstante si el dice que puede llegar a 9,40 es porque a lo mejor ya se ha probado y va dosificando las marcas para ir ganando dinero con el show. Tiene su lógica.

Como yo ahora estoy entrenando para correr el Maratón de Estanbul estas cosas me llegan al alma. Pienso que el 80% es genética y el resto, un 20% como mucho es sacrificio, que es donde yo tengo mi parcelita. De todas formas, hay un verdadero placer oculto en ir superándose día a día, y cuando hablas con alguien que corre y comentas que estás preparándote un maratón de entrada ya te miran con respeto. Quien lo diría hace 2 años. El cuerpo humano no tiene límites. Todo es continuidad y voluntad. Preparar una carrera de este tipo te enseña una barbaridad.

Ahora si que estoy entrenando bien. Me he dado cuenta que lo verdaderamente importante para preparar un maratón es ante todo estar relajado y descansado. Como este verano hemos encontrado un apartamento cerquita de casa pero muy tranquilo y familiar, pues hago vida de agosto y eso se nota, porque cuando salgo a entrenar voy sin prisas y se nota como se va progresando.

Estoy entrenando por debajo del plan si bien no me preocupa demasiado ya que he decidido no preocuparme por bajar de un tiempo determinado, aunque me gustaría terminar alrededor de unas 4 horas y 30 minutos. Corro los martes, miercoles y jueves, el viernes descanso y el sábado viene el día del palizón. Este sábado fueron 2 horas y 48 minutos (calculo que unos 22 kms ya que empecé bastante flojo y al final tuve que andar por un camino porque se me hizo de noche).

Las salidas de los sábados son a partir de ahora mi máxima distancia, ya que lo que más había corrido eran las dos medias maratones. Este sábado me tocan 24 kms pero no tengo aparato alguno para medir la distancia por lo que voy aumentando el tiempo en unos 15/20 minutos cada sábado.

Este sábado estaré 3 horas corriendo, aunque también hay otra posibilidad que es la de ir a una Media Maratón, la del Melón, que se corre en Villanueva de la Serena de Badajoz y probarme en competición que es lo que verdaderamente te pone las pilas. Si terminas te regalan un melón!!!

Creo que sería una buena idea probarme a dos meses del maratón para de esa forma ver de verdad como estoy. Además estoy entrenando sólo a diario y necesito algún estímulo de este tipo, aunque el calor que tiene que hacer y un viajecito de 4 horas, me dan un poco de pereza. Lo voy a pensar. Por si acaso ya me he cogido cita con el fisioterapeuta para darme un masaje de piernas el jueves.

Recargando baterías

Al final los alquileres para el verano, de los que iba a intentar sacarme unas pelillas, me van a salir caros, porque encontré uno que al final nos lo hemos quedado para todo el mes de agosto. Muy cerca de casa, pero otro rollo. Está en la misma playa y las niñas están disfrutando de lo lindo, y yo de ellas, por lo que no hay mejor inversión.

Estos días hay luna llena y he estado nadando por la noche. Es una sensación de libertad acojonante. Estoy entrenando para la maratón. Ayer corrí en el campo de golf de El Chaparral, una maravilla. Hoy descanso porque mañana tengo un entrenamiento de unos 21 kms (una media maratón).

También he empezado a leer. Primero el libro de Rosa Díez "Merece la pena", donde cuenta cómo y por qué nace UPyD. Luego tengo algunos más preparados como Tres tristes tigres de Cabrera Infante, y uno que me ha recomendado un amigo muy inteligente y culto: el "Libro de Requiems" de Mauricio Wiesenthal.

El apartamento está sólo a 5 kms de Fuengirola pero hay 4 grados menos al estar justo sobre el mar. Estaré cargando pilas y como he decidido no tener Internet no habrá muchas entradas estos días.


Hasta pronto y buen verano.

Un corto para que pensemos.

Una amiga de UPyD me manda este corto que pone los pelos de punta.

Luis Cotrina: genio y figura hasta la sepultura. DEP

Vengo de ver a mi mejor amigo en su lecho de muerte, agonizando con su familia en paz. Todavía no ha descansado pero ya le queda poco. Es un hombre muy fuerte.

