DEP: Carmen Orti Molinello


Me han despertado esta mañana con la noticia de la muerte de la hermana de mi abuela paterna. Mi tía cordobesa, vivía en Santander y mi primer viaje largo fue allí, un verano acompañado con mi abuela. Tendría yo la edad de 12/13 años y fue descubrir la libertad, ya que mi abuela que era una persona muy especial me dejaba ir a mi aire. Recuerdo que paramos en Madrid y experimenté la sensación de pasear en solitario por la capital como un joven provinciano.


Luego en Santander ese verano hicimos de todo: comer marisco, ir a la Opera y la Zarzuela en la Porticada, visitar pueblos como Santillana, Laredo, los Picos de Europa, San Vicente de la Barquera, tomar el barco y visitar las islas, fuimos a una feria de ganado, a comer en el club de tenis que era lo más, ya que mi tía al contrario que sus hermanas era una señora a la antigua muy de derechas. Si algún día soy capaz de escribir, las experiencias vividas en ese viaje seguro que salen.

Luego repetí ese viaje en segundo carrera, ésta vez con mis dos abuelas. La excusa fue apuntarme a un Curso de Derecho Mercantil en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y también lo recuerdo como una de mis mejores experiencias aunque mi tía se enfadó mucho porque llegaba por las noches casi para ducharme e ir a "estudiar". También estuve un par de veces con mis padres, y otro año fuí un fin de semana con mi padre a recoger unos libros de Derecho que me regaló y con unos amigos de la Universidad en un viaje al País Vasco, así como creo recordar que con mi primo en un Sanfermín.

Mi pobre tía dejó de ser persona hace ya por lo menos 10 años y ni hablaba ni se movía. Estaba en estado vegetativo. No tenía problemas económicos y tenía dos personas cuidándola. No llegué a verla así, por lo que mantengo la imagen de aquellos viajes intacta. No se si se habrá dado cuenta de su estado durante estos años. Desde luego no hacía gesto alguno. De todas formas una vida así debe ser una desgracia. Por eso nunca mejor dicho, hoy ya descansa en paz.

2 comentarios:

verdial dijo...

Desde aquí mis condolencias para ti.

Está claro que aunque solo habéis estado junto en contadas ocasiones, estos encuentros te han dejado mella.
Siempre quedará en ti su recuerdo y lo que ello significó.
Que descanse en paz.

Un abrazo

Alfaraz dijo...

Según lo que dices, seguro que tu tia-abuela está ahora más feliz que en estos últimos tiempos.
Que nos espere allí muchos años.


.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com