Los comentarios de los políticos

Hace un rato colgaba en el facebook un video del gran Reguera alabando a las profesiones de toda la vida. Y me lo he pensado porque en todos sitios hay "bichos" algo muy complicado de explicar. Quien quiera que vaya al ateneo y participe de la experiencia vital de los coloquios de Antonio. Lo explica en profundidad con esa gracia que le caracteriza, del verbo es el mejor.



Pues bien, la mayor parte de los políticos son bichos. Gente hipócrita que se asustan y critican en público lo que les encanta. Para ser político hace falta mucha carencia de autoestima y mucho complejo. Yo a veces tengo de esas dos cosas y por eso sigo bicheando con la política. Si no, no me lo explico.

Viene a colación todo este rollo egocentrista por las declaraciones del Ministro Margallo de Gibraltar español y las de esta semana de la "Espe". La chulapa, no la del espeto de sardinas de mi pueblo Fuengirola, que esa porque no la dejan ascender que si no... Ay, que tendrá el nombre Esperanza que las hace tan chistosas.



Ahora dentro de un rato veremos lo que pasa con la nueva Copa. La Copa del Príncipe. Yo creo que no pasará nada porque al final los españoles somos verdugos de los políticos que tenemos, que usan a las masas. Otra vez los bichos de los políticos haciendo daño. Los nacionalistas que han encontrado en el hurto y la injuria una forma de vivir a costa del vulgo.

Dicen que en Zarzuela no han gustado las palabrejas de la rubia. Pero yo creo que al contrario. Ahora pondrán al principito de víctima. Quieren que nos vayamos acostumbrando a verlo entregándola, pero el anuncio de Walmart de yo no soy tonto, le hace mucho daño a la institución. Poco a poco avanza el país, en este caso para bien, y el don se lo va a tener que ganar en las urnas como todo Cristo viviente.



Y ya acabo con el repaso general. Ahora viene la parte de mayor indignación. El conflicto UK-España que afecta directamente a mi bolsillo y al de todos los habitantes de la Costa del Sol, que tienen en el turismo inglés, la única industria rentable y de futuro, la del sol. La eólica y las plaquitas solares, no dan tanta liquidez  ni puestos de trabajo.El chaparrón es gordo. Os cuento.

Recibo todos los días noticias filtradas sobre España de los medios ingleses. Y esta semana me dejó perplejo leer que Cameron decía que él aseguraba que el dinero del Banco Santander estaba seguro en UK. Que si pasaba algo grave en España (hipótesis), a ese dinero no le pasaría nada. Vamos lo que decía Cameron (si lees entre lineas) no es más que, compatriotas saquen su dinero de un Banco español y metan ustedes sus ahorros en uno inglés, por si acaso.



Esto no es improvisación. No. El inglés es bastante trabajador y estratega. Y estoy convencido, que el que se tragó educadamente (polite) el chistecito de Margallo de Gibraltar español, ha estado pensando con papel y lápiz. Nuestro Rajoy, el Marianito, el del pantalón corto del colegio (en USA le llaman a estos tipejos en la Universidad, nerds) le tuvo que hacer mucha gracia la ocurrencia, y para no quedarse atrás hizo esa inoportuna llamada a consultas a la Reina. Como si hubiera que dar lecciones, a la única que se gana el sueldo en esa institución.

¿Para qué sirve todo esto de las rencillas gibraltareñas? Pues para que la gente no se venga a la Costa este verano donde miles de londinenses tienen pensado venir. Hay una campaña increíble en toda Inglaterra sobre el turismo doméstico. Porque están en lo que están, en crecer, en sacar a su país de la crisis, pero llevan en esto ya 4 años. Y si los londinenses vienen a la Costa este verano, con una libra fuerte y con unos Bancos bajando los pisos, pues lo que pueden ser 2000 libras de salida del país se pueden convertir en 80.000, lo que para un trabajador de clase media alta en Londres no es dinero.

¿Bien o mal? Una forma de ser patriotas. Trafalgar. Cuando hay "hambre", algunos se ponen las pilas. Inglaterra no es sólo Londres, y el Norte es pobre. Es más yo me quedo en un Hotel bastante decente (ETAP), en el centro de una ciudad importante, Leeds por 24 Libras cosa que en la Costa del Sol no encontraría. Y nos seguimos creyendo por España que nuestros precios son baratos.

