El libro de estilo del messenger y los egos de la canaricultura


El copia y pega no es nuevo, sólo que hoy en día es todo mucho más rápido. El espacio partido tiempo nos devora. Los nuevos medios priman la velocidad por encima de todo. Una carta manucrista hoy en día es un preciado tesoro, que como mucho te la encuentras en tu buzón en las fiestas de Navidad, como la de mi amigo Mahoni. Yo he escrito algunas en las fiestas, pero sólo algunas fueron personalizadas de verdad, sin un patrón.


Hago hoy esta reflexión porque llevo aproximadamente un mes, donde la mayor parte de mi ocio la estoy dedicando a enterarme como es eso de la cría del canario timbrado español discontinuo. Algo realmente complicado porque se precisa oído aparte de muchas horas de lectura y de escuchar (hoy en día leer por el messenger) a criadores. Y como en Fuengirola no hay criadores pues me estoy relacionando con amigos de Málaga y Jaen, así como otras personas que voy conociendo en foros de canarios. Se usa el messenger con su lenguaje y yo mismo me he visto estos días escribiendo barbaridades, holas sin h, las k por el que, y todo el libro de estilo de MSN, porque lo que ahora me importa es saber de canarios no el lenguaje. Pero amigo, todo va unido y en estos momentos escribo acojonado esperando que salte la b o la v en cualquier momento. Todo se pega.

En este mundillo, unos te introducen a otros y hay como redes y grupos de amigos con fuertes compromisos entre sí, donde todos se llaman socios, y así el que saca un canario bueno, probablemente tenga un problema porque todos sus amigos querrán inmediatamente crias de esos canarios o que le dejes de nuevo el canario ese que ha dado buena descendencia.


En la mayoría de los casos se crean grandes amistades pero a su vez se adquieren compromisos que atan y que pueden hasta esclavizar, porque los egos de cada uno están siempre presentes. Y este blog va sobre eso, sobre los egos de cada uno y el mío en particular, que tiene tela.

Hay dos personas que me han introducido de lleno en ésto y a los que no quiero defraudar. Ayer me decían que por culpa de un canario se pueden perder amistades de años, pero qué culpa puede tener un animalito que canta y encima lo hace con talento. Es por eso, que aunque me cueste pensarlo, más vale que mis niños, los hijos de El Pali, Vinicius, Hechicera, La Paquera y Albertica no me canten demasiado bien por bulerías, y que por muy buena sangre que traigan, no me salgan por aquí:

No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com