Mañaña... y/o/u hoy: dos rombos

Si tienes 20 minutos sigue leyendo. Si no puedes perder ese tiempo, te ruego que no sigas.

Hay cosas más importantes que hacer y no creo que esta entrada se pueda comprender a medias. Lo que si te aseguro es que no te dejará indiferente.






La abogacía quema. Los clientes no pagan. La crisis agobia. La política envilece. La familia aburre.

España se quiebra.

Del Betis mejor no hablar.

Y uno se va volviendo sin querer, en un personaje triste, temeroso, deprimido, sin esencia. Por eso, de vez en cuando hay que romper con las normas y/o eres de los que le dices cabrón al arbitro "u" lo tienes chungo...

El arte puede ser un medio pero hasta que no encuentre mi forma de expresión artística (que conste que yo creo que soy un artista aunque en 37 años todavía no haya sido capaz de encontrar un medio de expresión) tendré que valerme de los maestros. Siempre me han gustado las mezclas. Puede que mi forma de expresión sea el copiar y pegar.

Hoy iba buscando poesía, música y humor, por lo que he navegado por el "Canal de Soez" y atracado un rato en el blog de Antonio Reguera.




Y he encontrado un revuelto de salud mental para mi hastío. Un poco de Platón y algo menos de Prozac, en aguas que parecen "reguertas" pero que son serenas.


VALORA, AHORA QUE PUEDES, DESPUES SERA TARDE



Cuando concluyas de enriquecer tu pabellon auditivo con lo que viene a continuacion… ya decides si quieres seguir ... hoy o te dedicas a otros menesteres.




 

"cada nota que irradian es poderosa, eclectica, densa, afilada, exacta, precisa, limpia, fugaz, exultante, libertaria, sexy, fuera del concepto terrenal."





 


"Referenciaba recuerdos, esos que se habian dejado transcurrir sin apreciarlos en sus valorables justos grados, lamentable mencion hacia la carencia respetadora de un preterito imposible de volver a vivir."



 


Algo asi podria ocurrir con nuestros dos musicos jipis extraterrestres en el futuro, cuando tal vez ya sea muy tarde para lamentarse.
 
 
AHORA HABLEMOS DE MAÑANA...









Te deseo un buen día. Yo ya lo tengo.

Y recuerda que
ser responsable no está
reñido
con reirse de la vida
 20 minutos.

Un cordobes visto por cordobeses: Góngora

Acabo de recibir una invitación para asistir esta tarde en Córdoba a una exposición de pintores (creo que la mayoría cordobeses) sobre Góngora. Empieza hoy y estará todo el mes de febrero en la Galería Carmen del Campo, y se hace en colaboración con la Escuela de Arte Mateo Inurria y la Universidad de Córdoba.





Obviamente no puedo ir pero como a veces me leen mis amigos "cordobitas" que les encanta el arte y el trato, espero que se animen y vayan.


La verdad es que me gusta más Quevedo que Góngora pero será que no se mucho porque algo tiene que tener cuando fue el ídolo de toda la generación del 27. Os dejo un poema que viene muy al cuento ahora que he mandado a Sanitas a tomar viento por no haber respetado el precio que nos pusieron para engancharnos por el Colegio de Abogados.


Buena orina y buen color,
y tres higas al doctor.

Cierto doctor medio almud
llamar solía, y no mal,
al vidrio del orinal
espejo de la salud;
porque el vicio o la virtud
del humor que predomina,
nos lo demuestra la orina
con clemencia o con rigor.


Buena orina y buen color,
y tres higas al doctor.


La sanidad, cosa es llana
que de la color se toma,
porque la salud se asoma
al rostro como a ventana,
si no es alguna manzana
arrebolada y podrida,
como cierta fementida
galeota del Amor.

Buena orina y buen color,
y tres higas al doctor.

Balas de papel escritas
sacan médicos a luz,
que son balas de arcabuz
para vidas infinitas;
plumas doctas y eruditas
gasten, que de mí sabrán
que es mi aforismo el refrán:
vivir bien, beber mejor.


