Gestión del éxito de Ciudadanos tras las catalanas y el voto andaluz



El triunfo de Ciudadanos en las elecciones catalanas se presta a pocas interpretaciones. Ahora viene la gestión del éxito, que en política a veces juega malas pasadas. Por supuesto, se parte de ventaja cuando se ha ganado un partido importante en el partido de Ida de una competición (digamos por poner un ejemplo futbolístico que somos el Español), pero queda el partido de Vuelta (y siguiendo con la hipótesis el PP sería el Real Madrid), y con una mayoría absoluta y el poder mediático, nos sacarán su mejor arma para el voto útil, la economía y la mejora del país en estos cuatro años.





No se hasta que punto, los no catalanes estamos dispuestos a que se extienda a las generales el debate y problema catalán que a mi entender es el más importante para los españoles. Sin duda tener un Presidente del Gobierno catalán y que sin ningún genero de dudas se siente español sería importantísimo. Pero los castellanos, aragoneses, manchegos, andaluces, murcianos, etc estamos ya cansados de un mes monotemático con un problema de tan difícil solución. El futuro de Cataluña como Autonomía es de un color gris oscuro, porque cada generación de niños que pasen a la edad adulta y puedan votar, vendrán ya programados hacia la independencia. Un político andaluz al que admiro me dijo el otro día que esto era como el Prestige que se había dejado ir.


Otro problema, sin duda, y que me preocupa mucho como andaluz y vecino de la Costa del Sol son los pactos. Me temo, porque así me lo dicen por la calle que muchos votantes de Ciudadanos en las locales y en las autonómicas andaluces, están decepcionados del Pacto con el PSOE en la Junta de Andalucía. Esta es una Comunidad donde gobierna el PSOE desde 1978, es decir más tiempo que estuvo Franco en el poder, y donde la corrupción generalizada de este partido, no ha sido suficiente para que en los pueblos andaluces sigan ganando las elecciones los socialistas. De los señoritos de los cortijos se ha pasado a los señoritos de la Junta, la mayoría de ellos de Sevilla, ciudad que amo desde siempre y donde curse mis estudios universitarios, pero que su economía depende de esta multinacional pública que es la Junta.





Quedan dos meses y medio para las elecciones y hay tiempo para corregir lo que para muchos votantes ha sido una gran decepción. Entiendo el mensaje que se ha querido transmitir desde Ciudadanos, que a mi entender no es otro que no somos la marca blanca del PP y que no somos ni de derechas ni izquierdas, pero (y esto es algo que aprendí hace poco gracias a uno de los mejores oradores de este país) la neutralidad en política y en comunicación no existen. El centro como espacio no es un lugar fácil de conquistar, porque el votante cuando cambia su voto quiere saber lo que vota.

Personalmente, y lo he dicho varias veces para mi no es un problema esto del centro porque he votado tanto al PP como al PSOE, pero eso está mal visto en este país. Eres un chaquetero me dicen mis amigos tanto de una ideología como de la otra. En política solo milité en UPyD, y tengo en mi CV que fui defensor de la unión con Ciudadanos desde el 2010, ya que me presenté a unas Primarias contra Rosa Diez y se lo puse en un programa de 10 puntos, lo que me hizo no contar para nada en ese partido. Están en el blog todas mis opiniones y lo podéis ver. Creo que en esa época, salvo Teresa Giménez Barbat y algún otro compañero que acabó fuera del partido, pocos se atrevían a defender esto contra el criterio de la Doña. Ahora estoy en Ciudadanos pero la ilusión en la política prácticamente la he perdido. Seguiré porque la Tercera Via la representa este partido, pero el hecho de no tener ambiciones ya, me hacer ser libre (en realidad siempre lo fui) para exponer lo que muchos, con aspiraciones o cargos no pueden. Entiendo que en Andalucía es necesario revisar profundamente el pacto para el futuro.