Por azares del destino, estaba preparado. Esta mañana he estado en el despacho de un amigo cura, San Damian, para poder presentárselo ya que yo no sabía que estaba tan malo. De paso ya le he contando todos mis desmadres ególatras y demás "pescadillos", que probablemente no os interesen. Sería más fácil decir los que no tengo, pero bueno, quien más y quien menos. El también dice tener alguno aunque los pecados de un santo son como una gota de agua en un oceano. Mis confesiones con el padre Damián son modernas y abiertas.



El caso es que por suerte hoy yo había confesado y estaba en paz conmigo mismo, como nuevo. Soy cristiano y creo que hablar con un buen cura te deja nuevo de chapa y pintura. Por tanto, quedé con Damián en ir a ver a Luis según estuviese, preferiblemente el lunes que tiene él menos jaleo.

Tras eso, me fui a casa a hacer un arroz con carabineros, ya que en la cocina, me imagino que esporádicamente y cuando no es por obligación, se puede aplicar mucho amor y ganas de bien. Esta receta me la dieron en el mercado y esta semana, creo que fue el martes se lo comenté a Luis, y le dije que le iba a llevar un tupper para probarla. Pero Luis ya no está para nada. Está ya practicamente en coma, con su mujer y sus dos hijas en su casa y sin comer desde hace dos días. He subido a la casa, pese a que por el telefonillo me quitaron las ganas. Debe de ser un latazo tener que aguantar visitas ante un calvario. Pero soy un poco cabezón, y como se lo prometí el martes, tenía que hacerlo como fuera. Vamos que tenía que verlo porque no me creía que estuviera tan mal.

Luis, ha sido como un padre para mí en estos años y así se lo he dicho a su mujer e hijas. Es una situación bochornosa ésta y un poco irrespetuosa. Les he pedido entrar a su cuarto para verlo y ya no sufre. Estoy "contento" de haberlo hecho porque el otro día su primera mirada fue de sufrimiento pese a estar bien y poder reirnos por ratillos. Le he dado un beso y le he dicho que lo quiero y se ha despertado me ha mirado pero creo que ya no ve, pero era una mirada de paz. Ha llevado su enfermedad como lo que ha sido en la vida: un humanista y un vividor de verdad. Luis ha vivido.

Esta semana cuando estuve con él, estaba acostado pero yo llegué alocado perdido y le solté un "Luis, genio y figura"...y no seguí. El se río y su mujer saltó diciendo, por Dios no digas eso. Soy muy metepatas, algo así como Sancho Panza con los refranes. El caso es que se levantó de la cama y ayudado por una muchacha se puso en pie como pudo y se fue a un andador. Lo estaba haciendo por mí, nunca dejaba a las visitas sin atender, y jamás dejó de acompañarme hasta su puerta siempre que me fuí. Bueno miento hace dos semanas no podía de dolor y pude convencerlo que no hacía falta. Era y es (poco a poco me voy haciendo a la idea) un hombre de cabeza dura y noble. Siempre fiel a los valores y principios, valiente y sin ningún prejuicio social. Le encantaba estar con la gente del pueblo y ayudarles en lo que podía. En una palabra: UN SEÑOR.

Ese día, estuvimos juntos y conversamos de cotilleos del pueblo. Ya nos habiamos despedido por teléfono un día que me dijo que tenía ganas de vivir pero que sabía lo que había y con otras palabras mucho más emotivas. El decía que como mucho duraría hasta el 18 de julio con un humor impresionante. Se despidió por teléfono como si ya no nos fueramos a ver más. Una forma de despedirse impresionante. Por teléfono es como por Internet da menos verguenza expresar los sentimientos. Mirando a la cara, uno no sabe como será la reacción. Esto es algo que debemos reflexionar porque ya que tenemos todo la verguenza perdida el único sitio donde todavía hay un cierto respeto es en el cara a cara.

La conversación de esta semana fue como las de siempre. Hablando de los pata negra del sinverguencerío de Fuengirola, de los delincuentes de 40 años para acá en Fuengirola. Vamos un repasito por los que ahora son los nuevos patricios y como no de la que él llama "putifar", nuestra Alcaldesa. Siempre nos hemos reido mucho de eso. Ha sido nuestra última conversación.

