Don Francisco Pineda diputado por Málaga



Ayer jueves fue un día donde me encontré mal. Muy mal. Entre otras cosas porque un "funcionario" del Ayuntamiento me ha advertido que cree que se han instruido diligencias penales contra mí cuando me echaron del Pleno. El colmo. Te violan tus derechos fundamentales al no dejarte participar en un Pleno público por no tener invitación, te insultan, empujan y retienen ilegalmente en los garajes de los calabozos de la Policía Nacional, y encima te abren diligencias penales. Pero bueno, esto no es lo que más me afecta. Al final me costará dinero porque en la Justicia independiente poco creo. O lo mismo están esperando trincar la Subdelegación de Gobierno para sancionarme.

Pero hay cosas que me afectan más. Mucho más. Y es la desesperación y el asco que me causa la política de nuestro país. Y es que el miércoles por la noche estuve en el mitin de Rosa en Málaga y cada vez que la oigo me gusta más pero me deprimo más ante el panorama que tenemos.

Pero no es sólo eso. Es más. Y es la descolocación. Porque aparte del mitin de Rosa, fueron muchos los sentimientos que viví en ese mitin porque en este partido pasan cosas.

Esto es política pero no tiene nada que ver con la política al uso. El concepto de primarias nuestro es horrible, porque demostrar a los tuyos que tienes más merito y capacidad que tu amigo es un acto cruel y por eso aquí se sufre mucho y los medios aprovechan rapidamente para ensalzar que tenemos divisiones internas, porque lo creáis o no, el establishment nos persigue y acosa.

UPyD es un problema para el PP y el PSOE y están haciendo lo imposible para hundirnos. Prefieren resucitar a IU que lleva 30 años en política y que no ha aportado nada nuevo a la sociedad española, mientras que nosotros en 4 años hemos hecho los programas de los dos grandes.

Como algunos sabrán tuve el derecho (no el privilegio) de presentarme como candidato de UPyD para Madrid, es decir pensé que podía hacerlo mejor que Rosa y que tenía cosas que aportar al partido a nivel nacional. Y me hice mi propia campaña virtual en este blog, en un blog que hice para la campaña, y no se lo pierdan en mi blog de poesía: http://buenosdiasconpoesia.blogspot.com. Allí largaba yo mis sentimientos buenos y malos como podía. 2 semanas intensas de las que hablaré otro día.

¿Y por qué me presenté? Pues porque pienso que en este partido tenemos sin duda a la mejor política del país pero además tenemos una legión de "Quijotes" entre los que me incluyo, que somos capaces de estrellarnos contra el sistema pero que damos el paso adelante que la política española necesita sin miedo alguno. ¿Por qué? Porque al margen de una detención ilegal unos días antes que me sublevó e indignó, la respuesta es muy fácil. No tenemos nada que perder, porque no estamos en política para medrar. Estamos porque sabemos que esto no puede seguir así y que los políticos del PP, PSOE, IU, PNV o CIU no lo van a arreglar porque son una casta.

Y eso nos hace distintos, y hace que por ejemplo yo me presente a unas Primarias y critique algunos aspectos de la líder de mi partido porque no temo por mi futuro político. Me da igual y nos da igual. Porque la mayoría de los afiliados de UPyD no estamos aquí para vivir de la política. Es más nos estamos gastando un dinero importante para sacar adelante este proyecto y sabemos que no habrá compensaciones, salvo la satisfacción y el convencimiento de saber que seremos una gota de agua en el océano de la Historia de España.

