Haití o la pérdida de la fe





No digo que sí o que no.


Digo que si Dios existe


no tiene perdón de Dios.



Manuel Alcántara

15 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Es terrible y desolador lo de Haiti.
Se te encoge el corazón viendo esas imágenes de cadáveres hacinados en las calles,madres con sus hijos muertos en brazos,ancianos deambulando como zombies,ese polvo que flota en el ambiente,la devastación más absoluta...
Hoy más que nunca hace falta que esa cacareada solidaridad se haga efectiva, y que todos los paises ayuden,movilicen y distribuyan ayuda humanitaria y recursos para tratar dentro de lo posible, paliar esta tragedia tan monstruosa.

José Luis Martínez Hens dijo...

Sí Natalia pero es que siempre los más pobres, Africa, Palestina, Sahara Occidental, ahora Haití...

Será porque son hijos de Dios, por lo que no se deben quejar ya que siempre les queda la otra vida ¿no?

No hay Dios que lo entienda como dice el poeta.

Ahora tenemos a ZP diciendo hace unos minutos que él como Pte de Europa (hay que venderlo como sea da igual el tipo de tragedia pero los votos son los votos) ya está haciendo todo lo posible.

Que asco, Dios mío, que asco.

Ya no se ni en lo que creo, porque en la cacareada solidaridad tampoco se. Los Bancos se movilizan porque las cuentas de solidaridad son ingresos de tesorería. Los abogados de accidentes en este caso lo tienen chungo porque es el 3er Mundo y hay muchos morosos.

Que asco, Dios mío que asco.

Gloria dijo...

Buenas Tardes lo primero...
sobre Haití pienso lo mismo que usted,que es una tragedia.
Pero perdone usted,no creo que Dios tenga nada que ver con esto,porque ese Dios castigador quedó obsoleto hace tiempo.
Mire en mi blog procuro estar al tanto de todas las degracias del mundo,sobre todo del Tercer Mundo.
No crea que me he olvidado de Haití,pero me he estado ocupando de una buena causa,lo cual no quiere decir que no tuviese intención de escribir sobre esa desgracia..
Reciba usted un saludo fraternal desde Bllbao..
Reciba

José Luis Martínez Hens dijo...

¿Obsoleto? Este es un Dios del Antiguo Testamento. Es por eso que viendo la causa contra la que usted lucha en la que tampoco tenemos nada que ver los hombres, son desgracias no provocadas es cuando se piensa si todas estas personas eran tan necesarias en el cielo, porque éstos van todos del tirón para arriba. Y yo me pregunto, si yo fuera un papá, dejaría que a mi hija le pasara algo así. ¿No pecaría por omisión?

Siento herir sensibilidades pero necesito una explicación "doctrinal"

Anónimo dijo...

Querido amigo:

A veces yo tambien me quedo sin palabras y casi sin argumentos al ver todo lo que sucede en nuestro mundo. ¿Hay necesidad de echarle la culpa a "Álguien"?, creo que ahora es el momento de demostrar nuestra valía como seres humanos e ir en ayuda de los que nos necesitan...


Con respecto a Dios, creo que nuestra verguenza y nuestro malestar no debe de ser encauzada hacia él...

La verguenza nos debería de dar a todos y a cada uno de los que estamos en este mundo...

Ayer, observando las imágenes y hoy en el teledario le pedí perdón a Dios por el bien que dejo de hacer y el bien que podría realizar si me apoyara más en él y en el interés de los demás...

Opino que si todos y cada uno de los que habitamos este planeta cambiáramos, ciertamente cambiaría muchas cosas de las que nos suceden, fruto de la libertad, desenfreno, irresponsabilidad, egoísmo e intolerancia humana...


Dios sí tiene perdón, sencillamente porque él no tiene la culpa, nosotros no sé si lo tendrémos cuando estemos en su presencia y seamos juzgados, no tanto por él, sino por aquellos a los que abandonamos al poder de su suerte...


Dios te bendiga amigo...


Damian (sacerdote)

Gloria dijo...

Shalom....Que haya paz...
A lo que yo me refiero,que el terremoto lo ha causado la naturaleza,no es nigún castigo divino...
Explico lo de obsoleto,antiguamente y veces compruebo que sigue vigente,se usaba el nombre de Dios para atemorizar a las personas,se hablaba de un Dios cruel.
Jose Luis mira(te tuteo ¿puedo?)
Dios es una forma de sentir y pensar.Así lo veo yo.....
No creo que sea muy positivo el concepto de un Dios castigador y vengativo.
La naturaleza ha sacado lo más terrible de si misma y no hay más.
Para mi los que si son responsables de que fallen las infraestructuras son los hombres,Haití ahora mismo es un caos,he visto las imágenes aéreas y son de una devastacción total,yo creo que se debería enviar a nuestro ejército allí para ayudar,muchos voluntarios ya han partido hacía allí...
Mi niño(soy canaria y es mi forma de expresarme) dejemos ese Dios atrás y vamos a quedarnos con el Dios que les dará fuerzas y esperanzas a esa pobre gente,eso si también con nuestra ayuda terrenal..
Y tranquilo no ví tu comentario como despectivo,un poco acelerado,pero te comprendo yo también soy escorpio...:)
Abrazos Fraternales....

