Días mejores cuando empiezan con poesía, arte y música

En una entrevista a un escritor, éste recomendaba empezar las mañanas con un poema. Según él, el día cambiaba mucho con esta técnica. Siguiendo esta recomendación abrí un post titulado Buenos días con poesía, donde semanalmente iba escogiendo una serie de poemas para ir leyéndolos por la mañana junto con un cuadrito.

Ayer fue un día horrible de problemas que empezó con un accidente casero, siguió con problemas en el trabajo y culminó con una multa de tráfico por dejar mal aparcado el coche. Así que como además no tengo tiempo para el blog, permitirme tirar de archivo y haceros un copia y pega, de un poema intimista de Rosalía de Castro con obra de Christo, sobre la rutina de la vida, que también puede servir como la disciplina. 




Hora tras hora, día tras día,

Entre el cielo y la tierra que quedan

Eternos vigías,

Como torrente que se despeña

Pasa la vida.



Devolvedle a la flor su perfume

Después de marchita;

De las ondas que besan la playa

Y que una tras otra besándola expiran

Recoged los rumores, las quejas,

Y en planchas de bronce grabad su armonía.



Tiempos que fueron, llantos y risas,

Negros tormentos, dulces mentiras,

¡Ay!, ¿en dónde su rastro dejaron,

En dónde, alma mía?





Y después de ésto me voy a por notificaciones que no fui capaz de coger ayer por si las moscas...

No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com