Lenguaje escénico y speaker´s corner

Hace algunos años, cuando quería ser el mejor abogado del mundo, recuerdo que estaba siempre observando a todos los abogados consagrados y preguntándoles que era lo más importante para llegar a ser como ellos. Una vez estuve en Ginebra y a través de un directorio de grandes firmas, llamé a un abogado para simplemente presentarme y hacerle la preguntita. Se veía un tío estirado, un despachazo y aquello imponía pero pude sentir que disfrutó conmigo y no se me olvidará lo que me dijo. ¿Cómo se llama el que pone una demanda? Actor respondí. Pues eso es lo que hay que ser para ser un buen abogado. Un buen actor.

Hoy he empezado un taller de teatro de un mes que tiene por título lenguaje escénico. Esta vez no van los tiros tanto por mi profesión, que también, sino por la inquietud política. Un compañero de UPyD de Ronda me dio la idea, y tengo la ilusión de ser capaz de coger un cajón en un parque al más puro estilo británico, subirme y hablar de política.



Creo que les llaman speaker´s corner y se reunen en Hyde Park.

Ya se hizo en las elecciones generales y europeas por parte de Rosa Díez y otros políticos y creo que es una forma de hacer política distinta. No se trata sólo de soltar un speech sino de la participación. En este partido no tenemos medios ni económicos ni de comunicación por lo que sólo con imaginación e ilusión podremos ir tirando, aunque estoy convencido que en mi pueblo si hacemos algo como esto rapidamente será boicoteado. Nos creemos que existe la libertad de expresión y en un blog puede, pero sal a la calle y verás lo poco democrático que somos.

Si sale este proyecto nos tacharán de eso que está tan de moda hoy, de "frikis" y haremos el ridículo, pero eso es inevitable. Lo que está claro que todo dependerá de la seriedad y rigor a la hora de elegir los speech aunque creo fundamental aprender técnicas para deshinbirse, coger tablas, enfrentarse a la tensión y saber modular la voz. El ridículo lo haremos pero que no sea por no haberse preparado. Y sobre todo, la unica manera de perder ese miedo al ridiculo es ponerse manos a la obra. 

No se si este curso me servirá. El caso es que hoy me he reído mucho haciendo el ridículo, revolcándome por el suelo, andando proyectando luz, haciendo de viejecito, de niño que empieza a dar sus primeros pasos, de prostituta, dando abrazos largos y duraderos a personas que acababa de conocer... Somos un grupo de 20 ( eramos 4 de UPyD y 3 volaron antes de terminar la clase) y como más de 2/3 son féminas nos llaman a todos en femenino, es decir todas...

Empieza el Carnaval.

1 comentario:

verdial dijo...

Me dejas sorprendida, no conocía su faceta de actor. Y me alegro mucho que te lo pasaras pipa, que a veces es muy necesario para sentirnos satisfechos con nosotros mismos.

Un abrazo

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com