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

La pobreza de los pueblos no la ha creado Dios, la hemos hecho los hombres.
Lo malo de la conciencia es que en estos casos se nos revela, porque se ve mucho, pero también tenemos mucha miseria cerca y no nos preocupamos.
Yo siempre le pido a Dios lo mejor para todo el mundo y para mí, que me ayude a ser mejor de lo que soy.
Si todos nos preocupáramos más, yo el primero, de nuestro projimo otro gallo nos cantaría.
Un abrazo y no pierdas la esperanza ni la fe que es de lo poco valioso que nos queda.

Ignacio Bermejo dijo...

Uffff. Viene en el Diario de Cádiz la fotografía de un padre con su niñita en los brazos. El pobre hombre llorando, con un dolor en su rostro que no tiene definición posible. Yo me quedo enmudecido ante esta tragedia. El dolor ahoga las palabras. Solo tengo ganas de expresarme con lágrimas, por eso lloro. Lloro por todos esos inocentes.

Ignacio Bermejo dijo...

Uffff. Viene en el Diario de Cádiz la fotografía de un padre con su niñita en los brazos. El pobre hombre llorando, con un dolor en su rostro que no tiene definición posible. Yo me quedo enmudecido ante esta tragedia. El dolor ahoga las palabras. Solo tengo ganas de expresarme con lágrimas, por eso lloro. Lloro por todos esos inocentes.

Ignacio Bermejo dijo...

Y me Sevilla del alma... bien en la copa, pero en la liga...

Alfaraz dijo...

JL.

Después de lo del padre Damián ¿de Molokai? poco queda por decir. Personalmente nunca he relacionado a Dios con estos desastres.
Si embargo en estos casos, sé por experiencia que mis amigos ateos parecen tener Fe por la vehemencia con la que le echan la culpa a Dios ante los que nos decimos creyentes.


.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

tengo un nudo en el corazón y agarrotamiento en los dedos; no soy capaz de expresar tanto dolor

Princesa Letizia dijo...

Querido súbdito, voy a salir un poquito de mi piel de Princesa y te lo voy a explicar con una sola frase: Dios es malo.

Así de sencillo. Dios siempre ayuda a los ricos. Los ricos son felices. Les puede ocurrir cositas, pero a los pobres les ocurren cosazas.

Un rico nace marcado por su cuna. Si pierde el dinero, lo recupera en un santiamén. Véase Ruiz Mateos, Mario Conde, etc, etc.

Nunca encontrarás a un hombre o mujer que haya nacido en la cuna de la abundancia o marcado por la estrella de la riqueza que acabe mal.

Dichosos ellos.

Dios es cruel, querido súbdito. Y la prueba la tienes cuando deja morir a su hijo en la cruz sin mover un dedo, o en la párabola de los talentos, cuando le arrebata los talentos al pobre para dárselos al espabilado.

Lo único que te aleja de la ira de Dios es el dinero. Cuanto más tienes, más a salvo estás de su puñetazo divino. Dinero llama a dinero. Y Dios ama a sus hijos ricos.

Besos de Princesa

Liz dijo...

No sé si Dios tiene o no la culpa porque no sé si Dios existe o no.

Lo que tengo clarisimo es que somos unos hipócritas y en el somos me incluyo. Ante una tragedia como ésta nos conmovemos, lloramos, yo lo he hecho. No pude contener las lágrimas cuando lo vi. Y sin embargo Haití ya era una tragedia antes del terremoto. Una tragedia por la que ni lloramos ni nos inmutamos.

A lo máximo que llegaremos es a dar una pequeña limosna cuando los de la ONG de turno nos llame para ver si podemos aumentar nuestra cuota para Haití.

La ética, la conciencia no es patrimonio de los creyentes.

Saludos

verdial dijo...

Que puedo decirte, también yo sufro por tanto dolor y tragedia ajena. ¿De quién es la culpa?. Puede que de todos un poco por consentir que la gran mayoría vivan en esas circunstancias infrahumanas y sin medio alguno de protección, incluso sin posibilidad de ayuda humanitaria.
¿Dios?, no para mí. Para mí hace ya mucho que no existe Dios, por hechos como éste o similares, por trágicos acontecimientos personales, por desengaño desamparo y abandono. ¿Qué Dios "que todo lo puede" permite algo tan horrible como ésto?. Si existe un Dios, seguramente será muy distinto al que nos han inculcado.
El colofón lo ha puesto el padre Damián, un semejante al "Pastor Alemán".

Lamento herir a aquellos que han comentado anteriormente con distinta opinión que la mía. Simplemente expongo lo que siento y tal como lo veo.

Un abrazo

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com