Reconstrucción política nacional

Hace unos meses, cuando conocí a Teodulfo Lagunero me leí el Manifiesto comunista. Y me gustó mucho. Ayer, me dio por entrar en debates politico-religiosos y acabé leyéndome el testamento de José Antonio.Hay cosas interesantes, no sólo a nivel jurídico, sino también poético, y político. Una parte complicada de una España de contradicciones, donde desde muchas vertientes se buscaba la Justicia y el Pan tanto de misioneros pedagógicos idealistas (hijos de burgueses) como de falangistas de "izquierdas" (¿aristócratas y ejército?). Luego aparecieron por el google, unas notas supuestamente de Jose Antonio que se encontraron en la carcel (no se si esto es mito o no) donde J.A. reflexionaba en :


"¿Qué va a ocurrir si ganan los sublevados?



Un grupo de generales de honrada intención, pero de desoladora mediocridad política.


Puros tópicos elementales (orden, pacificación de espíritus...).

Detrás:


1) el viejo carlismo intransigente, cerril, antipático;
2) las clases conservadoras, interesadas, cortas de vista, perezosas;
3) el capitalismo agrario y financiero, es decir: la clausura en muchos años de toda posibilidad de edificación de la España moderna. La falta de todo sentido nacional de largo alcance.

Y, a la vuelta de unos años, como reacción, otra vez la revolución negativa.


Salida única:


La disposición de las hostilidades, y el arranque de una época de reconstrucción política y económica nacional, sin persecuciones, sin ánimo de represalias, que haga de España un país tranquilo, libre y atareado"

Esto te haces un copia y pega y lo sueltas en un mitin electoral de fin de campaña y quedas guay del paraguay. Desde luego UPyD como yo lo entiendo, ratificaría esta idea y sólo cabría añadirle la palabra laico al final. No obstante para que un político escribiera una cosa así, palabra por palabra habría que estar dispuesto a no vivir de la política, porque aquí cualquier subnormal en esta España del buenismo le metería rápido en el contexto histórico y le hace ir de medio en medio bajando la cabeza. Ay el fin y los medios, nunca mejor dicho. Desde luego El Pais te saca seguro.

Yo creo que hoy en día, en política no se admite que se pueda pensar en libertad en este país.
También, leí hace unas semanas cuando preparaba el programa de Canal Sur, un libro de las 3 Españas (creo que de Ian Gibson) y me leí las biografías de Azaña y Jose Antonio. Se podrán tener opiniones miles, pero lo que está claro es que aquellos eran unos políticos muy distintos a ZP y Rajoy, pero también hay que entender que eran mentes privilegiadas y bien formadas en tiempos prebélicos. Hoy tenemos a lelos y acomplejados profundos en tiempos de "paz".

Espero que la historia no sea tan cíclica como la economía.

Ay Dios mío, Oh my GOD, creo que estoy leyendo más de la cuenta y haciendo poco deporte.

2 comentarios:

Alfaraz dijo...

La gran servidumbre de la Democracia es que vale tanto el voto de un contrastado analista cuanto el de un manifiesto ignorante. De esta manera la Dmocracia se convierte en la dictadura de la mitad más uno.
Y todo eso en un país en el que, como decía Antonio Machado, de diez cabezas una piensa y nueve embisten...



.

José Luis Martínez Hens dijo...

Es lo que tenemos y siempre ha sido así.

Winston Churchill decía que "El mejor argumento en contra de la democracia es una conversación de cinco minutos con el votante medio." pero a su vez también opinaba que "La democracia es el menos malo de los sistemas políticos." Por eso la República de las misiones pedagógicas tenía a la cultura como base de todo. Cultura para todos, y la religión de los hombres buenos del 98. También decía Churchill con sutileza que "La democracia es la necesidad de doblegarse, de vez en cuando, a las opiniones de los demás." Y no hay más remedio.

Aquí mientras que el PP siga jugando a querer tener contentos a los que todavía cantan de vez en cuando el cara al sol, habrá confrontación. Muchos republicanos decían que si José Antonio no hubiera muerto las cosas hubieran sido distintas, pero ese pensamiento suyo que hoy he citado y que es ratificable son unas notas que había en su celda y que no se si serán mito o no. Además con la muerte en los talones igual pensaba una cosa que no se sabe si hubiera podido luego cumplir. Lo que está claro es que Mussolini le daba dinero, por lo que el sueño y el mito que se fraguó durante el franquismo fue eso un sueño que hoy ya no se puede sostener. Además el Estado tiene que ser laico por muchas convicciones personales de cada uno. Como ZP juega al anticlericalismo y a la falta de respeto a los creyentos la gente tiene un mal concepto del laicismo.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com