En cuanto al Santander, estoy convencido que los que mueven los hilos de los mercados van a por ellos. Lo de Argentina, Bankia, este conflicto, la imagen de corrupción de un Botín absuelto, etc, etc... Hasta ahora la marca España no estaba tan devaluada en Inglaterra. Nos admiraban por Zara, la Fórmula 1, nuestros aeropuertos y sobre todo por nuestro clima y carácter. Les encantan las tapas. Yo, que he ido a trabajar prácticamente una vez al mes en los últimos dos años, hasta ahora sólo me han abierto puertas sin pedir nada a cambio. Sin embargo, en este puente de Mayo noté un cambio, y me encontré con algún portazo inesperado. Como lo da el inglés, con toda la educación del mundo, pero de los que duelen. Y es que no todos los políticos son tan malos patriotas ni tan vagos y los de Inglaterra están intentando que no se vayan los ahorros de sus compatriotas a nuestro país. Y lo van a conseguir.

Bichos tontos y bichos listos. Pero bueno pasará lo que tenga que pasar. Os dejo con uno de los genios del humor andaluz, porque hasta en mi propio partido se han hecho unas declaraciones de Patria de pandereta:

  

Caminando hacia la "ZIMA"

Hace unos días, mi mujer me regaló El decálogo del caminante de Manuel Pimentel, el exministro. Por casualidad había visto una entrevista en la tele sobre el libro y  me sorprendió el regalo. Nunca me lo hubiera comprado, porque aunque el autor es una persona que no me cae mal (llegué hasta votarlo), pero lo veo como demasiado tristón para la literatura, como falto de sal. Como poco rompedor de platos.




El caso es que cansado del Ulises de Joyce (del que ya voy por la página 180 aunque exhausto), lo abrí el sábado por la tarde y me lo leí de un tirón. Que respiro. Podía leer seguido. Pensaba ya que era medio tonto. Leía y podía hasta coger velocidad. A veces hasta me adelantaba al protagonista. Se le veía venir al chaval.

El libro tiene mucho de copia del Alquimista, aunque mete algunas cosas interesantes como una división de las personas (caminantes que son los buenos, los turistas y los zombis que es la morralla) que me recordó al principio a la división de los cronopios, famas y esperanzas de Cortázar ( http://www.loscuentos.net/cuentos/link/608/60883/ ), aunque salvando mucho las distancias.También tiene conceptos típicos de los manuales de empresa, toca el conflicto (una tablita de algún Curso de Mediación), la autoayuda, la búsqueda de la felicidad, etc...

Espiritualidad americana (el autor que es de Córdoba ubica la acción en Nueva York), historias previsibles, aunque sin sangre ni sexo, pero que puede que en estos días tan amargos de crisis en los que vivimos, ayude. Una pastillita. Una ilusión. Algo así como una película americana que acaba bien. Unas reglas estructuradas en un decálogo para triunfar en la vida y acabar siendo millonario, que es lo que todos soñamos porque es para lo que nos han programado en la era de la televisión capitalista. Lo que ha generado tanta infelicidad en esta sociedad, en la que si no alcanzas la cima acabas en la sima de la indiferencia.

Pero sobre el camino hay mucho que decir, porque no por ser caminante se tiene que triunfar en la vida. Es más, una cosa es un camino y otra la quinta Avenida. Para el camino hay que ir ligero de equipaje como nos enseñó el poeta. Hay una bonita canción de un camino que se repite y repite, y que lo cantaba como nadie, la voz de los pobres, Cesaria Evora, con todo el polvo y la sal de su Cabo Verde:





Quién te mostrará
ese largo camino?
Quién te mostrara
ese largo camino?
Ese camino
para Santo Tomás (Sao Tomé)
Tristeza tristeza
Tristeza
Esa tierra de San Nicolás
Si tú me escribes
(yo) te escribiré
Si tú me olvidas
(yo) te olvidaré
hasta el día
que tú regreses.


