Oráculo Manual y arte de la prudencia de Baltasar Gracián sobre los sentimientos


Baltasar Gracián fue nuestro Maquiavelo particular. Un jesuita aragonés nacido en 1601 cuyos libros son bestsellers de liderazgo en nuestro siglo en EEUU.


"Christopher Maurer's translation of this book remained 18 weeks (2 weeks in first place) in theWashington Post's list of Nonfiction General Best Sellers."




Hoy y siempre dentro del autoanálisis que me gusta hacerme en el blog y que contra todo sentido común es público leo lo siguiente:


43 Sentir con los menos y hablar con los más. 

Querer ir contra el corriente es tan impossible al desengaño quanto fácil al peligro. Sólo un Sócrates podría emprenderlo. 

Tiénese por agravio el disentir, porque es condenar el juizio ageno. Multiplícanse los disgustados, por el sugeto censurado, ya del que lo aplaudía. 

La verdad es de pocos, el engaño es tan común como vulgar. 

Ni por el hablar en la plaza se ha de sacar el sabio, pues no habla allí con su voz, sino con la de la necedad común, por más que la esté desmintiendo su interior. 

Tanto huye de ser contradicho el cuerdo como de contradezir: lo que es pronto a la censura es detenido a la publicidad della. 

El sentir es libre, no se puede ni debe violentar; retírase al sagrado de su silencio; y si tal vez se permite, es a sombra de pocos y cuerdos.


Entiendo que en la vieja política y en el mundo de la empresa más competitiva y especulativa, esto tenga sentido para los líderes, pero yo creo en una sociedad nueva, la del siglo XXI en una economía globalizada y multipolar donde la Economía colaborativa, el compartir más que adquirir y que lleva a la paradoja de que quien más comparte más recibe es el futuro (ejemplos de empresas colaborativas serían Uber, Bla bla Car, itercambio habitaciones viajeros,...). Por tanto en la sociedad de la información y de las redes, la gente no quiere a sabios, sino que quiere a personas informadas por supuesto pero que sean capaces de opinar valientemente, y a las redes la gente va buscando basicamente sentimientos, porque en el fondo todos somos muy parecidos. Puede que estemos un poco americanizados en ese sentido, pero en fin es lo que está pasando.





La prudencia sin duda puede que sea la mejor arma en política, sobre todo para permanecer en un sillón mucho tiempo, que es el objetivo de cualquier político una vez que ha gozado de su primer sueldo público y de la vanidad del poder, pero esto es la vieja política. Estamos formados, tenemos instrumentos para ser leídos y conocidos, y no es cuestión de quemarse pero sinceramente anoche me quedé muy bien conmigo mismo, tras expresar en este blog algo que tenía callado desde hace dos meses, y ver en la estadística del blog que igual te ha leído demasiada gente.

Por tanto, entiendo que hoy en día siempre que la intención no sea crear conflictos por crearlos, sino de alertar ante hechos que no se le dan importancia pero que el ciudadano de la calle percibe, el valor de expresar lo que uno piensa y escucha, no es imprudencia ni debe ser castigado, y menos cuando viene de afiliados sin puestos orgánicos ni institucionales.




¿Hay demasiado miedo infundado en futuras represalias o hay demasiadas expectativas en vivir de la política? Puede que ambas, pero no podemos olvidar lo que pasa en los pequeños partidos democráticos cuando se quiere controlar a sus afiliados con mano dura. UPyD ha sido el ejemplo. El reto es que las estructuras de los partidos sean verdaderamente democráticas, y que desde arriba no se trate de apoyar o castigar a unos u otros sino de unir y dar valor a las opiniones e ideas, de manera que terminadas unas Primarias, no sigan las mismas en el tiempo, con odios viscerales entre las partes. Si no somos capaces de superar los grupitos y los odios postprimarias, será mejor evitarlas.

Y luego viene la excelencia. Seamos honestos y pongamos a los mejores en los sitios de responsabilidad. Todavía no entiendo ni voy a entender, como un valor humano y profesional como Luis Portero de la Torre, no está en primera línea en Ciudadanos Málaga.


No hay comentarios:

Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com