Arturito, Antoñete y sus hermanos

Ayer estuve de apoderado de UPyD en Fuengirola y no pude ver el debut de mis canarios de canto en un concurso. Los llevo mi amigo a Ecija, el pueblo de mi madre, donde volví después de cierto tiempo el viernes por la noche hasta el sábado. Me lo pasé pipa. Me encanta eso de escuchar en una habitación por 20 minutos a 2/3 pajarillos debajo de una cabina con una luz. Silencio absoluto, cierras los ojos y empiezas a soñar. La naturaleza entra por el oido. Una sensación indescriptible.

De mis 4 machos quedó fenomenal el más niño Arturito que ha sacado 90 puntos con uno de los jueces más exigentes de España. Será la piedra sobre la que levantaré mi aviario. Ya os colgaré fotos y videos de mi niño.

De la política vamos a descansar un poco para coger fuerzas nuevas para las andaluzas.

1 comentario:

Alfaraz dijo...

Tienes que reconocer que más de 20 minutos cansa, y a la hora ya te quieres comer fritos a los pajaros.


.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com