Lecturas de otoño: El fulgor de Africa de Umbral

Estoy leyendo las memorias de Gabriel García Márquez. Pero antes de meterme este tochaco, me he leído de casualidad (bicheando en el ebook) en un par de días el Fulgor de Africa una novela del siempre recordado por la anécdota de mi libro, el egocentrista pero genial a su vez: Don Francisco Umbral.



Ya había leído hace tiempo un Diario suyo, pero este libro me ha gustado mucho, porque no sólo tiene un lenguaje mágico, parecido al del genio colombiano o a mi admirado Cunqueiro, sino que tras una crítica que me acabo de leer me he dado cuenta que es muy autobiográfico. SU LIBRO.


Y tras leer esta crítica de Fernández Khron, he entendido mucho de la vida del autor a través del personaje protagonista, un bastardo en una familia noble, que tiene dudas de quien es su madre entre dos de sus tías, acabando en la cama de una de ellas, y donde se refleja la niñez del autor en un Valladolid prebélico, donde se pelean los oficiales (más en consonancia con la Falange de Primo de Rivera) con los guerreros que vienen de las guerras de Africa donde estaba Franco. Una parte de la Historia de España, derivada del desastre de Annual (que aparece en la novela Imán de Ramón J Sender), que sigue con el posterior espiral de violencia durante la efímera esperanza de la República y con el trágico final del estallido de nuestra guerra civil, del que todavía no hemos conseguido olvidarnos, en esta España tan bipartidista.



Muy buena literatura que me ha devuelto las ganas por leer después de haberme aparcado con El esnobismo de las golondrinas de Wiesenthal que continúa en la mesilla de noche a medio hacer.

Enlazando con la biografía de Gabo, es increíble ver como la obra de los escritores está tan relacionada con su vida.  De hecho el libro de Umbral, me ha recordado también a uno que leí hace tiempo de Caballero Bonald, creo que se llamaba "En la casa padre", y que recuerdo como vivencias de la más rancia tradición de terratenientes jerezanos.

Que suerte que en aquella época no hubiese blogs para contar la vida de uno. Así tenían que ponerse manos a la obra sin excusas ni dilaciones. Como me gustaría tener talento para tener mi propio estilo y poder escribir decentemente. Pero siempre nos quedará el blog para ir pasando el rato con los amigos, que en definitiva es de lo que se trata. De pasar el rato y soltar lastre.

No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com