Cuando un amigo se va...Juan Rubio




Ayer mandaba un mensaje al grupo de fundadores CEX hoy llamado corriente de UPyD La Ciudadanía Primero que necesitaba aire que estaba ante un pequeño muro maratoniano y que me quería quedar un poco en el pelotón descansando. La noche anterior ponía un post en Facebook que por motivos laborales iba a estar unos días desconectado.




Sin embargo todo cambió en un rato ya que ayer mi buen amigo Juan Rubio, nos comunicó que dejaba el partido.



Un verdadero amigo, que cuando me presenté a Primarias contra Rosa Diez y fui a Madrid vino a verme al Hotel donde me hospedaba a conocerme y a darme su apoyo moral, que no su voto porque ya era concejal y se temía que con el voto electrónico impuesto, probablemente estábamos vendidos, y que no se atrevía a votarme para que no le hicieran la vida imposible desde el Consejo de Dirección en su trabajo en el Ayuntamiento.

Así fue, luego esa misma tarde, me compré una chaqueta nueva y me fui a la sede de UPyD Madrid, con toda la ilusión del mundo. Tenía un discurso de 40 minutos que había preparado a conciencia esa mañana en el AVE con un experto en coaching para abogados, Julio García de Madrid. Me encontré en la sede un gran amigo mío de Madrid (de los cerebros privilegiados que formaron parte de un grupo de elite de Derecho en la Autónoma para que se integrara nuestro actual Rey) votante de UPyD y un joven que venía con la expectativa pensando como yo que en este partido había al menos como plurales que escuchar.

Pude salir reforzado, ya que daba la casualidad que ese día y a esa hora, se reunían los grupos de Distrito de UPyD Madrid, y les pedí casi por favor, que me dedicaran solo 5 minutos que venía de Málaga, y gracias a nuestro Luis Baeza, los metí en mi speech que recorté como pude y donde expresé sin pudor el ninguneo de Rosa, CMG y CIA que todos aquellos que piensen algo distinto son tratados como si de terroristas nos tratásemos. Allí conocí a Aurora Sotos y otros compañeros de Madrid a los que he visto últimamente, y me imagino que alguno más que ya ha abandonado el barco, perdón la piragua.

Se nos ha ido Juan, cansado y desilusionado. Y no se lo voy a reprochar, porque yo he pensado algunos días (sobre todo desde que se fue Sosa) en tirar la toalla como me pide mi familia casi desde el principio. No es fácil ser un profesional liberal en política, al menos como yo entiendo mi profesión de abogado, dentro de la ética, la independencia y mi forma de trabajar. Por mucho poder que haya tenido en frente (jueces, grandes despachos de abogados, fiscales, policía y otros operadores jurídicos...) siempre he sido fiel a mis principios y si alguno vez he errado, lo que en 18 años que cumplo de abogacía también ha pasado, he respondido ante mi cliente como aprendí de mi padre, asesor fiscal.  

Juan es hombre de bien y un buen amigo, y respeto su decisión aunque no es la mía. Sólo que hoy hemos dado un paso atrás en el nuevo proyecto, pero que no se crean en el CD que esto nos va a desmoralizar. Aquí nos venimos arriba en 10 minutos y tenemos unos fenómenos del sufrimiento. Cada día menos tibios y dispersos, con menos monaguillos y más radicales, porque el mensaje de UPyD cuando nació era el de transformar España, una fuerza política temporal con muy pocos principios fundacionales y con la intención de defenderlos con eso, con radicalidad, para una vez conseguido los propósitos desaparecer como partido, y con la idea que tanto hemos repetido que no se debe estar en política más de 8 años, hasta que llegó Rosa y se inventó en un Congreso que ella como es de Bilbao iba a estar 12. Y sus amiguetes también, cambiando de puestos y responsabilidades, los futuros Ministros de España, muchos de ellos buenísmas personas pero ciegos de poder y manipulados por nuestro "ideólogo" Carlos Martínez Gorriarán que se permitió calumniar en las redes como corrupto al profesor Sosa y al que ni se le puso la más mínima sanción desde la Oficina de Control de Buenas Prácticas del partido, pese a que se jactaba de tener pruebas de corrupción de su superior en el Parlamento Europeo:











Te vamos a echar de menos Juan, pero aquí estaremos.. ha sido un manotazo duro, un golpe helado un hachazo invisible...pero también se que volverás al arrullo de las rejas de los enamorados labradores, que como Quijotes vamos a refundar UPyD en esta Maratón que ya va acercándose a esas distancias donde el muro aparece y uno necesita de esa moral del sufrimiento, de aguantar el dolor, no pensar y seguir trotando sin prisas porque la meta llegará.





To Kill a Mockingbird/ Matar a un ruiseñor y la injusticia


¿Es suficiente para un abogado el respeto de tu hija?

¿Merece la pena trabajar por la Justicia?

¿De verdad que piensan que PODEMOS cambiar España con gente como el coleta o con la clase política que se sienta en un sillón y permanece 40 años?

Hoy Domingo no tengo tiempo de desarrollar todo esto (Laborare est Orare que decían los Benedictinos entre Riojas y Ribera del Duero) y en cuanto a la Primera de las preguntas, creo que no son ni este blog ni las redes sociales el lugar adecuado. Las cosas privadas y personales a un Diario, o cuaderno de colorines y allí te despachas a gusto.








Socialización política


Un viejo actor de la transición que tuvo mando en plaza en UCD, me dejó hace unos años un Cuaderno de trabajo sobre la Organización y Consolidación de un partido político en España escrito por Rafael López Pintor, y me ha llamado la atención haciendo hoy un repaso el concepto de socialización política.

Socialización política es el proceso por el que al individuo se le convierte en socio del sistema político, en ciudadano formado, activo y responsable.

Posteriormente comenta que en esa coyuntura de transición de una dictadura a una democracia es necesario un serio esfuerzo de difusión de los valores democráticos entre la población hasta el punto que el ciudadano medio se identifique con el sistema.

Entiendo que estamos ante un país donde la corrupción es sistémica y fue UPyD el que lanzó esta idea de Regeneración Democrática, pero hoy en día este ya no puede ser nuestro discurso, porque para antisistema ya está Podemos.


Por tanto, es imprescindible que en mi partido se empiece a cambiar el discurso de los maniquíes y el desenchufe del corrupto y se den ideas. Parecemos a veces un despacho de abogados más que un partido. Es imprescindible que se genere ilusión al ciudadano medio, hacerle entender que se puede hacer un país de ciudadanos libres e iguales, y hacerlo socio de un sistema que sólo es mejorable en la medida que él se implique, y que por supuesto está muy lejos de los sistemas bolivarianos que han financiado a Pablo Iglesias y compañía.



Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com