Recuperando lecturas: el Gabo.


Este verano he leído muy poco. Me dio por estudiar cosas de Derecho Marítimo primero, hasta que me di cuenta lo cerrado que es ese mundo. Luego estuve en Escocia, y me quedé fascinado y estuve una semana a principios de Octubre viendo posibilidades de negocio. Y ahí sigo. 

Sin embargo, y como me he puesto en "huelga de redes", he empezado a leer por las noches, y una vez embarcado en algún libro, ya es mucho más fácil aprovechar los tiempos muertos de los fines de semana, aun a costa de perder la forma física. Para mí, periodos de literatura significan salir a entrenar menos y atacar la nevera en los descansos. Engordar.





En la última semana me he leído las Memorias de García Márquez "Vivir para contarla", o más bien sus comienzos como escritor porque parece que debido a sus problemas de demencia senil, no saldrá la segunda parte, por lo que el libro acaba en 1955, tras la publicación de un reportaje sobre un naufragio "Relato de un naufrago" que forzó su salida de Colombia hacia Europa. 

Tras terminar las Memorias, me leí ese libro, que finalmente accedió a publicar y que es de una técnica literaria prodigiosa. En vez de hacer un reportaje al naufrago, el escritor (todavía desconocido para la literatura) tuvo la idea de narrar en primera persona y por capítulos la historia real. No se hace nada pesado y creo que queda patente la primacía del gran escritor sobre el periodista, dispuesto a sacrificar tanto su nombre, como las ventas, de manera que no amplía el relato hasta 50 capítulos como pretendía el director del periódico. No se hace pesado, unas sesenta páginas, que lo convierten en un libro muy ameno de dos horas de lectura y con un final propio de un genio, cortando de raíz, la discusión si se trata de ficción o realidad: 

Algunas personas me dicen que esta historia es una invención fantástica. Yo les pregunto: Entonces, ¿qué hice durante mis diez días en el mar? 



Mi quiniela para las Elecciones al Colegio de Abogados de Málaga



Este viernes son las elecciones a Decano y Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Málaga. Aunque me he criado en Fuengirola, no estudié Derecho en Málaga, y cuando me vine a ejercer en 1.999, busqué el calor de los compañeros en el Colegio. Creo que ha sido una forma de luchar contra la soledad del despacho. Hay días, en este trabajo que hasta las paredes te lloran. Por tanto conozco bien a la mayoría de los compañeros de profesión que se han dedicado a estos menesteres y que ahora se presentan. Además he estado muchos años en la CRAJ, Comisión de Relaciones con la Administración de Justicia del Colegio, por lo que conozco el funcionamiento interno de esta institución.

Tras mi experiencia en el Colegio, creo que estas instituciones son más un obstáculo para la defensa de la profesión que una ventaja. Y me explico. Los Colegios no son beligerantes con los problemas que tenemos los abogados en España, e impiden que nos manifestemos ante problemas como la falta de respeto por parte de Jueces y funcionarios y su impunidad práctica, la puntualidad de los Juicios, el impago del turno de oficio por la Junta de Andalucía, la nueva moda de pinchar los teléfonos de los abogados para perseguir temas fiscales con la excusa del blanqueo de capitales, etc.


Al final, el Colegio se convierte más en un lugar de encuentro entre compañeros, donde se acude a formarse un poco y donde los que van más a menudo se hacen amistades en las distintas Comisiones y donde las Juntas de Gobierno, compuestas por compañeros que no cobran absolutamente nada comen juntos los miércoles, ven por encima los problemas de la profesión durante 2 o 3 horas más, hacen alguna gestión puntual durante la semana y se acude a muchísimos actos sociales y presentaciones de Cursos, charlas, Congresos con sus correspondientes viajes, etc. En definitiva, se crean grandes lazos de amistad y como todos somos humanos pues al final las Juntas se convierten en lugares de compadreo, y cuando llega algún hecho reprobable de algún compañero, siempre hay alguien que lo conoce y tiende por inercia y humanidad a echarle una mano e intentar que no se le sancione.

Luego está la figura del Decano que obviamente si que tiene más trabajo porque es el que tiene que asistir a más actos y dar la cara ante determinados problemas puntuales, si bien compensa porque da un prestigio en la sociedad, que al final repercute en su despacho, por lo que aunque no tenga remuneración, si que se trata de un cobro en especie.

Por tanto del Colegio, viven los más de 30 trabajadores o más bien funcionarios, porque algunos llevan más de 20 años y según he ido oyendo a las distintas Juntas de Gobierno son los que en realidad gobiernan el Colegio.