Al final parece que me ha salido una crítica, pero probablemente sea una crítica a mi mismo, por no ser capaz de ser un gran triunfador yanqui, pese a haber hasta estudiado allí. No me creo del todo lo de la autoayuda. Estamos en tiempos de desengaño del capitalismo y no creo que se pueda vender esperanza con libros superventas. Será que en el fondo amo "de mais", la melancolía. Debe ser que tengo más de cronopio que de este caminante de Pimentel. Será por eso que siento tanta fascinación por la palabra "saudade" como por la palabra Brasil:




O sal das minhas lágrimas de amor
Criou o mar que existe entre nós dois
Para nos unir e separar
Pudesse eu te dizer
A dor que dói dentro de mim
Que mói meu coração nesta paixão
Que não tem fim
Ausência tão cruel
Saudade tão fatal
Saudades do Brasil em Portugal
Meu bem, sempre que ouvires um lamento
Crescer desolador na voz do vento
Sou eu em solidão pensando em ti
Chorando todo o tempo que perdi.

Y aunque la melancolía es bella, tampoco hay que dejarse atrapar en su red. Acabemos la entrada ya, caminando hacia la ZIMA como se diría en Jerez, donde caben ambas palabras en una, ya que con el acento, no sabremos (ni falta que hace) a cual de las dos se refiere. Se dice con Z y ya está resuelto el final del camino.




Y que cada uno haga su camino como pueda pero sin imitar demasiado. Cada uno el suyo. Ese es el camino. Ser uno mismo y seguir.

Silence was never written down


En estas últimas tres semana podía haber escrito mucho, pero he callado. No os podéis ni imaginar lo que me ha costado, pero estoy orgulloso. Han pasado tantas cosas. Y seguiré callando porque no estoy todo lo optimista que debería. La escritura es terapéutica pero hasta cierto punto. He decidido que si no soy capaz de transmitir cosas positivas es mejor callar.


Nunca pensé que lo conseguiría pero para que veáis hoy tengo que darle las gracias a la política. Si hubiera hablado durante la campaña de primarias de UPyD en Andalucía no seguiría en el partido.

Es increíble el grado de irresponsabilidad de los medios de este país que hablan y hablan en negativo y no se dan cuenta que están hundiendo el país. Hoy, a primera hora de la mañana he visto una pequeña reacción y he pensado aquí ha habido algún toque, y veo que Bankia está subiendo en Bolsa.

Al final un blog es un medio de comunicación. Una gota dentro del oceano pero una gota. Y mi intención es que los que vengan a esta casao, salgan mejor de lo que entraron.

Buen fin de semana.

Nota:  Ni que decir tiene que estoy estancado con el Ulises de Joyce.

Dos poetas Pessoa y García Montero



La única actitud digna de un hombre superior es persistir tenazmente en una actividad que se reconoce inútil, el hábito de una disciplina que se sabe estéril, o el uso fijo de normas de pensamiento filosófico y metafísico cuya importancia se siente como nula.

Fernando Pessoa. Libro del desasosiego.Párrafo 89.



Luego he leído hace un rato otra muy buena en el libro "Una forma de resistencia" de Luis García Montero. Me lo he encontrado en el escaparate de una librería.

"Los banqueros cuentan sus beneficios, los políticos sus votos y los poetas sus cosas"

Luis García Montero


Semana Santa bailarina

Me manda mi mujer en horario laboral que le eche un vistazo a este vídeo y no me he podido resistir. Tras la carcajada invoco a las musas pertinentes para que acudan en mi ayuda, o en la de mis clientes y me den alguna alegación para un complicado contencioso administrativo. Al menos lo miraré con más optimismo y alegría.

Por dónde empezar

Hago estas entradas sobre la marcha y luego nos las repaso, y luego pasa lo que pasa. En la anterior quise decir una cosa y luego cuando la he repasado quedó como otra. Parece que me refería al autor del libro cuando puse la cita de Pessoa de que los artistas no tienen que ser inteligentes, y en realidad me refería a mi mismo, al no sentir complejo o preocupación cuando lees y no captas los matices, pero bueno, creo que ha quedado simpático precisamente porque el autor ha demostrado ser más inteligente que uno. Por algo es autor.  ¿No?. Seguro que para ello, dedicó muchas horas a leer con atención y despacito.

