My new "brother": el largo



Entre futbolistas los amigos se llaman hermanos. Son experiencias de equipo y normalmente los jugadores comparten pisos, habitaciones de Hotel, trabajo, conflictos, diversiones...por lo que en realidad el concepto tiene sentido.

Hoy se ha ido Stefan un futbolista serbio-hispano que se vino a vivir a mi casa de Escocia en enero, mandado por su agente de UK con el que colaboro. Al principio entro para unos días y como un compromiso, y al final hoy tengo ese sentimiento de "saudade" y añoranza, de cuando se va una persona con la que has compartido muchas experiencias, entre ellas la de ser emigrantes en UK. Y nos hemos sabido reir de las dificultades, aunque el pobre ha tenido que sufrir mis obsesiones humorísticas con los videos de Leopoldo María Panero y a mi amigo incombustible, mi psicólogo y confesor de cabecera Antonio Reguera, al que acudo cuando estoy triste como si de un libro se tratara con la diferencia de que al libro no se le puede ir a ver al Mulse ni te dan al Me gusta en el Facebook.



Es mi humor, el que me gusta, el humor inglés, intelectual y sutil.

Mi hermano pequeño, se va con el exito del trabajo bien hecho, la recompensa de ser el mejor jugador de su equipo y la casi certeza de que tendrá (si vuelve a por sus botas) mejor equipo el año que viene. Yo me quedo con mi nuevo proyecto profesional, donde queda mucha temporada por delante, al menos hasta septiembre que es cuando se cierran los fichajes y es donde sabremos si se me cae todo el equipo encima o solo un poco.

No hay exitos inmediatos en mis trabajos como lo hay en las temporadas de los deportistas. Que fácil sería marcarse un objetivo como por ejemplo hacer una Maraton y terminarla. Se cumple un programa de 4 meses de entrenamiento y se llega a la Meta. Punto final. Lo del futbol es parecido aunque en una temporada pueden pasar muchas cosas y no es tan fácil como parece. La suerte cumple su papel. Pero los logros deportivos son distintos a otros como los exitos en la abogacía o la representación de jugadores donde no todo depende de tí y los resultados tardan en llegar. Yo estoy contento con el trabajo hecho y creo que en mi caso la clave puede estar en saber compaginar ambos trabajos, midiendo los tiempos y distribuyendo las energías por épocas del año.

Será más duro sin el largo pero bueno nos seguiremos riendo de la vida y a Dios rogando pero con el mazo dando...y soñando porque la verdadera felicidad es trabajar en lo que sueñas y persistir porque los sueños y las ilusiones son las verdaderas bases del éxito.




No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com