La ontología de la imperfección

Carta a don Vicente Verdú en relación a su artículo "El bien y el mal":








Estimado don Vicente:


Le conozco desde que leí No Ficción y me fascinó su personalidad. Ese libro fue de alguna forma el leitmotiv para empezar un blog que tiene ya más de dos años de existencia y donde he hecho muchas referencias a sus ideas.


Dicho ésto, hoy me siento reforzado con una opinión sobre su entrada relativa al bien y el mal. Una vez leída recupero la ilusión en seguir escribiendo sin preocuparme tanto de la forma y más en el mensaje. ¿La ontología de la imperfección?


El tiempo y la concentración que exigen el estilo pulcro, la coma exacta, el acento, el artículo y el verbo medido, en definitiva todas las reglas de la gramática estricta, hacen de mi blog algo imperfecto, con errores en ningún caso voluntarios pero que se asumen como parte integrante de las bitácoras.


Al leer su artículo me afirmo en mi identidad bloguera, tanto en el fondo como en la forma. He apreciado con agrado algunos fallos gramáticales en el mismo que no hacen sino reafirmar el contenido del mensaje.


Recuerdo como contaba en alguna ocasión el tormento que le producía en su febril época de jefe de redacción del periódico más leído de nuestro país, la falta de una coma o cualquier error gramatical en un artículo. Usted ha demostrado que cumple con lo que escribe y piensa, y es el más fiel representante de un compromiso ético con los tiempos que corren, tan alejados de la novela del siglo XIX y del falso puritanismo representado por Muñoces Molina y un largo etcétera.


Un afectuoso saludo,
José Luis Martínez Hens.

1 comentario:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

voy a leerlo...
besines, cuidate

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com