Buena orina y buen color,
y tres higas al doctor.


Oh bien haya la bondad
de los castellanos viejos,
que al vecino de Alaejos
hablan siempre en puridad,
y al santo, que la mitad
partió con Dios de su manto,
no echan agua, porque el santo
sin capa no habrá calor.


Buena orina y buen color,
y tres higas al doctor.

Luis de Góngora.

La gran ciudad

Estoy en Madrid en un locutorio. He hecho una visita relampago via AVE y ya me voy de vuelta a casita. Tengo una hora libre antes de coger el tren y me he metido en Internet que en la calle hace mucho frio.

Cuando vengo a Madrid es cuando me doy cuenta que voy cumpliendo años. Me siento un poco provinciano lo reconozco. Y ya no me atraen los agobios, esas personas corriendo por los pasillos del metro, con sus caras impersonales. A mi me encanta hablar siempre con el de al lado y entablar una conversacion en el metro es harto dificil. Te miran como un bicho raro. Pienso que esas personas seguro que son encantadores y que tienen vidas interesantisimas, comparten su vida en los blogs con personas que no conocen y que seguro que los fines de semana y las vacaciones se transforman. Y entonces te das cuenta que en el Sur por mucho que nos quejemos seguimos manteniendo algunas costumbres mediterraneas que en la gran ciudad ni se imaginan.

Estoy hecho un paleto en dialecto madriles o como decimos nosotros, un cateto. Como en la casa de uno.

Política, poder y utopía



Como ya he contado por aquí llevo un año colaborando con UPyD, el partido de Rosa Díez. Un partido donde hay muchas personas excepcionales pero que no cuenta con financiación alguna. La de sus afiliados. Algo heroico en los tiempos que corren. Sin dinero en política no hay nada que hacer. Y el dinero es el poder. Si no hay "medios" no existes. Y los medios son instrumentos del propio poder. Un medio nunca mejor dicho, aunque en muchos casos en realidad son ellos el poder mismo.

Aun así seguimos con ilusiones y hay algo que la sociedad no se da cuenta, pero que he comprobado que ocurre. En este partido se piensa y como los dos grandes partidos están a la defensiva por su pedacito de pastel no definido, al menos los políticos nos oyen. Además ese pensamiento luego es filtrado por alguno intelectuales de prestigio como el mismísimo Vargas Llosa o Fernando Savater.

No somos nadie, pero queda la esperanza de estar trabajando para los que verdaderamente tienen poder que al menos copian y pegan ideas de progreso. Esa y no otra va a ser la función de éste partido. Por eso por el bien de esta sociedad somos un partido útil y necesario pero sin financiación estamos destinados a desaparecer. En España no se concibe la idea de que un partido político pida dinero a los ciudadanos para poder mantenerse. La corrupción se asume por nuestro carácter latino. Ya cobrarán que para eso son políticos. Por eso como dijo Pedro J., somos una utopía. Una utopía necesaria, aunque a veces se nos venga a la cabeza que ésto es un sueño. Como este cuadro que compré en ebay titulado "Sueño de un suicida".

Con las elecciones locales empiezan los problemas ya que la organización no podrá controlar a todos y cada uno de los afiliados que opten a concejalías. Y para los cazadores de recompensas y vendedores de humo, que suelen tener un piquito de oro, somos una golosina por tener una buena imagen en la sociedad. Habrá lugares donde se actuará como bisagra y no quiero ni pensar la difusión que tendrá cualquier desliz, que seguro que lo habrá. Pero pienso que aún así vamos a sobrevivir porque ante líderes como ZP, Rajoy o el de IU cuyo nombre ni me acuerdo, Rosa Díez es un peso fuerte. Dicen los medios tanto de un lado como del otro que todo lo que hace es oportunismo, que es la palabra política de moda y hasta Belén Esteban la critica, por lo que muy mal no se estarán haciendo las cosas.

