Literatura 2010

Sigo enganchadísimo a los libros. Terminé La vida nueva de Orham Pamuk y le metí mano a La ciudad y los perros de Vargas Llosa, ya que siguiendo a mi amigo David Melero, quiero leer más de este autor del que sólo he leído La guerra del fin del mundo y Lituma en los Andes.

Recuerdo que este libro, lo había empezado hace tiempo pero no me gustó demasiado el principio y lo dejé, algo que a veces me ha pasado con este autor, creo que con Pantaleón y las visitadoras y con La tía Julia y el escribidor que están ambas pendientes probablemente para este 2010 y más tras las palabras que nos dedica a los de UPyD:


"hacerles saber que no me arrepiento en absoluto del apoyo público que di a UPyD hace un año cuando se fundó. Y en esta ocasión quisiera refrendar mi apoyo entusiasta. Creo que en estos 12 meses transcurridos esta organización joven, limpia e idealista ha cumplido con creces los propósitos que se fijó y que por eso ha conquistado muchas adhesiones entre los españoles que quieren fortalecer la democracia, ampliar los espacios de libertad ya conquistados y combatir con resolución, sin complejos de inferioridad, a todos los nacionalismos que son la mayor amenaza para la unidad de España y para la preservación del Estado de derecho y libertad que ahora tenemos."

Pues bien, esta vez por fin me he zampado La ciudad y los perros, y aunque el principio tampoco me entusiasmara demasiado, a partir de 60/70 páginas ya me enganchó. Por algo es uno de los libros escogido por alguna editorial como obras maestras de la literatura universal. Cuando uno tiene dudas y ganas de leer lo mejor es leerse alguno de los clásicos universales y siempre se aprende algo. Es algo así como ver los cuadros de los maestros universales. Lo que no termino de entender es como a Vargas Llosa no se le da el Nobel.

Después de un clásico ( y a veces entremezclado) me he ido a lo más moderno y me he leído Nocilla Dream escrita por Agustín Fernández Mallo, libro al que le voy a dedicar un post aparte ya que da para mucho y se que en este formato blog conviene no enrollarse, como pasa con la literatura actual, donde se agradecen los capítulos cortos.

Terminado el primer Nocilla le voy a dar otra oportunidad a Orham Pamuk, aunque me imagino que cada día tendré menos tiempo, por lo que seguiré con los otros dos libros del Proyecto Nocilla.

2 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

eres la caña... me encantas

Alfaraz dijo...

De Vargas Llosa me gustó La fiesta del Chivo y hace poco ví la película que tampoco está mal.


.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com