La mentira como instrumento



Podría hablaros del Pleno de Fuengirola de ayer y del concepto de arbitrariedad, pero no lo haré. Este año he hablado demasiado en el blog de política y no es el sitio para hacerlo. De hecho desde que hablo por aquí de política, me quedé sin comentarios y ya casi no me leen. También noté que le pasó un poco a otro compañero bloguero que anda en esas lides.

http://ignaciobermejomartinez.blogspot.com/

Hoy me preguntaba, ¿JL, eres político? Y no lo se porque pienso mucho sobre política pero no tengo la respuesta.


Estoy afiliado a un partido pero eso no es suficiente. No se si se puede ser político a ratos. En UPyD decimos que sí. Lo que está claro es que al día de hoy no lo soy, porque  si algún día lo soy, no podré tener este blog, donde intento ser sincero conmigo mismo. Tendré que borrar mis entradas, lo que es inútil porque me imagino que si hay alguien que de verdad cree en mí, ya las habrá guardado como herramienta.

Yo fui una persona interesante hace unos 6 años. Era nocturno, solía ir a Brasil cada 2 o 3 meses, soltero y con compromisos, comilón, no hacía deporte, y muy cariñoso por no decir pesado. Ahora soy diurno, voy a UK, casado y padre, cuido mi alimentación, corro, y en general, soy bastante soso. He sido Dionisio y Apolo. Y estoy orgulloso de ser así. No me gustan los tibios. Los vomitaré por mi boca dicen por un lugar de cuyo nombre no quiero acordarme por ser políticamente incorrecto.

¿Y entonces que quiero ser de mayor?

ESCRITOR.

Son los unicos que tienen licencia para mentir o hacer ficción a lo grande y sin miramientos. Hay un libro de Vargas Llosa que se llama la verdad de las mentiras con un prólogo fantástico, que dice entre otras cosas:


Los hombres no están contentos con su suerte, y casi todos, ricos y pobres, geniales o mediocres, célebres u oscuros; quisieran una vida diferente a la que viven, y para aplacar tramposamente ese apetito, nacieron las ficciones.

Eso es lo que le ha pasado a nuestro Ministro de Justicia. Que tampoco está contento consigo mismo.



Siempre he dicho que no empezaré a escribir hasta que no cumpla los 40, pero lo malo es que en el 2012 llegará ese día. Todavía quedan muchos meses pero está llegando la hora.

Si veo que no valgo o sigo con mis faltas de ortografía y estilo, entonces, me tendré que hacer político.

No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com