El primer paso a mi entender sería atacar de raíz de una vez, el problema del cobro indebido y fraudulento del PER agrario, del que viven muchas familias en los pueblos andaluces. Lo he intentado transmitir en el partido, y de algo estoy seguro, el voto del campo dificilmente será para Ciudadanos, y como ya he expuesto algunos votos de las ciudades andaluzas y en particular el de la Costa del Sol que es donde yo me muevo y se de primera mano, no se va a repetir (salvo que la euforia catalana se transmita) porque ese centro derecha que se veía identificado con el partido no ve con buenos ojos ciertas fotos, sonrisas y complicidades entre el sr Marín y la Presidenta. Probablemente era necesario pactar, porque un PSOE-Podemos hubiera sido temible para el pueblo andaluz, la Administración no podía quedar paralizada, y se ha actuado con responsabilidad porque unas nuevas elecciones hubieran resucitado a Podemos, que hubiera alcanzado muchos más parlamentarios.

De los pactos y de las situaciones que se viven por la zona de Málaga y la Costa del Sol, tipo Diputación, Mijas, Torremolinos, Nerja, Benalmádena, etc dedicaré otra entrada porque el tema es complicado, habiendo también una inevitable guerra interna entre los candidatos a las Primarias por Málaga. Las Primarias tienen esto y el pandilleo se convierte en práctica de perdedores y ganadores. Lo viví en UPyD y se repite aquí, con mucha más violencia que en los partidos tradicionales. Es momento de dejar estas historias internas y todos han de sentarse entre sí y lavar sus egos en una mediación por el bien común inmediato.

Pero siguiendo con mi crítica abierta a la Junta de Andalucía, he de decir que Susana Diaz no entiende que los malagueños, líderes en Turismo deberíamos tener al menos esa Consejería en Málaga, y alguna más. Me cuentan que dentro de unos días, la Presidenta dará una conferencia en el Ritz de Madrid con el Alcalde de Sevilla para contraatacar la fuerza que Málaga estaba adquiriendo en esto de las Smart Cities (donde hay mucho humo pero muchas ayudas y subvenciones para amiguetes), precisamente repitiendo una conferencia que ya se hizo con la intervención de un alto cargo del Ministerio de Industria y Paco de la Torre. Otro dato, es el desembarco en la Consejería de Innovación y Universidades de una manada de directivos de la Universidad de Sevilla con su ex rector al frente. No es cuestión de crear polémicas Sevilla-Málaga pero esto es como el problema catalán, Sevilla aporta menos económicamente y recibe y pone en la gran empresa pública a sus dirigentes. No dejaré de lado a mis amigos de Almería y a su agricultura que es el modelo que en la fertil Andalucía occidental tendrían que copiar, en vez de gastarse las subvenciones europeas en comprarse un apartamento en la playa.




Puede que mi mensaje sea políticamente incorrecto e inoportuno cuando todavía queda Cava por limpiar en las sedes de Ciudadanos, pero no podemos olvidar la realidad, que los andaluces somos millones de votantes y del centro izquierda andaluz del pueblo puede que pocos votos conseguiremos. Por tanto, creo que hay que ser cautos con las sonrisas, palmaditas y buen rollito con Susanita y se ha de dar paso a una serie de exigencias inmediatas y no a intenciones de futuro. Ciudadanos está llamado a desmantelar el clientelismo de una vez, para que en esta Comunidad dentro de poco, pueda entrar un partido nuevo y limpie las instituciones tras 40 años del mismo signo político.

No valen los complejos, ni asustarnos por ser marca blanca de nadie. Tendremos siempre el sanbenito colgado de fachas por defender la unidad de España, pero no creo que sea precisamente Albert Rivera alguien que se sienta ofendido por ello, porque no olvidemos que defender eso en Cataluña durante estos años ha sido una heroicidad, por lo que entiendo que merecemos tener un presidente de Gobierno valiente y comprometido para un cambio de país y afrontar de una vez el problema del cafe para todos.




Solo me queda dar la enhorabuena a Inés Arrimada, quien a lo mejor por haber nacido en Jerez de la Frontera sepa por experiencia del sufrimiento de los andaluces que vivimos cansados del inmovilismo (que tiene poca solución como ya nos explicó Ortega y Gasset en la teoría de Andalucía), la tolerancia del votante andaluz y el engaño del PER, cuando es precisamente necesario crear puestos de trabajo en una agricultura moderna e industrializada, de calidad y ecológica lista para la exportación.


No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com