Dignidad y libertad en mi trabajo

Me he tenido que ver en la difícil situación de denunciar a un Juez ante el Consejo General del Poder Judicial.

Este señor me obliga a seguir trabajando en un asunto en el que he renunciado. Lo acabo de hacer hace 5 minutos. Hay un formulario en Internet para ello y así lo he hecho. 


Esto no es una denuncia penal. Es disciplinaria y sirve de poco ya que son muy pocas las denuncias que se estiman. El órgano que resuelve, la Comisión Disciplinaria, está compuesta por Jueces. He visto muchas de estas resoluciones como miembro de una Comisión del Colegio de Abogados, y recuerdo un caso que llevaba 13 años en el Juzgado y no prosperó porque por lo visto los funcionarios fueron cambiando durante el procedimiento.

Como me decía un abogado del Estado un día, en España un Juez tiene practicamente la misma impunidad que el Rey, y es cierto que ha habido Jueces que han ido a prisión pero siempre han sido por casos gravísimos, de jueces que han caído en vicios como el juego o la droga y que ya son indefendibles. Aun así, algunos incluso se han salvado de entrar en el talego. Todo depende de quien seas, pero de esto no me quejo. Es así en todos los ámbitos de poder y con los años hay que ir aprendiendo a tolerar la frustración. Todos los ciudadanos no somos iguales ante la ley ni nunca lo hemos sido.



Para haceros una idea de lo que afirmo sólo hay que ver en la jurisprudencia cuantas sentencias de responsabilidad civil hay contra jueces y cuantas contra médicos. ¿Quiere esto decir que los médicos son peores profesionales? No, simplemente, a los médicos y letrados nos juzgan jueces y ellos se juzgan entre sí, lo que lleva alguna ventaja añadida. Es como aquel dicho de pueblo que dice que aquel animal (cuya especie omito para evitar suspicacias) que se tiene que capar a si mismo, buenos "cojoncillos" se deja.

Entiendo que los Jueces son personas que tienen un trabajo complicado, pero no menos que el de los abogados. Yo creo que no valoran que todo lo que viene de la calle, lo bueno y lo malo, llega filtrado de alguna forma gracias a nosotros. Muchos jueces creen que le dificultamos la labor por ejercer la defensa de los intereses de nuestros clientes, pero no se dan cuenta que somos auxiliares y coadyuvantes de la Justicia y que formamos parte de la balanza. Y yo ésto me lo sigo creyendo con los matices de 14 años de ejercicio.

Son muchas las barbaridades que los clientes nos proponen e incluso a veces llegan hasta a exigirnos, y nosotros no tenemos un sueldo sino que dependemos de ellos. Es obvio que en mi profesión hay letrados que ceden ante peticiones injustas o que no cumplen con rigor su trabajo, pero como no es mi caso, me veo con la suficiente legitimidad como para poder defender mis derechos conforme a mis conocimientos y experiencia.

Ello conlleva que a partir de ahora en ese Juzgado no seré un profesional anónimo. Sin embargo, hoy me siento más libre como profesional y entiendo que ayudo a la sociedad al no tragar. Pero soy consciente que al final mi actitud conlleva un daño a mi ejercicio, porque ese Juez tendrá que juzgar antes o después asuntos de mis clientes y tendré que aceptar o renunciar al asunto, o bien ver como una persona es represaliada, nada menos que en sus bienes o libertad, por mi decisión.

Como dice el decálogo de los abogados hay que tener fe en la libertad, sin la cual no hay Derecho, justicia, ni paz y enlazando con esa frase tan repetida del Evangelio civil español, "La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra y el mar encubre; por libertad así como por la honra, se puede aventurar la vida."

Sinceramente creo que hoy soy mejor abogado que ayer y permitirme que presuma de ello por un minuto para sufrirlo durante años.



6 comentarios:

verdial dijo...

Me alegro mucho, a pesar de la situación, que te sientas más libre profesionalmente y que hicieras lo que sentías que debías hacer. Es lo más importante.

Te deseo suerte en el resultado.

Un abrazo

Alfaraz dijo...

Solo animarte en el trance, pues por lo que comentas creo que es lo mejor que podrías hacer.
Los Jueces, esa casta intocable, se deben creer inmunes ante otros jueces: perro no come perro...



.

José Luis Martínez Hens dijo...

Gracias Verdial y Alfaraz por vuestro apoyo. Me he permitido añadirle un toque de humor a la entrada.

Anónimo dijo...

Dales caña Jose, tienes todo mi apoyo moral y como profesional que los sufre ¿que te voy a contar? un abrazo

Martín Ortega

Anónimo dijo...

Primo.... Solo puedo decirte que estoy muy orgullosa de ti y que "PALANTE".
Si has tomado una desicion asi, esta mas que claro que no es sin fundamento y meditadamente asi pues, estoy contigo....
UN FUERTE FUERTE ABRAZO
Valle

Alfaraz dijo...

Por cierto que los papeles de la foto parecen como de José Hernández el del marco dorado y de ¿Arroyo? el del fondo ¿?




.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com