Elogio del Otoño en Fuengirola





Este verano he trabajado más que otros años. Sin embargo, ha sido llegar Otoño y por fin he descansado mentalmente. Me he quedado unos días (sacrificando gustoso incluso un vuelo) por casa extasiado por el tiempo de la Costa del Sol en esta época. Además en Fuengirola ocurre que al ser la Feria del 6 al 12 de octubre, parece como que el verano se alarga hasta estas fechas.







Con esta tranquilidad de espíritu por fin he podido leer tranquilo. He leído entre otras El Anticuario de Walter Scott, la última de Mario Vargas Llosa (recomendable) y la primera que fue de la serie de Montalbano de Camileri, y algunos relatos cortos suyos, a Borges que cada día me gusta más, he comenzado varios libros que quiero leer y de los que me he leído 30 o 40 páginas, he puesto al día mi blog de poesía, ayer me leí de un tirón Doña Bárbara de Rómulo Gallegos, etc.

Ahora hay que poner punto y seguido. Hoy ya es el verdadero comienzo del curso aquí. Día de comprar una agenda para el 2014. Esta tarde estará lleno el Paseo Marítimo de "atletas" en su primer día de régimen, como pasa también el 8 de enero. Y a mí me toca buscar vuelo para Escocia que ya me espera con un nuevo proyecto en Glasgow donde desde ayer ya tengo casa.


Estafas telefonía movil




Es increible la cantidad de fallos que tienen las facturas de telefonía móvil y no me quiero ni imaginar la cantidad de Euros que cobrarán indebidamente de personas que no pueden estar pendientes de reclamaciones continuamente. En cuanto te pones a repasarlas te encuentras con altas en servicios que no has solicitado como SMS Premium (en mi caso con YOIGO), cambios de planes que tú no has pedido (VODAFONE), ahora mensajes enviados hasta 4/5 veces y que me cobran por recibirlos al llegarme cuando estoy en UK. 

Es cuestión de tener media o una hora para llamar y reclamar y te reconocen los errores y te los abonan en futuras facturas. ES DECIR QUE NOS ESTÁN ESTAFANDO MILES DE EUROS, sin razón alguna y si no te das cuenta o reclamas te los cuelan. 

Robos del siglo XXI ante los cuales estamos impotentes los ciudadanos. Cualquier palabra de más sobra, porque ante la impotencia poco se puede hacer si no se quiere seguir perdiendo el tiempo. El Estado, dígase Ejecutivo o Poder Judicial si quisiera podría tomar cartas en ésto, pero para evitarlo se han creado las Asociaciones de Consumidores y Usuarios, de las que viven mucha gente, y de esa forma al ser cantidades pequeñas no se les puede denunciar por Estafas a los que se inventan estos DELITOS. Y sin móviles e internet ya no se puede vivir: 







La ignorancia de los peces



«sentado esto, puede admitirse que los peces —algunos peces— puedan tener creencias religiosas y también opiniones políticas. De esto sabemos muy poco. Además existe la creencia llana de la ignorancia de los peces, de donde vendría el decir de un estudiante que está pez en matemáticas o en latín, por ejemplo»

Alvaro Cunqueiro

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com