Sureños con burra y sin burra

Ayer estuve en Inglaterra. Me fui el lunes, justo después de un juicio penal que por cierto salió muy bien pese a que por culpa de las elecciones no se pudo preparar todo lo bien que el tema merecía. Probablemente ese caso no necesitaba tanto estudio como sentido común y simpatía. Estuve simpático y agradable tanto con el Fiscal como el Juez y mucho mejor que dar una lección de Derecho. 

Antes de irme a UK, el lunes lo primero que hice fue dejar una entrada en el blog sobre el tema andaluz, donde fui con mi verdad por delante. Ha sido una pena no tener ningún comentario en el blog (en facebook si tengo algún que otro guiñito cariñoso) que me dijera algo así como ¿Tu verdad? No, la verdad y ven conmigo a buscarla como decía Machado, pero lo entiendo. 

Se que hay mucha gente que opina lo que escribo porque luego me lo dicen. Es como le pasa a Rosa, que en el Congreso nadie le da la razón pero ya quisieran.

No he tenido demasiado tiempo para pensar en lo que pasó este domingo en las elecciones andaluzas. Me fui treméndamente afectado el lunes. IRA, dolor, era lo que tenía, un dolor continuo en el estómago, aparte de un cansancio físico y mental terrible porque en mi jornada electoral me tuve que enfrentar al PP de Fuengirola, que es algo mucho peor que una dictadura. Ya he aprendido como obligan a la gente a votar y como los controlan. Ser Presidente de mesa sirve. Y se lo dije a la que iba por los papelitos para ver quien había votado y quien no y a que hora. Se reparten los ciudadanos de Fuengirola por concejales. Estos mil son tuyos y te faltan 300 y tienen una pirámide completamente organizada por lo visto por un sudamericano que conocía las dictaduras por dentro, que está claro que aquí funciona. Les dije que si no les daba verguenza ganar las elecciones así, y fíjate por donde no las ganaron. Un enfrentamiento bastante violento, porque obviamente respondieron como dictadura que son, de la peor forma, y ni que decir tiene que creo que gané 3 o 4 votos porque cuando abrimos las urnas, las 4 primeras papeletas (que conste que me voté aunque sea poco elegante votarse a si mismo), fueron para UPyD y los de la mesa fuimos los últimos en votar por lo que no me extraña que nos votaran hasta algún interventor de otro partido. Luego la apisonadora funcionó y de 500 que era el censo votaron unos 300, 200 aproximadamente fueron para el PP, 80 para el PSOE, 16 para IU, 10 para nosotros y 5 para los Andalucistas.  

Batallitas....

Pero vayamos al turrón, que se que hay gente que quiere leerme en UPyD. No he oído ni leído nada ni en Internet ni en prensa ni radio por lo que no tengo mucha idea de los análisis que se están haciendo de las elecciones, pero me temo que muchos no se leyeron la teoría de Andalucía de esos dos sabios que fueron el Ortega y el Gazet, como ya previne antes de empezar la campaña. 





Para algunos, para estar en política hay que hablar políticamente, "to be polite" dicen los ingleses, lo que los viejos de los pueblos blancos que nada tienen ya que perder, entienden en determinadas ocasiones, como que hay que engañar al personal.


Mi profesión, y llevando algunos temas penales me ha dado técnicas para ser "polite", que no es exactamente engañar, aunque aquí en España, hay abogados que no se cortan ni un pelo y no solo mienten sino que hacen barbaridades. En Inglaterra es distinto. Los abogados no pueden engañar bajo ningún concepto y son más como parte del Juzgado y cuando un cliente quiere contarles más de la cuenta, directamente, o dejan el caso o hacen algún tipo de juego malabar....Son clanes, los barristers, sociedades cerradas y como secretas donde se cuida mucho y de manera profesional la gestión de la verdad. Y los piratas con parche lo pagan, bien por lo penal bien por lo civil. El seguro de un abogado allí vale como 20 veces más lo que aquí. Piratas hay en todas partes, hasta en el Caribe, pero bueno, no es el descaro que tenemos aquí, donde un abogado puede proponer pruebas falsas, los testigos pueden mentir, el Juez se pone a charlar en estrados con un abogado con el que a lo mejor practica padel delante del otro abogado y de las otras partes, y mil cosas que se resumen en la frase sobre la Justicia, que llevará al Sr Pacheco a los libros de Historia. Sureño tenía que ser para hablar claro.