El, hijo del psiquiatra más querido de Málaga, fue en tiempos de Franco Teniente Alcalde de Fuengirola, amigo de Girón y de la familia Werner. Cuando empezó a ejercer eran 3 o 4 los abogados de Fuengirola y él era de una familia conocida por lo que era muy popular. Siempre fue una persona alegre y de la que se contarán no miles, sino millones de anécdotas. Para muchos jóvenes es Tito Luis.

A Luis (como a mí) los del hampa les hacen mucha gracia y siempre supo estar con ellos sin mancharse, algo que tiene muchísimo mérito. ¿Y como lo hizo? Por su fe y sentido común.

Era un humanista cristiano convencido, a mí siempre me recuerda al libro de Derecho Civil de Federico De Castro aunque Luis no fue nunca un estudioso del Derecho. Sabía y tenía sentido común y práctico pero no estudiaba pese a tener una biblioteca enorme. Juntos hemos pasado momentos que como yo digo se quedan el disco duro e incluso hemos hecho golferías pero juntos también pasabamos nuestra penitencia y arrepentimiento. Las copas. Genio y figura...

No hubo príncipe en Sevilla
que comparársele pueda,
ni espada como su espada,
ni corazón tan de veras.
Como un río de leones
su maravillosa fuerza,
y como un torso de mármol
su dibujada prudencia.
Aire de Roma andaluza
le doraba la cabeza
donde su risa era un nardo
de sal y de inteligencia.
¡Qué gran torero en la plaza!
¡Qué gran serrano en la sierra!
¡Qué blando con las espigas!
¡Qué duro con las espuelas!
¡Qué tierno con el rocío!
¡Qué deslumbrante en la feria!
¡Qué tremendo con las últimas
banderillas de tiniebla!

(García Lorca)


Lo que más le indignaba a Luis es que tuvieramos de Alcaldesa a Esperanza Oña del PP. El que era el fundador de AP en Fuengirola y que la había presentado en sociedad y financiado sus proyectos, fue engañado por ella que puso en una concesión para la que le había pedido que acudieran unos clientes de Luis, al arcangel San Rafael y su estatua de Los Boliches. El imputado del Malaya, estaba por cierto comprando cigalas en el mercado esta mañana y dejándose ver como un divo. Además de lo anterior, según me contó, le había pedido ayuda en un caso de drogas de alguien cercano, y se lo negó diciendo que ella como Alcaldesa no podía intervenir en las puertas de los Institutos, que no puede hacer nada sobre la Policía, algo que le hacía pensar siempre a Luis en cosas que él siempre dice pero de las que yo no tengo pruebas.

Luis me ha contado muchas cosas de nuevos ricos de Fuengirola pues él tiene o tenía una gran memoria. En esos temas hay rumorologías y leyendas, pero también hay indicios claros y en el fondo Fuengirola ha sido un pueblo hasta hace muy poco tiempo y se sabe todo.

Yo lo conocía por mi padre, pero hace unos 8 años se dio en Fuengirola una circunstancia que fue sonora. Nuestra alcaldesa Esperanza Oña, tuvo la gran idea de hacer un parking en la Plaza de la Constitución donde hay un inmenso árbol llamado el árbol de las pelotillas y decidió que para ganar espacio había que quitarlo como fuera.

Primero se inventó en trasladarlo porque estaba enfermo, y como en aquella época ella era muy amiga de la Pantoja, quiso llevárseloa al Restaurante Cantora, al jardín de la Pantoja, que estaba en una zona donde iba a crear un gran parque comercial, el Myramar, uno de sus macroproyectos. Iba a ser aquello un eden, con su árbol de las pelotillas (muy parecidas a manzanas pero como guisantes). Además, imitando a su ciudad natal Sevilla, que lleva hasta en el apellido, haría un río donde se pudiera competir con piraguas. El Myramar se hizo pero el río se quedó como estaba, lleno de basura. La pela es la pela.

Los Verdes empezaron a pedir firmas y yo un licenciado osado, recien llegado a mi pueblo, despues de haber dormido en más de camas distintas entre mis andanzas universitarias, mili, pasantía en despacho de postín, y congresos de abogados jóvenes, firmé el manifiesto y me puse a su disposición como abogado y bien que tiraron de mí.