El poeta Don Joaquín Sabina

Vamos a alegrarnos un poco la mañana que este mes de enero está muy avinagrado.



y si quieres también

puedo ser tu abogado y tu juez,

tu miedo y tu fe,

tu noche y tu día,

__________________

De sobra sabes que eres la primera

El cuadro de ARCO

Vaya palo para los amantes del arte contemporaneo:

DEP: Carmen Orti Molinello


Me han despertado esta mañana con la noticia de la muerte de la hermana de mi abuela paterna. Mi tía cordobesa, vivía en Santander y mi primer viaje largo fue allí, un verano acompañado con mi abuela. Tendría yo la edad de 12/13 años y fue descubrir la libertad, ya que mi abuela que era una persona muy especial me dejaba ir a mi aire. Recuerdo que paramos en Madrid y experimenté la sensación de pasear en solitario por la capital como un joven provinciano.


Luego en Santander ese verano hicimos de todo: comer marisco, ir a la Opera y la Zarzuela en la Porticada, visitar pueblos como Santillana, Laredo, los Picos de Europa, San Vicente de la Barquera, tomar el barco y visitar las islas, fuimos a una feria de ganado, a comer en el club de tenis que era lo más, ya que mi tía al contrario que sus hermanas era una señora a la antigua muy de derechas. Si algún día soy capaz de escribir, las experiencias vividas en ese viaje seguro que salen.

Luego repetí ese viaje en segundo carrera, ésta vez con mis dos abuelas. La excusa fue apuntarme a un Curso de Derecho Mercantil en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y también lo recuerdo como una de mis mejores experiencias aunque mi tía se enfadó mucho porque llegaba por las noches casi para ducharme e ir a "estudiar". También estuve un par de veces con mis padres, y otro año fuí un fin de semana con mi padre a recoger unos libros de Derecho que me regaló y con unos amigos de la Universidad en un viaje al País Vasco, así como creo recordar que con mi primo en un Sanfermín.

Mi pobre tía dejó de ser persona hace ya por lo menos 10 años y ni hablaba ni se movía. Estaba en estado vegetativo. No tenía problemas económicos y tenía dos personas cuidándola. No llegué a verla así, por lo que mantengo la imagen de aquellos viajes intacta. No se si se habrá dado cuenta de su estado durante estos años. Desde luego no hacía gesto alguno. De todas formas una vida así debe ser una desgracia. Por eso nunca mejor dicho, hoy ya descansa en paz.

Haití o la pérdida de la fe





No digo que sí o que no.


Digo que si Dios existe


no tiene perdón de Dios.



Manuel Alcántara

Literatura contemporanea: Nocilla Dream de Agustín Fdez Mallo


Me he leído Nocilla Dream escrita por Agustín Fernández Mallo (La Coruña.1967) y que es parte de una trilogía llamada Proyecto dream, que también tiene a Nocilla experience y Nocilla Lab, que creo que las leeré. Libros muy recomendables para nosotros los blogueros ya que una vez leídos, puedes pensar que cualquiera de nosotros también puede hacer un libro de este tipo.



Creo haber tenido esa sensación de salir de un Museo de Arte Contemporaneo y pensar ésto lo podía haber hecho yo. Luego uno se da cuenta que hilar historias debe ser más complicado que hacer una novela de un tirón y que sólo es otro tipo de formato, por lo que no quiere decir que sea más fácil escribir. Cada uno ya sabe como escribe, aunque cada día somos más los mediocres que aspiramos por escribir un libro. 


Este libro me ha recordado a Rayuela de Cortazar que me gustó bastante, sobre todo por el uso de citas de otros autores y pensamientos sueltos de determinadas personas ajenas al autor y que forman como un collage, dando una sensación de zapping. A diferencia de la obra del genio argentino, no sigue una sóla trama sino varias y muy cortas (lo que lo hace sencillo de leer y ameno) donde se añaden mezclas de humor con absurdos o teorías científicas, fórmulas de física, artículos de opinión, y lo que el autor llama como docuficción.

