XX Media Maratón de Málaga

Dedicado a mi amigo Quino, un chico que con dedicación, entrega y un poco de suerte correrá la Maratón algún día.     Animo!!!


Este tipo de entradas me encantan porque la satisfacción de terminar una carrera como amateur es algo sublime. El amateur a diferencia del profesional es un amante, y si lo hace es por disfrutar aunque a todos nos guste superarnos. Hay una gran diferencia a la hora de correr ya que los objetivos son necesarios para progresar en el entrenamiento y el progreso también causa placer.

Hoy he corrido con un amigo, de algo más de 50 y que lleva 6/7 años corriendo y me contaba que éste es uno de los únicos deportes que se puede progresar con su edad, cuando has empezado tarde. Y cada día hay más gente en las carreras. El va ahora a la Maratón de Londres e iba al ritmo que quiere llevar, 5 minutos 30 segundos el kilómetro y me he acoplado e ibamos de charla.

Me decía que en esto de las carreras también pasa como en la vida misma, que hay muchos mejores que tú y muchos peores por lo que no tiene sentido fustrarse por ser siempre el mejor. Y es cierto aunque también es verdad que poder correr 21 kilómetros es algo que sólo un 5 % de la población hace, aunque podrían hacerlo muchos más.


Nos falta cultura deportiva y más con políticos que ponen trabas porque se cortan las calles 3 horas un domingo, como mi queridísima alcaldesa Esperanza Oña que terminó con la Maratón de Los Pacos y ahora lleva dos años sin organizar la Media aunque todos los años nos promete que sí. Como no sube los impuestos, no hay aunque para otras cosas como para el nuevo edificio de la tele local sí hay...

Pero bueno, no manchemos esta entrada. Decía que el deporte es felicidad y no hay excusas. Tiempo siempre hay y el correr o pasear 3/4 veces en semana es salud, energía, alegría. Si además lo combinas con la naturaleza ya para ir a por papel... Perdonen mis lectores sensibles pero es que he cocinado unos fideos con carabineros y tengo las manos manchadas, no es que me hubiese manchado antes cuando hablaba de política.

Os cuento escuetamente mi carrera. 12 kms con mi amigo e iba con buenísimas sensaciones por lo que he traicionado mi condición de amateur y me he creido superman. Del 12 al 14 superando a todo el que se ponía a tiro. Luego en el 14 dude entre ponerme al lado de un bombón nórdico o de un chaval que iba fuerte y seguí mariconeando traicionando al amateur que llevo dentro. Con este chaval he corrido a tope en plan liebre ya que me sentí superior al decirme que era su primera media. Me decía que tirara que no podía seguirme pero yo sabía que la genética manda y en el km 19 llegó ese umbral de sufrimiento físico y mental (me pique un poco porque no me espero cuando fui a por agua y me costó la misma vida alcanzarlo) y lo he dejado marchar dándole una moral fuerte. Entonces he empezado a sufrir yo creo que más aún y me ha entrado la pájara pero rapidamente me he olvidado al ponerme al lado de un señor mayor que corría un poco más que yo pero con mucha elegancia. Y he ido mejorando hasta la entrada al estadio. El año pasado hice 1 hora y 53 y mi objetivo de hoy era bajar de 2 horas aunque si estaba bien mejorar la del año pasado y entonces me ha venido el remordimiento final de no haberlo dado todo y me he vaciado los últimos 200 metros.

Total: 1 hora, 52 minutos y 53 segundos.
En comerme los carabineros he tardado un poco menos.  

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo José Luis esta mañana he corrido después de 15 años sin hacerlo, una media marathon, la de Madrid. Ha sido una experiencia maravillosa, no he sufrido en absoluto, te hice caso y me he limitado a disfrutarla a un ritmo por debajo de mis posibilidades para terminarla sin más, disdrutando de la belleza de las calles céntricas de Madrid cerradas al tráfico para 12.700 participantes. He bajado de las dos horas pero siempre teniendo la sensación de ir muy despacio. La altimetría de la prueba ha sido dura en dos puntos, uno de ellos la subida del Ángel Caido en el Retiro que además caía a la altura del km 19 y 20.
Una tragedia enorme ha sucedido en este final tan duro. Un joven de 31 años ha terminado la prueba y se ha desplomado al atravesar la línea de meta. Los equipos médicos han tratado de reanimarle durante más de media hora pero ha fallecido finalmente. En la última San Silvestre (10 km) que corrí también falleció un señor, que además era un corredor curtido. Da miedo pensar que el afán de superación sin control pueda derivar en estas tragedias. Uno se deja llevar de sus sensaciones y de su afán de mejora, pero el control médico es necesario porque si le pasa a futbolistas profesionales, en el caso de deportistas aficionados el riesgo es mucho mayor. No sé si en las pruebas en las que has participado tú han pasado cosas como estas. De momento en los artículos que llevo leídos y que saldrán mañana en la prensa deportiva de Madrid se comenta que una prueba de 21 km no debe estar al alcance de cualquiera y que el final en cuesta arriba desde Atocha no es apta para todos los públicos. En resumidas cuentas, antes de seguir participando en pruebas como estas creo que es conveniente hacerse unas pruebas médicas pues una afición que da tantas satisfacciones no debe implicar riesgos. El caso es que en un corazón aparentemente sano y con una práctica deportiva regular estas cosas no deberían ocurrir pero hoy lo han hecho.

Bueno, espero que las otras dos personas que están graves con golpes de calor se recuperen pronto. Buena semana y un saludo.

David Melero.

José Luis Martínez Hens dijo...

David enhorabuena!!!.

En cuanto a lo de las carreras yo ya llevo más de 15 y en los tres años no ha habido ningún problema de salud, salvo uno que se suicidó en la Maratón de Estambul nada más salir.

No obstante en Sevilla se murió el viernes un chaval de 17 años campeón de España de los 800/1000 y hace un poco más de un mes un primo hermano de mi padre cayó fulminado jugando al tenis con poco más de 40 años (a su padre le pasó lo mismo con la misma edad y sin hacer deporte).

Hay un porcentaje pequeño, yo diría que 1 entre 100.000 o más, pero desde luego el que corre al límite puede que se la juegue.

Una cosa es el tema genético del corazón y otra la temeridad y la falta de entrenamiento. En el club mío hay 2/3 que hacen maratones alpinas y ya han tenido sustillos y siguen haciendo esfuerzos enormes.

Luego están lesiones menores como rodillas y demás que te pueden dejar sin correr de por vida y hasta medio cojo. Hay que saber lo que se hace y pensar en que somos amateur y amamos el deporte como cultura y progreso sin tener que descargar todo el estrés con violencia sino con paz.

En cuanto a la prueba médica al empezar la temporada es esencial si se va a entrenar.

Este comentario me sirve para no apuntarme a la animal trail de El Burgo del 15 de mayo. 25 kms de montaña. Y respecto a tu carrera enhorabuena y saca tiempo de donde sea para entrenar 3/4 veces. Media hora menos de sueño bien vale la pena.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com