Como aquello me dolía recuerdo que un jueves santo me quedé en el despacho e hice un escrito a la "conserjeria" de Cultura de la Junta de Andalucía. Luego me puse en contacto con los comerciantes y me metí en el grupo que se había montado. Justo en esos días había empezado a colaborar en cosas de despacho con Luis, por mediación de un conocido que me comentó que Luis necesitaba personas que le echaran una mano, y como nos conociamos pues empecé a ir de vez en cuando a su despacho.

Fue entonces cuando empezó todo ésto y él como habitante de la Plaza, estaba indignado por todo aquello, por lo que nos plantamos los dos en una tele cuando todavía Fuengirola no tenía el monopolio de la FTV. Y allí entre copas y chascarrillos empezamos a liar la de Dios.

Llegó el día de la tala y todo estaba dispuesto. Oña había llamado hasta los Geos ya que el que estaba de Subdelegado de Gobierno era un buen amigo suyo de la infancia. La tade anterior Luis y yo recorrimos las comisarías de Fuengirola cuando tuvimos noticias del plan de los servicios operativos del Ayuntamiento. Esa noche pensamos que no había nada que hacer pero que allí nos ibamos a plantar unos pocos a lo Tita Cervera y amarrándonos si hacía falta. A las 6 de la mañana quedamos en mi despacho Luis y yo e hicimos un escrito de dos páginas. Yo había encontrado una sentencia que decía que cualquier bien de interes cultural una vez presentada la solicitud para ser integrado en el patrimonio no podría ser tocado hasta que cayera resolución bajo pena de cometer un delito contra un bien de interes cultural, por lo que puse tres lineas de esa sentencia y esperamos que llegaran los servicios operativos como nos habían informado. Luis se quedaría con la gente, y yo mientras iría al Juzgado, presentaría el escrito y convencería al Juez de Guardia informándole que las hachas estaban afiladas para empezar y que era nuestra única oportunidad.

El barullo empezó a formarse pero Luis pudo controlarlo como él bien sabía, retrasándolo todo y diciéndole a la Policía Local que tenían que esperar a que la Juez decidiera. En esos momentos la Juez no sabía nada. Yo localicé primero a la Secretaria Decana y le conté como estaba la cosa. Alguna pegatina de no a la tala había en el Juzgado y la Secretaria fue a hablar con la Juez. Nos toco una Juez de nombre Rosa, que vio que nuestra reivindicación era justa y resolvió casi sobre la marcha, y me informó verbalmente que dictaría un Auto de paralización de la tala como era su deber pero que esperara a que me lo notificara. Inmediatamente llamé a Luis, y con micrófono en mano pregonó a los 4 vientos que la Jueza lo había parado.

Yo lo conocía y sabía que sabría hacerlo pero el tiempo pasaba y yo esperaba sentado en el banquillo del Juzgado de Guardia, 15 minutos, 30...40. En mitad de todo eso me llama el Jefe de la Policía Local, un tal Joaquín Rueda, fiel servidor de la dictadora, y me pide que me identifique con DNI nombres y apellidos y el típico tú de quien eres. Me amenaza con que si lo que he dicho no es verdad se me va a caer el pelo. Y así estaba yo, un recien llegado a la plaza con mi despachito con un año de vida, sentado en un banquillo esperando que la Jueza me notificara el Auto. A la hora sale la Juez riéndose y me comenta que la Alcaldesa había estado todo ese tiempo intentando convencerla para que cambiara de postura. Su independencia prevaleció y el árbol se quedó en su sitio, habiendo dedicado un precioso artículo que no tengo localizado la poeta de Málaga Aurora Luque, titulado el árbol (o el pueblo) que venció al cemento. Luego pasaron muchas más cosas en el Juzgado y puede que Luis y yo juntos fueramos una bomba de relojería. Yo me dejé llevar y lo he sufrido y además he aprendido que la administración de Justicia no es un poder independiente. Uno de los peores males de nuestra democracia.

Me hice abogado de los comerciantes y empezamos a crear un grupo denominado Fuengirola Centro, Club de Calidad. El presidente estaba preocupado por la ruina que se avecinaba no sólo con las obras de la Plaza, sino con la construcción de dos gigantes el Corte Ingles y el Myramar, competencia contra la que tenían que empezar a luchar principalmente con campañas publicitarias. Pedimos una reunión con Esperanza Oña, en su despacho y nos trató afectuosamente. Recuerdo que al salir, me preguntó mi horóscopo y me dijo que le encantaban los escorpiones. Su argumento era que el árbol no nos dejaba ver el bosque y que el centro de Fuengirola con el parking sería la panacea para Fuengirola.