A mi entender, el Colegio, se debería llevar de forma distinta, y tanto el Decano como los miembros de la Junta tendría que ser cargos remunerados, porque es la única forma de que se les pueda exigir responsabilidad por su mandato. No se puede responder de lo que no se cobra. Y el Decano debería ser en realidad un mero Gerente que se dedique en exclusiva a ese trabajo, y que responda ante los más de 6.000 compañeros que estamos completamente desamparados en esta profesión. El resto de componentes de las Juntas tendrían que cobrar por horas, y si hace falta reducir la plantilla de empleados pues se hace. En Inglaterra, una ciudad de la dimensión de Málaga tiene un Colegio que tiene a una persona a tiempo completo y a otra a tiempo parcial. Y punto. Y un abogado que hace cualquier barbaridad no responde ante el Colegio local sino ante la temida SRA (Solicitor Regulation Authority) que es un organismo que se encarga por velar por la buena praxis de la profesión. De esa manera un abogado en UK es una persona respetada en la sociedad y el trato con los distintos operadores jurídicos no tiene nada que ver con el calvario que pasamos aquí.

¿Y dicho esto, a quien voy a votar? Pues me mojaré. Voy a votar a Fátima Molina por varias razones.




Primero porque me llamó para formar parte de su Candidatura, y estuve ayudándole de alguna forma, pero no quise comprometerme porque no estoy convencido de la utilidad del Colegio y prefiero hacer política de verdad. Ya que no somos capaces de defendernos a nosotros mismos, intento hacerlo desde la Comisión de Justicia de UPyD, donde debatimos proposiciones de leyes y donde intento de una forma más práctica de encauzar mis lamentos. Los Colegios deberían de tener Comisiones Normativas que se encargaran de mandar a todas las Comisiones de trabajo de los partidos políticos las leyes hechas. No os podéis imaginar lo que le gusta a un político que le den el trabajo hecho. Solo hace falta tener la generosidad o habilidad para dejarles que sean ellos los que se apunten el tanto.

No me gustan los políticos que tenemos, pero me gustan aun menos los que hablan de política en las tabernas o cenas. Hay que pringarse porque creo que estamos dejando que el país lo gobiernen una banda de inútiles, que se apuntan a un partido de jovencitos y se dedican a llevarle café al que manda, como becarios de Universidad. Y todo el mundo se queja pero de boquilla. Somos la generación del no pringarse. Así nos va, que estamos dejando un país corrupto y de cobardes.


Se crea así una sociedad donde los que mandan y los catedráticos, son personas sin experiencia profesional alguna y que viven de un sueldo público de por vida, a cambio de cumplir con lo que diga el superior. Ahora, los propios políticos hablan de regeneración política, y a mi me hace mucha gracia, porque la única regeneración posible es que se vayan los que hay y que se pringuen personas de más de 40 años que puedan demostrar que han sido útiles a la sociedad por si mismos.

También votaré a http://fatimamolina.es/ por su condición de mujer. Creo que una madre y esposa, es mucho mejor gestora que un hombre, pero es que además se da la circunstancia que en más de dos siglos de Historia no ha habido ninguna mujer Decano y mi amiga y compañera Flor Carrasco no se ha presentado para este puesto. Sin embargo a esto que no deja de ser una anécdota, se le une el hecho de que Fátima acumula más de 30 años de experiencia como abogada, y no desde cualquier campo sino desde el ejercicio de acciones penales (no es lo mismo un abogado que hace gestiones de compraventa que el que duerme con la carga de que un fallo o tu pereza, puede conllevar la prisión de tu cliente), así como habilidades sociales y cierto grado de prestigio profesional, que he podido comprobar al estar con ella en la CRAJ.

Y por último, porque va en su lista mi antiguo pasante y ahijado Pascual Molina, que con 27 años me da ya muchas vueltas, y mi compañera y colaboradora en Fuengirola, Anabel Izquierdo que es de las abogadas que mejor se defienden en procesal civil en toda la Costa.



Me llevo muy bien con Santiago Souvirón (un caballero) y Salvador Ruiz Menacho (un buen amigo), y he votado a personas concretas de sus candidaturas como a Flor (que es la persona que con más entrega ha pasado por el Colegio) y mi amigo congresualmente hablando, Salvador, así como a Lourdes Hijano de Marbella y a Juan Ferrero del despacho  Martínez Echevarría, que como gran despacho que es, debe de estar en la Junta porque es lo que nos espera en el futuro. Las firmas. Además, es la única forma de controlarlos, no vaya a que se de el caso que sean demasiado agresivos y quieran todo el pastel.