Y de eso no me cabe la menor duda porque aunque la gente no lo sepa, UPyD no es sólo Rosa Díez. UPyD es Vargas Llosa, es Savater, es Boadella, es Pombo, es Sosa Wagner, es Martínez Gorriarán, es Fabo, es Anchuelo, es David Ortega, es Luis de Velasco, es Gorka Maneiro, es Andina, y cada día van entrando nuevos valores como Toni Cantó, Rubén Múgica, Irene Lozano, Javier Capitán, y un montón de nombres que hacen un total de unos 7.000, de los que 5000 son personas más preparadas que cualquiera de los diputados que hoy nos gobiernan. Porque en UPyD también tenemos Abogados del Estado, Registradores de la Propiedad, Notarios, catedráticos de Derecho, y demás operadores jurídicos. Y encima de los que no vienen a medrar en política, porque para eso es más fácil elegir entre PP o PSOE, y prolongar el para mi opinión peor de los males de nuestro país, la "Justicia".

No os voy a enumerar a los compañeros de Málaga, porque me estoy alargando, pero os pondré un ejemplo. Y un ejemplo significativo porque nos representa al haber sido el que hemos querido nosotros que esté.

Estoy hablando de Don Francisco Pineda. Y le pongo el DON porque ayer en el mitin de Rosa, me descubrió algo en lo que yo no había reparado, la profundidad de su pensamiento y la lógica de todo ésto. Yo no termino de saber explicar a mi familia el por qué estoy metido en este lío, que me quita horas de dedicación a ellas, y a mis clientes. Porque aunque no sea de los que más pegan carteles y acude a los actos, UPyD está continuamente en mi cabeza. Y no había yo reparado en el trasfondo de todo, en que si estoy aquí es por una necesidad espiritual. Y lo he asimilado hoy, gracias a un don con el que cuenta éste político: el AMOR.

Y es que Paco dijo ésto textualmente:

POR ÚLTIMO, y con el permiso de los poetas, voy a permitirme hablar de amor, Aunque el amor no es exclusividad de la poesía.

Sé que no es muy habitual que en un acto político y en plena campaña electoral, se hable de amor, pero en mi caso es fundamental.

Hablamos bastante de LA LIBERTAD, de LA IGUALDAD, pero poco tiempo dedicamos a LA FRATERNIDAD.

Esa Fraternidad que asume el amor común, el amor de la gestión , de lo comunitario, de lo que es de todos.

Una fraternidad que anula los egos personales, los caprichos, los privilegios y las prebendas.

Con ese AMOR estamos en política y yo creo que por eso les resultamos tan molestos a los que viven de la política, a los que vienen a esto a hacer carrera política personal sirviéndose de lo público.

Quisiera pediros que nunca olvidemos la exigencia de lo fraterno, del amor al bien común, cuando hablemos de política. El amor está en la base del buen hacer.

Cuando un político se olvida del amor fraterno, de la Fraternidad, comienza el desastre para todos.


Aquí tenéis el discurso completo que no tiene desperdicio en su blog:

http://franciscopinedazamorano.blogspot.com/2011/11/acto-con-rosa-diez.html

Paco lleva toda la vida dedicada a los que más sufren en ONGs y como cooperante, por lo que poco más hay que explicar. Con ese equipaje si se puede hablar de Amor en política. Lo que pasa es que claro para no hacer el ridículo con esa palabreja no caben las contradicciones vitales de políticos de la talla de Celia Villalobos que ya sabemos como despacha a sus guardaespaldas o de la amiga incondicional de ZP doña Trinidad Jiménez que ha tenido mucho poder en una de las etapas más oscuras de nuestro país, que va desde el atentado de Barajas donde algunos votamos al PSOE por primera y última vez, hasta el supuesto fin de ETA, que fuera del País Vasco, no se lo cree nadie.

Todo vale por el poder. Esa es la premisa. Y eso es lo que nuestros hijos ven y oyen, por lo que los futuros políticos españoles serán cada día más ladrones, más mentirosos y más vagos. Yo estoy convencido que no hay ni un sólo cachorro de las juventudes socialistas y las nuevas generaciones que tenga al Quijote en su mesilla de noche. Van a lo que van. A vivir de la política.

Gracias Paco por haberme hecho escribir este post. Lo necesitaba.

11/11/11

No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com