El papel de los abogados y otros operadores jurídicos en el sistema de ascenso de los jueces. Hacia unas elecciones.





Desde que estoy en UPyD vengo intentando concienciar a través de los Colegios de Abogados que nuestro colectivo debería tener más fuerza en la Justicia y cada vez que tengo la oportunidad hago pequeños guiños a nuestro partido a abogados que están activamente en los Colegios y que me consta que luchan desinteresadamente porque las cosas mejoren.

Opino que los abogados españoles, (no se las cifras pero probablemente más de 200.000) deberíamos ir pensando en movilizarnos un poco y cambiar los Colegios, totalmente obsoletos, al igual que la figura de los Procuradores que es otro debate, pero que al final y al cabo en aras de impedir que desaparezca una profesión se perjudica la agilidad y el contacto directo telemático y personal: Abogado-Juzgado.

Pienso también, y para mí este es el principal caballo de batalla personal para estos próximos 4 años, que en la reforma del Consejo General del Poder Judicial y en el sistema de ascenso de los jueces los abogados deberíamos tener un papel decisivo. Y UPyD podría transmitir esta idea poco a poco pero desde arriba.

Estimo que para una Justicia independiente, los Jueces deberían de ascender por elecciones donde votarían los distintos operadores jurídicos empezando por sus propios compañeros Jueces y todos los funcionarios, Secretarios, Oficiales, etc (25%), Fiscales (10%), representantes de los Partidos políticos (15 %) y Abogados (50%). Los Procuradores si no optamos por su desaparición como es mi opinión, podrían entrar en este 50 % pero siempre dejando más protagonismo a los letrados incluyendo también a los abogados del Estado, de la Junta, etc…

Esto no es ninguna utopía. En EEUU hay elecciones directas de los ciudadanos, para acceder a puestos de jueces como los del Tribunal Superiores de los distintos Estados.

De la forma que yo planteo, se evita el coste de unas elecciones más del ciudadano, y se va a quien verdaderamente sabe si un Juez es bueno, independiente, justo, etc…, que son los operadores jurídicos, y donde yo destaco el papel de los que vivimos de esto de forma directa (es decir nos paga el ciudadano que es el que mantiene el sistema, los demás cobran del Estado que es muy distinto) ya que el que tiene el contacto real con los problemas es el abogado que lo oye en su despacho, filtra las pretensiones y las estudia, forma al cliente e intenta explicar al Juez la razón que asiste a cada parte, conociendo todos los problemas de toda índole que ocurre en cada asunto, donde se le dedican muchas horas que luego se ventilan en un acto de 10, 30 o más minutos. Pero es que además no se trata de excluir a los demás operadores jurídicos. Que cada uno tenga su intervención pero de forma proporcional a los colectivos, siendo el nuestro sin duda el más numeroso.

La abogacía en España no tiene ninguna fuerza y esto no es posible en un Estado de Derecho porque al final somos los que verdaderamente somos independientes en todo este entramado. Al menos lo somos los que ejercemos por cuenta propia que somos la amplia mayoría.

No es una razón corporativa sino que estoy convencido de ello. Apoyando esta idea, UPyD se acercaría a un colectivo de muchísimos votantes que está completamente desamparado por una Justicia obsoleta y corrupta, porque si no es independiente, dejemos los eufemismos, es corrupta.

Y si no lo digo reviento. Los Jueces de esta manera empezarían a tener más respeto a los abogados que al fin y al cabo somos la voz del ciudadano, quien les paga. Por tanto nosotros representamos directamente al que los legitima para hacer esa difícil función que es la de juzgar.

Creo que UPyD tendría que aprovechar la fuerza mediática de Rosa que lleva la Comisión Parlamentaria de Justicia, para visitar Colegios porque la necesitamos y estoy seguro que es un colectivo donde no sólo conseguiremos votos, sino ciudadanos comprometidos y formados que andan peleándose a diario con los molinos del sistema.


Fuengirola, 23 de Febrero de 2012.
José Luis Martínez Hens.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Discrepo en la opinion vertida en tu articulo de que la figura del procurador sea obsoleta e innecesaria, mas ahora que los abogados pueden llevar asuntos en cualquier ciudad española fuera de donde radica su bufete. ¿ Te imaginas haciendo cada dia miles de kilometros para resolver los problemas que te surjan cada dia en los procedimientos que llevas como letrado en cada partido judicial donde tengas pleitos?. Ademas, son muchos los letrados que a menudo nos consultan y piden consejo sobre alguna actuacion en particular.... En fin, no me parece que se deba menospreciar la labor de otros profesionales del derecho.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com