En cuanto a la candidatura de Javier Lara, le doy la razón en muchos aspectos de su programa, pero no creo que un grupo de compañeros de mi edad sean capaces de cumplir con ese programa sin dejar sus despachos desatendidos. Si fuesen remunerados y tuvieran responsabilidad por no cumplir con su programa o trabajar las horas que a cada uno se le asignaran, igual apostaría por esta opción en principio más radical, pero dentro de las actuales circunstancias de compadreo que hay en los Colegios, creo que es un programa que no se podrá desarrollar, por lo que no conociendo al candidato tanto como conozco a los demás, no me atrevo.

Bueno, pues ya me he pringado. Dicen que el voto es secreto, pero bueno, cualquier secreto que se cuenta, aunque sea a una empresa informática, deja de serlo y como yo he votado electrónicamente, no me queda más remedio que confiar en los guardianes de nuestros "secretos" o hacerlos públicos como es el caso. Y el que tenga un interés desmedido por salir, que baje a la realidad, porque esto es un trabajo que aunque no conlleve responsabilidad alguna, requiere como la política de mucho tiempo y energía, por lo que puestos a figurar, más vale al menos enfocar el tiro contra los que mandan. Digan lo que digan los candidatos, esto es jugar a ser político y como pasó en la transición, hacen falta muchos abogados en política que den un paso adelante sin miedo.

El éxito y el fracaso...











Si guardas en tu puesto, la cabeza tranquila,
cuando todo a tu lado es cabeza perdida.
Si tienes en ti mismo una fe que te niegan
y no desprecias nunca, las dudas que ellos tengan.
Si esperas en tu puesto, sin fatiga en la espera.


Si engañado, no engañas,
Si no buscas mas odio, que el odio que te tengan…
Si eres bueno y no finges ser mejor de lo que eres,
Si al hablar no exageras lo que sabes y quieres.
Si sueñas, y los sueños no te hacen su esclavo.
Si piensas y rechazas lo que piensas en vano.


Si tropiezas el triunfo, si llega tu derrota,
y a los dos impostores les tratas de igual forma.
Si logras que se sepa la verdad que has hablado,
a pesar del sofismo del orbe encanallado.


Si vuelves al comienzo de la obra perdida,
aunque esta obra sea la de toda tu vida.
Si arriesgas en un golpe y lleno de alegría,
tus ganancias de siempre, a la suerte de un día,
y pierdes, y te lanzas de nuevo a la pelea,
sin decir nada a nadie de lo que es y lo que era.


Si logras que tus nervios y el corazón te asistan,
aun después de su fuga, de tu cuerpo en fatiga,
y se agarren contigo cuando no quede nada,
porque tu lo deseas y lo quieres, y mandas.


Si hablas con el pueblo y guardas tu virtud.
Si marchas junto a reyes con tu paso y tu luz.
Si nadie que te hiera, llegue a hacerte la herida,
Si todos te reclaman y ninguno te precisa.


Si llenas un minuto envidiable y cierto,
de sesenta segundos que te lleven al cielo….
Todo lo de esta tierra, será de tu dominio,
y mucho mas aún,
serás hombre, hijo mío.


Lecturas de otoño: El fulgor de Africa de Umbral

Estoy leyendo las memorias de Gabriel García Márquez. Pero antes de meterme este tochaco, me he leído de casualidad (bicheando en el ebook) en un par de días el Fulgor de Africa una novela del siempre recordado por la anécdota de mi libro, el egocentrista pero genial a su vez: Don Francisco Umbral.



Ya había leído hace tiempo un Diario suyo, pero este libro me ha gustado mucho, porque no sólo tiene un lenguaje mágico, parecido al del genio colombiano o a mi admirado Cunqueiro, sino que tras una crítica que me acabo de leer me he dado cuenta que es muy autobiográfico. SU LIBRO.


Y tras leer esta crítica de Fernández Khron, he entendido mucho de la vida del autor a través del personaje protagonista, un bastardo en una familia noble, que tiene dudas de quien es su madre entre dos de sus tías, acabando en la cama de una de ellas, y donde se refleja la niñez del autor en un Valladolid prebélico, donde se pelean los oficiales (más en consonancia con la Falange de Primo de Rivera) con los guerreros que vienen de las guerras de Africa donde estaba Franco. Una parte de la Historia de España, derivada del desastre de Annual (que aparece en la novela Imán de Ramón J Sender), que sigue con el posterior espiral de violencia durante la efímera esperanza de la República y con el trágico final del estallido de nuestra guerra civil, del que todavía no hemos conseguido olvidarnos, en esta España tan bipartidista.



Muy buena literatura que me ha devuelto las ganas por leer después de haberme aparcado con El esnobismo de las golondrinas de Wiesenthal que continúa en la mesilla de noche a medio hacer.