Os dejo una de ellas que he visto publicada por un compañero bloguero a manera de ejemplo y que en el fondo no deja de ser una paradoja por cuanto es una vuelta a los clásicos:

"Año 2054. Mis nietos están explorando el desván de mi casa. Descubren una carta fechada en el 2004 y un CD-ROM. La carta dice que ese disco CD-ROM que tienen entre sus manos contiene un documento en el que se da la clave para heredar mi fortuna. Mis nietos tienen una viva curiosidad por leer el CD, pero jamás han visto uno salvo en las viejas películas. Aun cuando localizaran un lector de discos adecuado ¿cómo lograrían hacer funcionar los programas necesarios para la interpretación del disco? ¿Cómo podrían leer mi anticuado documento digital? Dentro de 50 años lo único directamente legible será la carta."

Jeff Rothenberg

Es un libro que hay que leerlo sin expectativas y seguir a pesar de algunos absurdos, por no llamarlo limitaciones culturales del que suscribe. Yo lo que hago, como con otras muchas obras clásicas como Homero o cuando leo filosofía, es dejar que las ideas se vayan acumulando en el subsconciente.

Leer sin pretensiones, que en este tipo de literatura se facilita al ser historias distintas de poco más de una página por lo que uno siempre tiene la oportunidad de hacer otras cosas y no necesita más de dos o tres minutos de concentración en la lectura, algo que en mi opinión es bastante cómodo.

La historia principal por llamarla de alguna forma, se teje sobre una carretera del Estado de Nevada con un paisaje desértico y donde hay un árbol -un álamo- donde la gente cuelga zapatos atados por los cordones como esa moda de pandillas de jóvenes que hacen ésto en algunos barrios de ciudades, y que creo que es para delimitar un territorio o algo así. Sin ir más lejo lo he visto en los cables de luz de un barrio de Fuengirola. Está cerca a un pueblo típico americano donde se subraya esa forma de vida americana de las clases bajas de ese país, alrededor de moteles y con casas hechas de chapa y materiales de baja calidad, y que al final son bastante parecidas a los poblados de chabolas (generalmente asentamientos gitanos) de los barrios periféricos de nuestras ciudades.

Luego hay otras historias simpáticas que se van entrelazando como unos ancianos chinos que ganan concursos de surf porque están acostumbrados a hacer equilibrio en los árboles (todo lo relacionado con el árbol está de alguna forma enlazado) y que van a competir con unas chicas rubias surferas americanas en un pueblo de Asturias, un señor que se queda a vivir en un aeropuerto para no pertenecer a ningún país, un admirador de Borges que levanta una escultura un tanto absurda (uno a veces no sabe bien si es crítica del arte moderno o alabanza), una gasolinera en otro desierto de Albacete donde casi no para nadie y que el empleado se dedica a hacer bolitas de papel, un ex-boxeador que se propone recorrer el mundo como Cristóbal Colón pero andando de Oeste a Este, una prostituta que se va con uno de estos personajes que ahora no recuerdo, una maleta llena de fotos antiguas de retratos de personas y que son coleccionadas por otro personaje interrelacionado, personajes que viven en micronaciones o sitios abandonados, etc. Estas subhistorias se mezclan entre sí, así como con las citas y pensamientos. Al final hay un mapa bastante simpático donde se van referenciando escenarios, personajes, ideas, obras, series televisivas como el Coche fantástico o el Equipo A, ...
 
Un libro sin duda recomendable y cuyo formato se copiará y se perfeccionará aun más con el lanzamiento de los inminentes libros digitales.

Literatura 2010

Sigo enganchadísimo a los libros. Terminé La vida nueva de Orham Pamuk y le metí mano a La ciudad y los perros de Vargas Llosa, ya que siguiendo a mi amigo David Melero, quiero leer más de este autor del que sólo he leído La guerra del fin del mundo y Lituma en los Andes.