En esos días recuerdo que salio en una entrevista de una página en el Sur diciendo que había una serie de radicales talibanes (era justo cuando se habían destruido aquellas imágenes de Buda milenarias) en todo aquel grupo del árbol.

Luego a las semanas nos volvió a convocar a dos de los comerciantes de más prestigios de Fuengirola y a mí. Le había molestado muchísimo nuestra idea copiada de un proyecto de Cadiz, ya que o no debe ver bien a Teófila o tenía un plan establecido para dormir a los comerciantes con su propio centro comercial abierto para el que tenía a una señora dispuesta a poner la mano. Empezó con el mismo discurso del árbol y con que no iba a permitir dos asociaciones de comerciantes, y cuando empecé a hablar me cortó y empezó a insultarme y a atentar contra mi dignidad como profesional a lo bestia, y como seguía y seguía como un perro de presa, el Presidente de los comerciantes, le dijo que se estaba pasando y que no eran modos, y entonces soltó una frase lapidaria para mi carrera: "que sepais que si estais con este abogado vuestros negocios tendrán muchos problemas en este Ayuntamiento".

La frase estaba clara y empecé a formar parte de los enemigos de ella. Son muchos los que pueden presumir de eso, pero creo que en ese momento no estaba mal situado para la general del Tour. Hoy en día los enemigos no están muy identificados puesto que nadie se atreve a dar un paso adelante.

El caso es que la amenaza era real y tuve que ir alejándome del proyecto de los comerciantes. A la misma vez, los Autos habían sido repartidos a otro Juzgado, ante lo cual empezó una verdadera batalla campal judicial entre Luis y yo, con escritos, recursos, querellas y poniendo a los jueces de grana y oro. Se que nos pasábamos puesto que los dos somos de sangre caliente y llegamos a pasar más de una noche en el despacho peleándonos por una coma.

A Luis siempre le gustaba la coletilla de gobernando como si fuera su cortijo, o el de los negocietes que se hizo famoso en la televisión, donde tuvo momentos estelares, como cuando contó que había estado en Vigo y que le habían preguntado por el alcalde de Fuengirola que era uno de allí y que tenían que ver con la obra faraónica. Ese día también alegó a las ratas que salían del subsuelo que algunas hasta se habían estirado el pellejo, refiriéndose a un conocido miembro de la nueva aristocracia de su pueblo. La del dinero que apareció de repente que todo el mundo en la Costa ha oído hablar pero que sería peligroso indagar.

En cuanto a la amenaza contra mi profesión de abogado, fui honesto y me fui quitando de posibles clientes y amigos a los que pudiera perjudicar, empezando por los comerciantes, además de constructores, promotores y ciudadanos que han acudido a mi despacho estos años solicitando gestiones administrativas que no he llevado por ética. Ella es así. Espinillera. En el Juzgado también he sufrido muchas sentencias y situaciones inauditas. Muchas. Además de todo, como novato llegué a obsesionarme con todo aquello, es decir me empezó a venir grande. Meterse en un asunto así es ilusionante pero luego no puedes salir y las consecuencias pueden durar hasta décadas. Pese a todo no me arrepiento. Sólo por aquello ha merecido la pena ser abogado.

Aquel verano, la alcaldesa no descansó. Reunió a sus técnicos e intentó hacer un nuevo plan para conseguir su propósito. Ahora era un plan de cirugía arborea. Y justo cuando llegó septiembre, encerró el árbol en unas vallas. Llegó un día donde iban a empezar esos trabajitos de tala arbórea dentro de las vallas, pese a tener preparada una semiludoteca para enseñar a los niños como se cuidan los árboles, y la gente se volvió a indignar. Si en ese momento hay elecciones no sale seguro.