Enlazando con la biografía de Gabo, es increíble ver como la obra de los escritores está tan relacionada con su vida.  De hecho el libro de Umbral, me ha recordado también a uno que leí hace tiempo de Caballero Bonald, creo que se llamaba "En la casa padre", y que recuerdo como vivencias de la más rancia tradición de terratenientes jerezanos.

Que suerte que en aquella época no hubiese blogs para contar la vida de uno. Así tenían que ponerse manos a la obra sin excusas ni dilaciones. Como me gustaría tener talento para tener mi propio estilo y poder escribir decentemente. Pero siempre nos quedará el blog para ir pasando el rato con los amigos, que en definitiva es de lo que se trata. De pasar el rato y soltar lastre.

Animo Gorka


Este domingo hay elecciones en el País Vasco, y según las encuestas, el hasta ahora Parlamentario por Alava, Gorka Maneiro, igual no sale. Si eso fuese así, no entendería nada, porque si hay alguien que ha trabajado en UPyD y por esa tierra es él.

Hace casi 4 años, al poco de ganar las elecciones, me fui a visitarlo y pasé dos días estupendos. No nos conocíamos y me atendió todo lo que pudo. Yo acababa de apuntarme y quería estar seguro donde me metía y tras aquella experiencia, volví con el ánimo subido y seguro de que estaba en el sitio correcto.

Estuvimos en un concierto a beneficio de Buesa, de copas con los compañeros de Vitoria, en el Parlamento, donde incluso saludé al Lendakari, para acabar comiendo en la sede de Euskadiko Ezkerra junto con los dos asesores suyos que estaban a medio jornada.

Muy buen ambiente. Se notaba que el cambio acababa de producirse, y que la paz por fin asomaba. Ahora parece que van a cambiar las tornas. Y por eso del voto útil al PP, se perderán muchos votos e igual ni sale.

Así de injusta es la política. Pero yo hay cosas de este país que no entiendo, como tampoco he podido entender que la Junta de Andalucía siga gobernada por los mismos. Parece como que Machado tenía razón con eso de que de diez cabezas, nueve embisten y una piensan. UPyD tendrá muchos fallos, pero en el País Vasco se merece ganar votantes por la calidad de Gorka y por lo mucho que se ha hecho.

Huelga de redes


Rivera
Llevo unos días sin entrar en el Facebook. Principalmente porque tengo mucho trabajo atrasado, pero también es un propósito. Desde hace un año, le he dedicado mucha menos atención a este blog, y creo que es un mejor formato para expresarse. Indiscutíblemente, Facebook y Twitter son la herramienta ideal para fomentar el blog, pero recuerdo con añoranza cuando empecé este blog y los lectores venían de leer y comentar con otros blogueros, y la relación era más estrecha. De todas formas la culpa es mía porque las redes son herramientas y se usan conforme a los criterios que uno se impone, por mucho que los formatos al final te influyen.
Manrique

Esta huelga de redes, me viene bien, porque como escribí hace unos días, pienso que hay mucha negatividad circulando por ellas. Obviamente el hecho de tener a más de 1000 personas vinculadas a la política y a un partido no conformista y de verdadera oposición como UPyD, influye. Si tuviera mis amigos en círculos de escritores, pintores u otro tipo de ambientes igual no tendría que ponerme en huelga. 


Viola

Pero pese a que no es bueno generalizar, hay muchas personas enganchadas en la red, que caen en el derrotismo. Personas  que por no tener trabajo o por pereza, timidez o falta de ánimo, se entregan a estas amistades virtuales, y se pierden experiencias tan gratificantes como disfrutar de la naturaleza, hacer deporte, ver amanecer, un simple paseo por un pueblo o ciudad sin tener que consumir, al más puro estilo mediterráneo. Y como ahora mismo, estoy "perdiéndome" esa positividad, os dejo ya, lectores imaginarios y voy a salir a dar una carrerita, y abandonar esta melancolía virtual. 

El farero de Cernuda




Te encuentro a ti, tú, soledad tan mía,
Y tú me das fuerza y debilidad
Como al ave cansada los brazos de la piedra.
Acodado al balcón miro insaciable el oleaje,
Oigo sus oscuras imprecaciones,
Contemplo sus blancas caricias;
Y erguido desde cuna vigilante
Soy en la noche un diamante que gira advirtiendo a los hombres,
Por quienes vivo, aun cuando no los vea;

Feria de Fuengirola 2012

Siempre se aprende en las reuniones sociales. Hoy toca día con amigos. Prometo ser bueno.


Sólo soy un pobre bandolero que busca un azul cielo y el ancho mar

Ay que bonito sería vivir en la sierra, ganándole el sustento a base de poner en su sitio a políticos y banqueros, y promocionar a escritores, pintores y gente de mal vivir.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com