En definitiva, creo que UPyD no puede hacer como los demás partidos políticos. Aquí estamos para hacer una política diferente y estamos poniendo mucho tiempo de forma desinteresada porque creemos en esto. Y si en 4 meses desde las últimas elecciones, hemos sacado prácticamente la mitad de los votos, vender la burra de que hemos multiplicado nuestros resultados en Andalucía por 4, cuando las anteriores elecciones autonómicas fueron cuando nació el partido, me parece un error, y además grave.

Hemos repetido hasta la saciedad durante dos semanas que la gente no es tonta y que está cansada de que la engañen los políticos. Y cuando se venden burras por esta tierra de ferias de ganado, hay que ser muy buen tratante o encontrar a un payo medio tonto. Dicho esto, creo que conviene que el partido a nivel andaluz, se tome en serio el proyecto político que tenemos, porque está claro que en Madrid las cosas están funcionando, pero fuera no. Asturias nos ha salvado de un palo muy gordo.


Pesimismo en UPyD: ninguno. Tenemos Grupo Parlamentario nacional por lo que ya tenemos fondos e infraestructura para hacer política en el Congreso. Tenemos 5 diputados de mucho nivel. Gorka con el que pasé dos días al principio de legislatura y se como trabaja porque lo vi, ha hecho un trabajo fantástico y en Madrid están dos auténticos fenómenos,habiendo tenido la suerte de haber trabajado con David Ortega en la Comisión de Justicia, por lo que no me cabe la menor duda de que lo va a hacer mejor que bien. Pero algo falla en las Comunidades Autónomas y en Andalucía no sólo hay pesimismo, hay desesperación. 

En Andalucía teníamos que haber arrasado y mejorado los resultados de las generales, porque las cosas han empeorado mucho en estos 4 meses y porque mis mejores amigos, mis primos, mis hijas y todo el pueblo andaluz necesita de un partido como UPyD, al igual que en la ciudad donde vivo, se necesita implantar el partido. ¿Sabéis que desde después de las generales que se prometió, estamos todavía esperando a que se nombre un delegado? Y lo mismo pasa con Torremolinos y Benalmádena, donde no solo se han perdido votos, se han perdido los afiliados y la posibilidad de empezar a implantarse el partido.  

Por tanto, por aquí por el Sur, hay problemas desde hace mucho tiempo y Madrid no puede seguir mirando para otro lado como si no pasara nada. Vamos a asumir los errores que hemos cometido y vamos a trabajar para que en las próximas elecciones no tengamos que poner en el compromiso a Madrid de vender la burra. Y pienso que las primarias andaluzas, ahora, tendrían que esperar porque un nuevo enfrentamiento de equipos es lo último que necesitamos. Los unos contra los otros, porque el problema es que los que pierdan esas primarias,  van a seguir, y se van a dedicar a torpedear a la otra parte, como se ha venido haciendo desde que entré en el partido hace ya casi 4 años. 

2 comentarios:

José Luis Casado dijo...

Amigo josé Luis, me gusta este 2º artículo tuyo después de las elecciones. Y me gusta porque en el 1º veía cierta dosis de frustración y rendición. Aquí te veo de nuevo peleón. A mí la experiencia partidista que he vivido este par de meses atendiendo a tu invitación reconozco que me ha frustrado y ahora me debato entre volver a la forma de hacer política de los españoles: votar cada 4 años y entre medio criticar en bares y tertulias (bien es verdad que yo además hago "políticamente" a diario, trabajando para mi empresa y por mi familia) o involucrarme a través de un partido. Si me decido por lo 2º, te advierto que no sería nada tibio. hay que poner pasión en todo loq ue hagas.
Un abrazo

José Luis Martínez Hens dijo...

Recuerdo la primera maratón que hicimos en Estambul y como aguantaste hasta el final como un jabato. La política y en un partido como el nuestro sin cargo o remuneración, es treméndamente más dura y desagradecida y no se sabe donde está la meta, pero en el camino, te haces fuerte, coges forma, te sientes respetado, admirado y a su vez odiado, pero te sientes útil. Yo ahora mismo sólo puedo permitirme profesionalmente dar lo que estoy dando, y si me apuras estoy pasándome bastante de la cuota. Si pensara que iba a hacerte daño no te pediría que te lanzaras a por la segunda opción, porque tú eres un sub-3. Y que quieres que te diga, no tenemos tantos gerentes de grandes empresas que sepan poner orden y concierto...

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com