La tierra prometida, un libro como proyecto vital

Pronto llegaré a los 40. Me quedan 2 años y ya llevo dos maratones entre pecho y espalda, siguiendo el consejo de Verdú.




Lo del deporte es una cosa buena para la salud, pero aparte de ello, una Maratón es un importante ejercicio de introspección, algo así como el libro No Ficción.

En cuanto terminas una Maratón tienes una ansiedad enorme por plantearte una nueva carrera, lo que demuestra que hay un componente de adicción a tener en cuenta.

Una cosa que me he propuesto hacer es escribir un libro pero me estoy conteniendo. Le prometí a Ortega y Gasset que no lo haría hasta cumplir los 40 ya que eso me aconsejó, pero ya me queda menos y tengo que empezar a disciplinarme. Estos ejercicios de redacción que son el blog creo que sirven aunque he estropeado mucho el blog con el tema político.

Prometo una restauración. Hoy, tuve que entrar a una entrada antigua, de las primeras, escrita en el 2008 y he visto que el blog tenía mucha más calidad en esa época. Me he ido apartando del sentido originario del blog. Habrá que mirar para atrás y rescatar tesoros y basuras personales. Y tendré que volver a leer el blog de Vicente Verdú que hace mucho que no entro.

Es una buena costumbre mañanera. Tengo completamente perdido el estilo con tanto facebook, emails, sms, el propio blog y demás basura expresiva de escritura rápida.

1 comentario:

verdial dijo...

Bueno, nos movemos conforme nos va bamboleando la vida, cambiando con ello nuestros proyectos y actividades.

Noto una cierta nostalgia al pasado...

Un abrazo y no objetes nada a los 40. Eres un chaval aún.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com