Recuerdo que este libro, lo había empezado hace tiempo pero no me gustó demasiado el principio y lo dejé, algo que a veces me ha pasado con este autor, creo que con Pantaleón y las visitadoras y con La tía Julia y el escribidor que están ambas pendientes probablemente para este 2010 y más tras las palabras que nos dedica a los de UPyD:


"hacerles saber que no me arrepiento en absoluto del apoyo público que di a UPyD hace un año cuando se fundó. Y en esta ocasión quisiera refrendar mi apoyo entusiasta. Creo que en estos 12 meses transcurridos esta organización joven, limpia e idealista ha cumplido con creces los propósitos que se fijó y que por eso ha conquistado muchas adhesiones entre los españoles que quieren fortalecer la democracia, ampliar los espacios de libertad ya conquistados y combatir con resolución, sin complejos de inferioridad, a todos los nacionalismos que son la mayor amenaza para la unidad de España y para la preservación del Estado de derecho y libertad que ahora tenemos."

Pues bien, esta vez por fin me he zampado La ciudad y los perros, y aunque el principio tampoco me entusiasmara demasiado, a partir de 60/70 páginas ya me enganchó. Por algo es uno de los libros escogido por alguna editorial como obras maestras de la literatura universal. Cuando uno tiene dudas y ganas de leer lo mejor es leerse alguno de los clásicos universales y siempre se aprende algo. Es algo así como ver los cuadros de los maestros universales. Lo que no termino de entender es como a Vargas Llosa no se le da el Nobel.

Después de un clásico ( y a veces entremezclado) me he ido a lo más moderno y me he leído Nocilla Dream escrita por Agustín Fernández Mallo, libro al que le voy a dedicar un post aparte ya que da para mucho y se que en este formato blog conviene no enrollarse, como pasa con la literatura actual, donde se agradecen los capítulos cortos.

Terminado el primer Nocilla le voy a dar otra oportunidad a Orham Pamuk, aunque me imagino que cada día tendré menos tiempo, por lo que seguiré con los otros dos libros del Proyecto Nocilla.

Los Seis sombreros del Pensamiento

Todos los días se aprende algo nuevo. He estado en la biblioteca y he estado hojeando algunos libros. Siempre tengo dudas de si es ojear u hojear pero como lo que estaba haciendo era pasar hojas rapidamente pues voy a utilizar el verbo con h y si está mal, ustedes me corrigen.

Entre varios libros me ha llamado la atención un método de pensamiento de un tal Doctor Bono. El método de los Seis Sombreros de pensamiento, que por lo visto se utiliza en muchas multinacionales para la toma de decisiones, de manera que se desprenda del ego y de la discusión y se puedan enfocar ideas de forma paralela. Así, para tomar una decisión se debe de ir viendo el asunto desde distintos puntos de vista de manera que se vaya automaticamente ordenando y a cada tipo de pensamiento se le da un color de un sombrero.





Pensamiento con el Sombrero Blanco


Este tiene que ver con hechos, cifras, necesidades y ausencias de información. "Pienso que necesito un poco de pensamiento de sombrero blanco en este punto..." significa: Dejemos los argumentos y propuestas y miremos los datos y las cifras.


Pensamiento con el Sombrero Rojo


Este tiene que ver con intuición, sentimientos y emociones. El sombrero rojo le permite al participante exponer una intuición sin tener que justificarla. "Puniendome mi sombrero rojo, pienso que es una propuesta terrible". Usualmente, los sentimientos e intuiciones solamente pueden ser introducidas en una consideración si son sustentadas por la lógica. Por lo general el sentimiento es genuino pero la lógica no es auténtica. El sombrero rojo autoriza plenamente al participante para que exponga sus sentimientos sobre el asunto sin tener que justificarlo o explicarlo.


