Metas conseguidas pero siempre quiero más

Esta foto es de hace poco más de un año. Era mi primera Maratón, en Estambul. El reloj de atrás marca las 5 horas y este grupo ya llevábamos media hora por allí. Algo que para mí era un sueño.


Terminar.


La segunda Maratón fue en Londres, una casualidad. Había mantenido la forma y fui a ver correr a mis amigos de corredores con causa, y caí. Mejoré marca y disfruté como un enano, pero le perdí el respeto a esta carrera.

El lunes de puente es el Primer Maratón de Málaga, y empecé a prepararlo en Agosto. Me puse una meta, la de bajar de 4 horas, y rapidamente, a mediados o final de septiembre, dejé de correr. Y llevo dos meses practicamente inactivo. Ayer empecé. Fui a una comida de Thanksgiving con amigos, y decidí que son este tipo de cosas, correr con amigos y querer a tu país lo que nos hacen mejores. Va dentro de la naturaleza humana. Lo demás, el pensamiento, la política, este blog, el ego en definitiva, son cosas con menos importancia.

Hoy me he levantado con ganas de comerme el mundo. No lo puedo evitar, siempre quiero más.



Se que al menos hay un lector de este blog que se está planteando desde hace muchos, muchos años correr una Maratón.

Me apunto. Opciones: Roma, Vitoria o San Petersburgo.

No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com