Como prometí, le empecé a meter mano al Ulises de Joyce. Más de hora y media. Y al principio me lo tomé como un juego pero luego empieza uno a desesperarse. No se, no se, se me hace complicado estar un par de semanas con semejante "comecocos". Creo que hay que leerlo a la hora de la siesta cuando estás en duermevela y cuando no sabes si estás leyendo o soñando. Y dejar que la mente especule.

Luego por la tarde, me puse a leer pero cercano al ordenador y empecé a ver los libros que tengo en el Ebook, y a ordenar contenidos. Es increíble. He estado bajando libros de la web y tengo aproximadamente 2.000. Y no son listas de libros que me he bajado al azar, sino que los he ido eligiendo a conciencia (muchas horas) entre los premios Nobel, los clásicos de siempre, obras completas de Borges, García Lorca, Quevedo, Ortega y Gasset, listas de distintas webs sobre los mejores 100 libros de la literatura universal, bestsellers actuales, cuentos, Premios Nadal, Planeta, pensadores actuales como Punset, Marina, etc...



Y haciendo planes de lecturas me tiré hasta altas horas de la noche decidiendo que libros metía en el aparatito, a pesar de saber que no hay tiempo material para poder leerlo todo. Creo que Don Quijote se hubiera vuelto loco hoy en día no de leer sino de pensar en lo que iba a leer. 

Creo que esta facilidad que nos dan los tiempos actuales, de tenerlo todo al alcance, es de las cosas más peligrosas para la literatura, porque si lo posees prácticamente todo, no le das valor a lo que tienes, y perderás horas y horas decidiendo que vas a leer sin meterle mano a nada. ¿Qué sentido tiene ir a librerías? Ni que decir cabe que el que quiera un libro concreto no tiene más que preguntarme por email y lo mismo le tarda unos segundos. Que tiempos.

Hoy tengo la sensación que al final perdí un par de horas del Ulises, que era lo inmediato. Puestos a perder el tiempo, no se que es peor, la verdad. La solución no es otra que hacerme una lista de prioridades veraniegas, como si preparase una Maratón y disciplina. 

La rueda de fuego de Aquilino Duque


Acabo de leerme una novela titulada "La rueda de fuego" de Aquilino Duque. Una cosa extraña o novela experimental que está bien escrita aunque uno no se entera demasiado del argumento, ni falta que hace. Estuve a punto de dejarla al principio pero intuí que algo bueno me esperaba, y al final hice ese esfuerzo de seguir, gracias a que llevo en la última semana una buena racha lectora.

De repente estás en Nueva Orleans que estás en Inglaterra o en Cádiz o en la Semana Santa de Sevilla, mezclándose sueños con realidad y personajes históricos con los de la novela. En determinados momentos me ha parecido una novela americana de Fitzgerald, en otros un cuento de Quiñones (amigo del autor), sin olvidarme del estilo literario de las memorias de Mauricio Wiesehntal.

Esta es una de esas novelas que te las tienes que leer de un tirón o dos, porque es complicado seguir el argumento. Creo que es mejor leer sin preocuparse, como hago con la poesía, no preocupándote demasiado en el fondo. Total ya decía Pessoa que el artista no tiene que ser inteligente:     http://jlmartinezhens.blogspot.com.es/2012/03/leyendo-pessoa.html

En estos casos no capto muchos matices pero puedes disfrutar de la música de la narración, es decir del sentimiento, que en esta novela destaca por encima de la razón. En este libro se respira vida y es algo tan distinto a esa literatura peliculera que se lee hoy en día, donde cualquiera, como el que suscribe, sueña con escribir un libro.


Como para hacer una película de este libro. Yo empecé ayer y ya la he terminado. El caso es que sin tener un hilo claro al final está tan bien escrita que te engancha y te enamoras de las aventuras amorosas de Cayetano Rojas, y de las vivencias y sueños del autor del que ya me había leído Mano en candela. Y estoy seguro que se me han quedado grabadas imágenes oníricas que volverán a la memoria.

