Lecturas en UK

Estos días que he viajado he leído mucho.

Me terminé por fin un pequeño libro que es fantástico, titulado Desgracia del Premio Nobel sudafricano Coetzee. Buenísimo, aunque reconozco que el final me desconcertó un poco. Se trata de de un profesor de Universidad mayor que tiene un desliz con una estudiante y lo echan del Instituto, por lo que se va a ver a su hija a una finca en la Sudáfrica profunda. La hija vive sola y una vida muy sencilla. Mientras está allí sufren una "desgracia" que no comento para no revelar la parte interesante del libro y el protagonista se da cuenta que su hija ya es mayor y que por mucho que quiera protegerla vive la vida que ha elegido. Muy buena. Hay una película protagonizada por John Malkovich que intentaré ver pronto. Os dejo una crítica de un bloguero más currada que la mía:


Luego me leí casi del tirón Sed de Champán, de Montero Glez. El título viene de un poema de Pedro Luis Gálvez el protagonista de la novela de José Manuel de Prada, las máscaras del héroe.

Viendo el programa del Público Lee de Canal Sur, me llamó mucho la atención, los aires chulescos de Roberto y como defendía él a Prada, un autor que nunca hubiera leído si no hubiera sido por ese programa, donde me dejó bien claro que en literatura no valen los prejuicios. Luego he twiteado con él en un par de ocasiones y es un tío cojonudo.


El comienzo de la novela es espectáculo en estado puro:

«El Charolito sólo se fiaba de su polla. Era la única que nunca le daría por culo»


Una novela negra cañí con gitanos madrileños, con humor y ese estilo fresco y de rebelde que cautivó a Pérez Reverte que dijo textualmente: le envidio la prosa a ese hijo de puta. Otro crítico (le pega este denominativo al Arturo) dijo que era una mezcla entre Tarantino y Lorca. Ya me había leído Pistola y Cuchillo y Pólvora Negra, que es la que más me ha gustado, pero el personaje del Charolito hay que conocerlo, al igual que al autor y su ingenio.

Leo esta frase de su web y automáticamente lo identifico con el maestro Antonio Reguera (ver el video a partir minuto 2), y esos gaditanos de adopción o nacimiento que saben sacarle partido a la vida:

Para contratar conferencias han de saber que el autor no viaja en avión ni en autobús, sí haciéndolo en tren y en barco. Y también han de saber que, desde que sale de su casa, hasta la llegada a destino, lo comido y lo bebido durante ese tramo se contempla como gasto.


Que bueno, el Reguera. Parece que lo estoy viendo en su coche hoy, camino del Rincón de la Victoria donde actúa mañana en el Mulse. 



Siguiendo con mi crónica, por último, me metí entre pecho y espalda, el premio Planeta de este año, El Imperio eres tú, del reconocido votante de UPyD, Javier Moro y que es historia pura de Brasil. La apasionante vida del emperador Don Pedro. Un libro muy bien escrito y parece (yo al menos me lo he creído todo) que con mucho rigor. Lo he disfrutado mucho porque es una forma entretenida de ver la historia. 

Sobre este país hay que leerse el libro de Stephan Zweig, titulado Brasil país de futuro, y escrito poco antes de suicidarse, donde explicaba las causas (en los años de la Guerra Mundial) de por qué el país no era una gran potencia económica, aunque lo debería ser. Parece que este siglo es el suyo. Ya lo he contado alguna vez que tuve una aventura profesional de 3 años en ese país, con temas de inversiones en turismo residencial por el nordeste, lo que me hizo viajar allí hasta en 9 ocasiones y para mí es como una segunda patria. Creo que se quedará en el disco duro porque no creo que sea un buen sitio para criar hijos. Habrá que esperar a la reencarnación.

De todas formas queda la saudade y como le pasa al Madrid, la ilusión por la décima, visita. 



No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com