Otro Martínez emigrante haciendo el Indio lejos del paraíso andaluz





Después de tres meses y medio en Edimburgo, soy ya un serio aspirante a emigrante. Ahora estoy en España, en la soledad de mi despacho que sigue abierto, en este sitio donde he escrito tantas de estas entradas en horas de trabajo y donde está concentrada parte de mi vida, una vida que no la valoras hasta que no estás fuera.

La experiencia es positiva. Estoy trabajando mucho y he perdido toda mi literatura mediterránea y sureña. A pesar de ello tengo anécdotas divertidísimas pero ya no tengo la necesidad ni el tiempo para contarlas. Estoy viviendo, o de viaje o callejeando. Es como si el ego estuviera mejorando en seguridad. Y en cuanto a la venia, creo que he mejorado mucho en educación. Reino Unido es un país bastante educado (con la salvedad de la forma de beber de la juventud) y Edimburgo es exquisita en ese sentido. Glasgow es más abierta y juvenil, más cosmopolita.

Pero pese a todo yo sigo enamorado. Y mi amor tiene por nombre España y de apellido Andalucía:



Por cierto, que buena que está mi prima INDIA. Es el lado cowboy de los Martínez.

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com