Decía el autor, quien reconocía que había reelaborado la obra tras las aportaciones de María Zambrano, que quería haber escrito el Ulises español. No se si lo ha hecho porque nunca me atreví con ese libro, pero puede que haya llegado mi hora Joyce.


Lecturas en UK

Estos días que he viajado he leído mucho.

Me terminé por fin un pequeño libro que es fantástico, titulado Desgracia del Premio Nobel sudafricano Coetzee. Buenísimo, aunque reconozco que el final me desconcertó un poco. Se trata de de un profesor de Universidad mayor que tiene un desliz con una estudiante y lo echan del Instituto, por lo que se va a ver a su hija a una finca en la Sudáfrica profunda. La hija vive sola y una vida muy sencilla. Mientras está allí sufren una "desgracia" que no comento para no revelar la parte interesante del libro y el protagonista se da cuenta que su hija ya es mayor y que por mucho que quiera protegerla vive la vida que ha elegido. Muy buena. Hay una película protagonizada por John Malkovich que intentaré ver pronto. Os dejo una crítica de un bloguero más currada que la mía:


Luego me leí casi del tirón Sed de Champán, de Montero Glez. El título viene de un poema de Pedro Luis Gálvez el protagonista de la novela de José Manuel de Prada, las máscaras del héroe.

Viendo el programa del Público Lee de Canal Sur, me llamó mucho la atención, los aires chulescos de Roberto y como defendía él a Prada, un autor que nunca hubiera leído si no hubiera sido por ese programa, donde me dejó bien claro que en literatura no valen los prejuicios. Luego he twiteado con él en un par de ocasiones y es un tío cojonudo.


El comienzo de la novela es espectáculo en estado puro:

«El Charolito sólo se fiaba de su polla. Era la única que nunca le daría por culo»


Una novela negra cañí con gitanos madrileños, con humor y ese estilo fresco y de rebelde que cautivó a Pérez Reverte que dijo textualmente: le envidio la prosa a ese hijo de puta. Otro crítico (le pega este denominativo al Arturo) dijo que era una mezcla entre Tarantino y Lorca. Ya me había leído Pistola y Cuchillo y Pólvora Negra, que es la que más me ha gustado, pero el personaje del Charolito hay que conocerlo, al igual que al autor y su ingenio.

Leo esta frase de su web y automáticamente lo identifico con el maestro Antonio Reguera (ver el video a partir minuto 2), y esos gaditanos de adopción o nacimiento que saben sacarle partido a la vida:

Para contratar conferencias han de saber que el autor no viaja en avión ni en autobús, sí haciéndolo en tren y en barco. Y también han de saber que, desde que sale de su casa, hasta la llegada a destino, lo comido y lo bebido durante ese tramo se contempla como gasto.


Que bueno, el Reguera. Parece que lo estoy viendo en su coche hoy, camino del Rincón de la Victoria donde actúa mañana en el Mulse. 



Siguiendo con mi crónica, por último, me metí entre pecho y espalda, el premio Planeta de este año, El Imperio eres tú, del reconocido votante de UPyD, Javier Moro y que es historia pura de Brasil. La apasionante vida del emperador Don Pedro. Un libro muy bien escrito y parece (yo al menos me lo he creído todo) que con mucho rigor. Lo he disfrutado mucho porque es una forma entretenida de ver la historia. 

Sobre este país hay que leerse el libro de Stephan Zweig, titulado Brasil país de futuro, y escrito poco antes de suicidarse, donde explicaba las causas (en los años de la Guerra Mundial) de por qué el país no era una gran potencia económica, aunque lo debería ser. Parece que este siglo es el suyo. Ya lo he contado alguna vez que tuve una aventura profesional de 3 años en ese país, con temas de inversiones en turismo residencial por el nordeste, lo que me hizo viajar allí hasta en 9 ocasiones y para mí es como una segunda patria. Creo que se quedará en el disco duro porque no creo que sea un buen sitio para criar hijos. Habrá que esperar a la reencarnación.

De todas formas queda la saudade y como le pasa al Madrid, la ilusión por la décima, visita. 



Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com