Entonces estaban ya todos los partidos de la oposición en el asunto del árbol, y hubo una manifestación donde se lío un tremendo follón. La gente tiró las vallas y aparecieron no se sabe de donde, un grupo de kales borrocas que entraron a lo bestia. Por lo visto habían dejado unas barricas de gasolina. Luego éstos niñatos (había algunos que eran hijos de personas conocidas por lo que algo raro había en este grupito) hicieron pintadas de te Oña te vamos a matar, círculos de dianas, etc. Su televisión hizo un programa sobre la batalla campal y sacaron unos videos con redondelitos sobre las cabezas de todos los que defendiamos aquello (en realidad yo no estaba cosa que siempre me extrañó y que incluso me llegó hasta sentar mal). Declaró que no le temblaría la mano para castigar a los culpables (una declaración ridiculísima) y pidió el estado de sitio en Fuengirola, mandando a 4/5 patrullas de geos para que se cumpliera, y anunciando en su tele especiales sobre todo ello, informando que se prohibían por orden de subdelegación de gobierno que se reunieran alrededor de la Plaza más de 3 personas.

Como ya dije, yo ya me había venido arriba y me había hecho conocer por todos los abogados y jueces de la plaza como Martínez Hens. En eso pasó lo de los atentados del 11 de septiembre. La gente estaba en la Plaza pero veían lo ridículo de la situación. Yo creo que en ese momento, la gente le había perdido el miedo a Oña de verdad. Esto fue a finales de septiembre, y recuerdo como un viernes alentado por el representante de Los Verdes, me vestí de Bin Laden al estilo campero andaluz, y con un pito me puse a dar pitadas yo sólo en el centro de la Plaza ante la mirada atónita de Policías, comerciantes y conocidos. Quería pasar la noche en el calabozo y liársela de verdad pero no picó en el anzuelo. Visto con perspectiva probablemente hice el ridículo, pero me alegro de ser tan cabezón.

El parking se hizo pero tuvo que respetar el árbol y se hice en un tiempo rapidísimo ya que a los pocos meses había elecciones. Trabajaban día y noche en una obra inmensa y había incertidumbre entre todo el pueblo, al no saber como de avanzada tecnicamente está hoy en día este tipo de construcciones. Los comerciantes perdían clientes durante las obras pero creían que aquello sería la panacea cuando estuviera terminado. Nosotros mientras desde el Club de Calidad nos reunimos con muchas personas y nos dijeron que cuidadín que los parking no deben de hacerse en los centros sino en los alrededores para evitar atascos y convertir todos los centros en peatonales, algo que no se hizo. Hubo un programa de TV en su cadena y fui como invitado y defendí esta postura en una encerrona. Como me ví atacado empecé a defenderme nombrando a personajes conocidos en el pueblo y el antes mencionado Sr Rueda me amenazó con detenerme y la Sra Mula me llamó sinverguenza.

Luis mientras se hacían las obras creo un partido APF, Accion Popular Fuengirola, y me quiso poner de número 2, pero me negué en rotundo porque estaba convencido que me tenía que dedicar a mi profesión. Fue la discusión más grande que he tenido con él en mi vida. Además de la abogacía me habían nombrado gerente de los comerciantes y en el partido de Luis había una mezcla variopinta de pelajes muy diversos, con varios frikis incluidos.

Las obras acabaron dos días antes de la Feria de Fuengirola, inaugurándolas antes de la misa flamenca y en un acto donde Doña Esperanza no se cortó. Ella siempre quiso que el árbol se quedara.!!! El parking era grande y amplio y supo darle un vuelco total a aquel conflicto en las elecciones que se celebraron días después. Luis sólo sacó poco más de 400 votos. Y Oña se ganó miles de votos de socialistas de Fuengirola, y una mayoría que ha conseguido rentabilizar hasta la fecha en una estructura piramidal que creo que va a ser imposible de derribar.

Controla todo, a la Policía, los sindicatos, todos los funcionarios del Ayuntamiento y constructores de la zona, la Iglesia, la Justicia, todo. Como me dije sin cortarse el jefe de obras, Ayuntamiento S.A. Además la gente sabe que sus enemigos son fulminados y como tiene una estructura operativa hace cosas eficaces y constantes campañas de imagen, la mayoría piensa que es una gran alcaldesa, pese a su soberbia y a sus negocietes. La gente argumenta el que más da, todos los políticos trincan lo importante es que hagan cosas. Algo en lo que no estoy de acuerdo.

