El amigo virtual del blog

Es una pena que haya dejado de escribir en el blog con la frecuencia de antes, ya que gracias al blog he hecho algunos amigos que yo los considero ya como tales, como el Moe de Triana, que se ha hecho famoso esta semana por su twitter sobre el "pony" de la contabilidad o el maestro Antonio Reguera y sus videos en Youtube, el cultísimo Jesús Sánchez, o al poeta Ignacio Bermejo que es el único de los mencionados que no he visto físicamente pero que se que existe y con el que compartiré unos buenos langostinos antes o después.


A pesar de que el blog casi no funciona, a estas personas los he seguido tratando en el Facebook, donde tengo casi dos mil amigos por aquello de ser de la familia política de UPyD. El Facebook lo veo más como una herramienta para consolidar más que para conocer, pero en el blog es donde uno puede dar un poco más de si.

¿Se pueden considerar estas personas cuyo trato no es físico como verdaderos amigos? Pues yo creo que sí, primero porque si te siguen y tú los sigues es porque existen gustos comunes. Uno más o menos intuye la personalidad del otro y si bien es cierto que virtualmente uno puede proyectar una imagen de una persona conforme a tus gustos que igual no es real, lo que está claro es que cuando pasan los años y tienes un trato habitual (la constancia) con estas personas, al final llega el encuentro de alguna manera y es raro que no se consolide la amistad. Al final todo es cuestión de tiempo, porque entre los humanos mentalmente sanos, lo nórmal es llevarse bien y ayudarse a seguir vivos y de buen humor. 

No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com