Pensamiento con el Sombrero Negro


Este es el sombrero del juicio y la cautela. Es el sombrero más valioso. En ningún sentido es un sombrero negativo o inferior a los demás. El sombrero negro se utiliza para señalar por qué una sugerencia no encaja en los hechos, la experiencia disponible, el sistema utilizado, o la política que se está siguiendo. El sombrero negro debe ser siempre lógico.


Pensamiento con el Sombrero Amarillo


Tiene que ver con la lógica positiva. Por qué algo va a funcionar y por qué ofrecerá beneficios. Debe ser utilizado para mirar adelante hacia los resultados de una acción propuesta, pero tambien puede utilizarse para encontrar algo de valor en lo que ya ha ocurrido.


Pensamiento con el Sombrero Verde


Este es el sombrero de la creatividad, alternativas, propuestas, lo que es interesante, estímulos y cambios.


Pensamiento con el Sombrero Azul


Este es le sombrero de la vista global y del control del proceso. No se enfoca en el asunto propiamente dicho sino en el 'pensamiento' acerca del asunto. "Poniendome el sombrero azul, siento que deberíamos trabajar más en el pensamiento con el sombrero verde en este punto". En términos técnicos, el sombrero azul tiene que ver con el meta-conocimiento.
--------------------------------------------------------------------------------

Este es un resumen de Edward de Bono's "Why Do Quality Efforts Lose Their Fizz?" Quality is No Longer Enough, The Journal for Quality and Participation, September 1991.

Navidad lectora

He aprovechado estos días para leer y me ha cundido bastante.

Empecé por una novela de Garriga Vela, Pacífico, de la que me esperaba más, aunque a medida que pasan los días creo que me gusta más. Es corta y fácil de leer pero parece más un cuento, algo así como un sueño, por lo que debe ser por eso por lo que la estoy rumiando con el tiempo.



Luego, me leí un libro autobiográfico llamado Estambul de Orhan Pamuk (Premio Nobel de 2006). Son unas memorias sobre esta ciudad en la que estuve hace poco. El autor escribe de maravilla ya que el libro tenía muchas páginas y se me ha hecho bastante corto pese a que no había trama alguna. Simplemente experiencias suyas de niño y joven en su ciudad. Buena literatura y voy a buscar libros de este autor.

Después leí ujn bestseller, La elegancia del erizo de Muriel Barbery. Al principio me pareció un poco "repipi" y cursilón, pero como es fácil de leer pues te dejas y al final lo terminé. No creo que sea tan bueno como para haber alcanzado tanto éxito ni tan malo como me pareció al principio.


Además, citaba a Tolstoy, como autor de culto, y el comienzo famoso de Ana Karenina:

«Las familias felices son todas iguales; las familias infelices lo son cada una a su manera».








Fue leer ésto y como ya lo tenía en lista de espera en el subconsciente (desde que leí este año el Libro de Requiems de Mauricio Whiesental), además de físicamente por haberlo comprado por menos de 1 euro en el baratillo de Fuengirola de los sábados, pues fue acabar el bestseller y empezar con el ruso. Acabé ayer. Buena novela. Larga pero fácil de leer. Ya me he leído a casi todos los grandes autores rusos de esa época y se parecen mucho. Leeré Guerra y Paz pero más adelante.

De los 4 libros me quedo con el último Ana Karenina, pero estoy deseando empezar otro libro del turco Pamuk. Más que nada porque es difícil encontrar buena literatura contemporanea. Mientras lo busco, creo que voy a meterle mano a una novela de Vargas Llosa ya que mañana voy y vuelvo en el día a Madrid y no hay nada como un buen libro para un viaje en tren.

Carta a los Reyes Magos

Queridos Reyes:

He estado dando una vuelta por la web y quisiera pediros un regalito. Una obra gráfica. Con cualquiera de estas tres me conformo:







Que pena da el tener aficiones tan caras. De todas formas si hay algún bloguero aburrido ya sabe. Michel Fillion Galery. Barceló, Sicilia y Tapies. Al menos tenemos Internet para disfrutar de ellas hasta que nos prohiban descargar imágenes. ¿Cual os gusta más?

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com