¿SEIS MESES EN UPyD NO ES NADA?

Hace unos días me achacaban que no digo la verdad, porque hace algún tiempo, antes de mi aventura a primarias nacionales, dije lo que pensaba, que el tema político era para mí algo lento. Y es verdad que lo dije. Pero todo eso cambió cuando me di cuenta que jugaban conmigo y como es la política interna, lo que me llevó a tomar una decisión (no pinchen en el verde que es un virus) de la que estoy treméndamente orgulloso.

Para mi presentarme a las primarias nacionales del partido, contra la mejor política del país, fue una experiencia intensa y aprendí de política en dos semanas más que en 3 años de afiliado. Al final del trayecto, estaba seguro de lo que hacía y tenía claro que en ningún caso podía hacer daño al partido, algo que me preocupó mucho al principio y para lo que infructuosamente intenté reunirme con la dirección.



Cuando te metes en una aventura arriesgada como esta, lo primero que tienes que pensar es olvidarte en el porvenir y darlo todo. De esa forma, uno consigue estar muy seguro de lo que está haciendo y no hace el ridículo, porque fracasar no es malo, es también una opción. La verde del manque pierda.

He sido el hazmereir de muchos y probablemente lo seguiré siendo viendo cosas que me pasan, pero la seguridad de haber trabajado y haber puesto todas las energías para el partido durante estos últimos 6 meses (incluido aquello), me hacen ser fuerte y vehemente. Tengo muchos defectos que conozco a la perfección porque siempre me estoy autoanalizando. Puedo presumir de no ser hipócrita y siempre he luchado contra la falsa "sencillez" del señorito andaluz, tipo Javier Arenas y demás, que van siempre presumiendo de no ser nada ni nadie, e intentando por todos los medios que los demás hablen de ellos. No soporto las alabanzas ficticias y además las detecto con rapidez, algo que se da mucho en la política.

La falsa sencillez de la nobleza. El hippy de Montequinto como decía un amigo mío de Sevilla. Me repugna el rico que viste de pobre casi más que el nuevo rico. En realidad los ricos son deplorables casi todos, no se como puede existir una palabra tan bella como nobleza para definir a algunos personajes.




Pero a veces cuando luchas por cosas puedes caer en el egocentrismo, lo que en el fondo tampoco me preocupa demasiado, porque luego lo regalo casi todo cuando llega el momento. Me pasa con el trabajo también. Colaboro con mucha gente y estoy siempre pendiente que los de alrededor mío cobren casi antes que yo mismo.

He intentado por tanto, sacar adelante proyectos e ideas que van enfocados a mejorar el PARTIDO, el equipo, con la idea puesta en que seamos algún día un partido capaz de gobernar. Y para ello, todavía nos queda fichar a los mejores, porque los que estamos no somos malos pero tenemos muchas limitaciones y necesitamos a los mejores que todavía no están o están empezando a llegar, que no nos equivoquemos, suelen ser triunfadores en la vida.

Ahora, es tiempo de retirarme a mis cuarteles y necesito energías para mi despacho para ganar más dinero con mi profesión que en estos momentos está muy complicada. Tengo en mente irme todo el verano a Inglaterra y para eso tengo que poner toda la carne en el asador para que mi estancia allí no me cueste demasiado y pueda trabajar en un sitio digno a la vez que aprender y captar nuevos negocios. No se si podré irme por el desembolso económico que supone, pero hay que intentarlo.




Por si fuera poco, esta semana me han ofrecido formar parte de una candidatura fuerte para entrar en la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Málaga y creo que voy a estar. Es por eso que llega el momento de dejar mi activismo político una temporada. Estoy a disposición de UPyD para lo que me necesiten e intentaré estar en los actos más importantes de la campaña andaluza, para repartir propaganda, estar de apoderado, etc, pero no voy ni a crear más ni por supuesto a destruir.

Dentro de unos meses, volveré para pedir el voto a mis compañeros para volver a estar en el próximo Congreso de UPyD, el segundo y poder defender mis opiniones. Creo que me lo he ganado y equivocadamente o no, tengo mucho que aportar como he hecho en las enmiendas al programa autonómico donde con la colaboración de dos figuras del toreo, hemos aportado prácticamente la mitad de las que se presentaron, mientras otros se dedican a organizar. Pero no me quejo. Cada uno hace lo que sabe o sabe lo que hace, cualquiera sabe del verbo saber. Es la política y es el peaje que hay que pagar en estos momentos por intentar mejorar un país que se desangra y que sólo tiene solución a largo plazo.

Y si alguno piensa que me voy o me rindo la lleva clara. Me voy a dosificar un poco, para acabar la Maratón y donde lo importante no es ganar sino cumplir el objetivo de llegar y abrazarse con los compañeros de carrera. ¿Y donde están los 195 metros que siguen al kilómetro 42? Yo lo tengo muy claro. Cuando se cumplan los objetivos básicos del manifiesto fundacional. Algunos pensamos que cuando se consigan los principales puntos del manifiesto, el partido debe desaparecer y no convertirnos en un partido más lleno de políticos y de sueldos oficiales.

3 comentarios:

Loboestep dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Loboestep dijo...

Más que de un virus, en el sentido peyorativo y destructor, hablaría de un "troyano". Un caballo de Troya que purifica, engrandece y democratiza el vertical, oscuro y obtuso aparato del partido. Un esperado troyano que abra desde dentro el partido hacia la ciudadanía propiciando la simbiosis anhelada por todos.
Animo!

José Luis Casado dijo...

José Luis, me deja de piedra esta tu retirada temporal de la política del partido. Me lo tienes que explicar.
Cuando acepté tu ofrecimiento de proponerme para estar en la listas de UPyD, no analicé qué ventajas o inconvenientes de tipo personal podría acarrearme la decisión. Sí me aseguré que no fuese perjudicial para las entidades para las que trabajo (la lealtad es debe ser una prioridad en todo bien nacido). Tampoco me preocupé en conocer cuál era tu posición en la organización. Simplemente, me fié de tu ofrecimiento y me apeteció colaborar por la sociedad desde el mundo de la política, en un proyecto en el que veía identificadas bastantes de mi idea, otras no, y tiré para adelante.
Pensaba circunscribir mi intervención al período electoral, con el reclamo, más bien modesto, que pudiera representar mi nombre. Pero puede que me ocurra lo de siempre, que acabe involucrándome a fondo. A poco que vea un ambiente receptivo en la organización, me ofrecería para trabajar aún después de las elecciones.
Llegado el momento, me tendrías que aconsejar como introducirme y a quién presentarme.
Un abrazo

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com