Me niego a la corrupción, lo que en realidad es ser un antisistema, porque siempre hay amistades y fidelidades, pero no de la forma que aquí hay donde todo son comisiones descaradas y concursos apañados. Desde mucho antes de los escándalos de Marbella, ha habido distintas querellas por todo tipo de delitos urbanísticos, prevaricación, malversación, cohecho, etc tanto contra ella y su alter ego Ana Mula como otros técnicos, y todas van siendo archivadas, unas en Instrucción y otras en el TSJ y hasta en el Constitucional. Esperanza Oña tiene poder y economicamente ha declarado hace unos días todo su dinero oficial (está obligada por ser diputada autonómica), aproximadamente 1.800.000 Euros entre Bancos, inmuebles (valores catastrales), acciones, etc. Curiosamente por algunos negocios de este último año ha duplicado su patrimonio. El PSOE ha sacado unos panfletos dando cuenta de la noticia pero se han encargado de ir multando a todo aquel que los repartiera en base a las ordenanzas y con sanciones de más de 300 Euros de Subdelegación de Gobierno y ella ha alegado que son sus ahorrillos.

Y todo ésto viene a colación de mi amigo Luis. Ha salido del tirón. Todo ésto nos unió de una forma muy especial. En el fondo siempre me dio miedo a contar todo ésto seguido pero hoy después de ver que me quedo sólo, me ha salido. Mi intención era hacer una novela sarcástica o algo parecido pero Luis creo que estará orgulloso de esta entrada.

Ya lo sabes Luis Cotrina de Luna, te quiero y has sido mi padre en muchas cosas. Siempre estuve de coña contigo porque no pudistes venir a mi boda como padrino, pero tú eras huevón como tú sólo y si no fuiste el padrino real lo fuiste de espíritu, además de en la precena de degustación. Pediré estos días por tí, pero tú tienes plaza asegurada en un mundo mejor. Has sabido exprimir la vida y has ayudado a muchos pobres que lo necesitaban y a otros de los que te dejabas engañar para pasar el rato. Te daba igual. Tú eras así.

En el fondo creo que todo el mundo te quiere, aunque tú no vales para político o al menos para los que hay ahora. No fuistes nunca un facha ni cuando el régimen. ¿Te acuedas cuando te traistes a los cantaores de flamenco que se atrevían a cantar por la libertad estando tú de concejal? Tú eres de derechas por tradición y Joseantoniano, pero con todo lo del árbol te hicistes grandes amigos de izquierdas. En realidad siempre has sido una persona independiente por encima de tus ideas, buen padre de sus hijos y de los que nos arrimamos a tu arbol como sobrinos, amigo de sus amigos, un bohemio, un abogado artista, un magnífico tratante y un andaluz de pro, como dijo García Lorca a la muerte de su amigo Ignacio Sánchez Mejías.

Tardará mucho tiempo en nacer, si es que nace,
un andaluz tan claro, tan rico de aventura.
Yo canto su elegancia con palabras que gimen
y recuerdo una brisa triste por los olivos


Esto parece una elegía, pero estoy preparándome para ello. Luis, nos dejará tan sólos. Espero que tengas una buena vida allí donde vayas. Vas ligero de equipaje tú que tanto almacenaste. Seguiremos necesitando tu ayuda, e intentaré estar a la altura que esperas de mí, pero para esas tareas no será fácil, estar sólo. A veces tengo ganas de rendirme en este mundo de tantas injusticias y contigo me desahogaba y hablabamos de dejar la abogacía. Antes entre copas, ultimamente en tu salón en plan tranquilo. Podría seguir escribiendo, horas y horas. Todavía me queda tinta y lágrimas en abundancia pero tengo que administrarlas.

Nos vemos, Dios sabe cuando y donde, pero seguro que nos volveremos a tronchar de risa y criticar a "putifar", a la "animal", al "Marques de los tejeringos", al "pistolín", al "cateto de Los Boliches", con nuestro amigo "joyita" y tantos y tantos. Me dijiste que te ibas sin rencor hacia nadie pero tampoco te dejaste que te dieran la coba los últimos días.

Algún día, algo de Fuengirola llevará tu nombre, de eso puedes estar seguro. Y cuando pase por el árbol siempre te saludaré con un guiño. Ahora te despedirán en multitudes, seguro que más de 400. Y todos te llorarán, pero la mayoría no te olvidaran porque eres un hombre de bien y aunque no haya ni Dios allí arriba, siempre te recordaremos por tus hechos. Nos vemos.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com